Unas 700 personas con enfermedad mental se han beneficiado de actividades de ocio y convivencia

Con esta actividad, que este año se está desarrollando en dos turnos entre el 16 y el 20 y del 23 al 27 de agosto, se favorece la rehabilitación social “plena” de estas personas y el establecimiento de nuevas relaciones personales en un entorno lo más normalizado posible.

La Comarca

24/08/2010

(Última actualización: 24/08/2010 12:00)

Imprimir

El Gobierno de Castilla-La Mancha, a través de la Fundación Fislem y en colaboración con la Federación de Asociaciones de Familiares de Personas con Enfermedad Mental, Feafes-Castilla-La Mancha, ha favorecido que más de 700 personas de diferentes recursos y dispositivos de la red de salud mental hayan participado en unas vacaciones de verano, cuyo objetivo prioritario es desarrollar y promover actividades de ocio en un entorno los más normalizado posible, que favorece su autonomía personal y su rehabilitación social.

Así, este año un total de 105 usuarios acompañados de 19 monitores habrán disfrutado de unas vacaciones de cinco días de duración en las Lagunas de Ruidera (Ciudad Real) distribuidos en dos turnos, el primero de ellos entre los días 16 y 20 de agosto, en el que han participado 55 personas con enfermedad mental y 10 monitores, y el segundo, que se inició ayer y concluirá el viernes 27, al que asisten 50 usuarios y 9 monitores.

El campamento de verano, que durante once años se ha celebrado en diferentes parajes naturales de la Comunidad Autónoma, ha conseguido crear nuevos ámbitos de convivencia que contribuyen a la prevención del estigma social que sufren estos enfermos, y favorecen las relaciones sociales y el uso adecuado del tiempo libre entre todos los participantes.

Además, estas vacaciones de verano posibilitan que todas aquellas personas con necesidades específicas y que requieren romper con su rutina cotidiana disfruten de diversas actividades que suponen un reto de superación personal. Igualmente, estas actividades ayudan a crear un espacio de encuentro y de intercambio de experiencias entre todos los participantes que asisten a diferentes actividades deportivas al aire libre, lo que les ayuda también a adquirir estilos de vida saludables.

El desarrollo de las vacaciones de verano están contempladas dentro del programa de Prevención, Participación, Ocio y Tiempo Libre que organiza también la participación de este colectivo en salidas de un día y en las actividades que promueven las escuelas deportivas.

Prioridad del Gobierno regional

Para el Gobierno de José María Barreda, la atención a los colectivos más vulnerables y necesitados de ayuda, basada en un trato digno y una planificación coordinada, es una prioridad absoluta, al igual que consolidar una red asistencial adecuada a sus necesidades, que mejoren su calidad de vida y la percepción social de esta enfermedad que el año pasado llevó a las consultas a más de 30.000 personas, en tanto que más de 2.000 son atendidas a diario por los distintos servicios y recursos de salud mental de la región.

Castilla-La Mancha ha avanzado mucho en esta materia en los últimos 20 años con la creación y puesta en marcha de una de las redes asistenciales y recursos para la integración social y laboral más completa de España, gracias al apoyo de asociaciones de familiares y de los profesionales de los servicios sanitarios y sociales y, sobre todo, por el compromiso del Ejecutivo castellano-manchego que ha dotado de recursos presupuestarios y desarrollado herramientas de planificación y de acción como el Plan de Salud Mental que concluye este mismo año.

Ahora se trabaja ya en un documento nuevo que profundizará y promoverá la sensibilización social y la normalización de este colectivo, potenciará la investigación científica para mejorar el diagnóstico, tratamiento y rehabilitación y reforzará el abordaje integral de la atención a personas con esta patología. Este nuevo Plan estará entroncado con los principales ejes del Plan de Salud y Bienestar Social, horizonte 2011-2020 cuya principal línea de actuación promoverá la excelencia en la atención social y sanitaria.

Actividades en el campamento

En el campamento de verano participan, distribuidos en dos turnos, alrededor de 105 personas con enfermedad mental, más 19 monitores de los diferentes recursos de salud mental, gestionados por las Asociaciones de Familiares y por la Fundación FISLEM quienes pueden disfrutar de las diferentes posibilidades que ofrece el paraje natural ciudadrealeño de las Lagunas de Ruidera.

Así, entre las actividades que se desarrollan durante los días de campamento destacan el piragüismo, windsurf, tiro con arco, bicicletas de montaña y actividades de orientación por la zona, así como excursiones para conocer otros lugares de interés de este impresionante entorno natural.