Región

El Instituto de Consumo ofrece consejos para utilizar la energía de manera más eficiente y responsable

El Gobierno regional promueve acciones para extender la eficiencia y el ahorro energético en los diferentes sectores de la sociedad

La Comarca

09/08/2010

(Última actualización: 09/08/2010 12:00)

Imprimir

El Instituto de Consumo de Castilla-La Mancha, dependiente del Gobierno regional, ofrece una serie de consejos para utilizar la energía de manera más eficiente y responsable a fin de concienciar a los ciudadanos acerca de su consumo durante la época estival.

Este organismo autónomo trabaja en la promoción e impulso de una cultura de ahorro de energía en todos los ámbitos de la sociedad, para que los ciudadanos de la región lleven a cabo un consumo energético responsable y respetuoso con la tierra que genera energía y riqueza. Por ello, se desarrollan a lo largo del año cursos de formación e información sobre el consumo responsable de energía principalmente entre los escolares de Castilla-La Mancha.

Según el director del Instituto de Consumo, Jesús Montalvo, “las familias castellano-manchegas, con sus pautas de comportamiento, son decisivas para conseguir que los recursos energéticos se utilicen eficientemente”. Además, ha subrayado que Castilla-La Mancha está a la cabeza en la producción de energías renovables.

Refrigeración, agua y vehículos

En cuanto al uso de aparatos de refrigeración, que incide directamente en el consumo de energía, desde el Instituto de Consumo se recomienda la adquisición de sistemas de aire acondicionado que utilicen la energía de forma eficiente, para ello se debe revisar el etiquetado de estos productos en los que se ofrece información sobre el consumo energético.

Además, una vez instalados, es recomendable mantener la temperatura en torno a los 24 grados centígrados que no sólo es beneficiosa para la salud sino que contribuye a ahorrar energía.

El agua es un recurso escaso que se debe consumir con responsabilidad, por ello desde el Instituto de Consumo se recuerda a los ciudadanos que tomar una ducha en lugar de un baño supone un ahorro de hasta 30.000 litros al año. También es posible adaptar los grifos con sistemas de retención de agua para reducir la cantidad de agua utilizada.

Es aconsejable, por otro lado, instalar una cisterna con sistemas de doble descarga y de interrupción de descarga, lo que permitiría ahorrar más de 6 litros en cada uso y en ningún caso se debe utilizar el inodoro como papelera ni cenicero.

En los desplazamientos en coche se puede optimizar el consumo y aumentar la seguridad, con una buena conducción y un cuidado adecuado del vehículo. Por ello se recomienda vigilar el buen estado del motor, el control de niveles y filtros y, sobre todo, la presión de los neumáticos.

Por último, es conveniente recordar que los accesorios exteriores aumentan la resistencia del vehículo y, por consiguiente, incrementan el consumo de carburante. No es recomendable tampoco transportar objetos en el exterior del vehículo, si no es estrictamente necesario.