Región

A través de cursos de 18 horas de duración que incluyen entrenamiento y seguimiento posterior

El Gobierno regional prepara a los mayores para su adaptación positiva a la etapa del envejecimiento

Un total de 694 castellano-manchegos con más de 60 años han participado en lo que va de año en este programa que ayuda a afrontar con éxito la nueva situación como jubilados y a disfrutar de un estilo de vida saludable y gratificante.

La Comarca

12/08/2010

(Última actualización: 12/08/2010 12:00)

Imprimir

El Gobierno de Castilla-La Mancha mantiene su compromiso de atención integral a las personas mayores y apuesta por los programas de envejecimiento activo que fomentan el potencial físico, social e intelectual de las personas mayores, ayudan a prevenir la dependencia y contribuyen a retrasar la aparición de algunas discapacidades relacionadas con la edad.

Así a través de la Consejería de Salud y Bienestar Social se ha puesto en marcha un programa de adaptación positiva al envejecimiento, dirigido a personas de más de 60 años, cuyo objetivo es entrenarles para afrontar la nueva situación de jubilados y a lograr un estilo de vida gratificante y saludable. La inversión global prevista para 2010 por este concepto supera los 193.000 euros.

Esta iniciativa se desarrolla a través de cursos que constan de 18 horas de duración distribuidas en 6 sesiones cinco de las cuales son de entrenamiento y una de seguimiento. En lo que va de año los cursos se han impartido 42 talleres realizados en las cinco provincias en los que han participado ya un total de 694 castellano-manchegos.

El Programa de Adaptación al Envejecimiento se estructura en cinco grandes ejes que abordan los cambios personales que supone esta nueva etapa en los planos físico, cognitivo, de actividad y también en los de índole familiar o social.

Además, se entrena a los mayores para aprender a potenciar sus puntos fuertes, a planificar el tiempo y sacarle partido y a disfrutar de las aficiones y se les orienta en hábitos de vida saludables relacionados con la alimentación, la higiene, el ejercicio físico y el sueño así como a controlar las emociones a favorecer las relaciones personales y afectivas y la comunicación con los demás y a mantener en forma las funciones cognitivas y en especial las relacionadas con el aprendizaje y la memoria.

Los cursos se desarrollan en los Centros de mayores, Servicios Sociales de Base y Asociaciones de Mayores que lo solicitan y dónde los grupos de usuarios por taller no pueden superar las 20 personas como máximo.

El Programa de Adaptación al Envejecimiento se enmarca en la política del Gobierno de José María Barreda de fomentar la autonomía personal y social de nuestros mayores con propuestas que contribuyen a retrasar lo más posible los signos de dependencia y el agravamiento de enfermedades o discapacidades y de sus secuelas, además de fomentar el potencial físico, social e intelectual de las personas mayores.

En ese sentido, Castilla-La Mancha es una referencia nacional en la atención integral a las personas mayores, ya que es la comunidad autónoma que dedica más a este fin en relación a su riqueza y está preparada para asumir los nuevos retos asistenciales que requerirán los cambios sociodemográficos y el mayor envejecimiento de la población con un nuevo modelo de atención sociosanitaria que quedará definido en el Plan de Salud y Bienestar Social 2011-2020 que está elaborando la Consejería de Salud y Bienestar Social.