Región

El aumento de bañistas en las instalaciones hace necesario seguir ciertos controles para evitar riesgos.

La Unión de Consumidores de Castilla-La Mancha ofrece consejos sobre seguridad en piscinas y parques acuáticos

La Comarca

13/07/2010

(Última actualización: 13/07/2010 14:00)

Imprimir

La Unión de Consumidores de Castilla-La Mancha-UCE exige a las autoridades municipales un mayor control en la seguridad de piscinas y parques acuáticos, ante el gran número de personas que se dan cita en estas instalaciones. No obstante, con objeto de evitar accidentes, es necesario que los usuarios tengan un cuenta una serie de recomendaciones para poder disfrutar plenamente de estos servicios:

1.Se establece la obligatoriedad de que los trampolines y plataformas sean de material inoxidable, antideslizante, no astillable y con accesos provistos de barandillas de seguridad y peldaños de superficie plana y lisa. También cada piscina o parque acuático deberá disponer de un área de control y recepción, además de unas adecuadas instalaciones sanitarias.

2.Para evitar el contagio de hongos hay que tomar ciertas medidas higiénico-sanitarias como quitar las zapatillas solamente para bañarnos. Se aconseja ducharse antes y después de bañarse en la piscina.

3.Es importante señalar que es bueno esperar tres horas para bañarnos, después de haber comido, pues se evitarán cortes de digestión. Además, se recomienda estar bien hidratados, beber bastante agua, sobre todo si estamos durante mucho tiempo expuestos al sol.

4.La utilización de cremas y bronceadores, cuando la persona se expone al sol, evitará quemaduras. Las cremas solares deben ser de alta protección si es la primera vez que nos exponemos al sol o si se trata de niños. Igualmente se aconseja utilizar gorros que nos protejan.

5.Hay que tener cuidado con las zambullidas. Debemos de asegurarnos de la profundidad del lugar en relación a la estatura del bañista y ser especialmente precavidos con la altura desde que uno se lanza (a mayor altura es necesario mayor profundidad).

6.El vacío legal respecto a la definición de socorrista, la acreditación que debe poseer o cual es su función, deriva en la contratación de personal poco cualificado. Por ello, UCE señala que es necesario la presencia en las instalaciones de socorristas formados que tengan amplia experiencia. Lo normal es contar con diferentes socorristas en función de la superficie de la piscina. Así se establece uno para las superficies de 500 m2, dos para aquellas de hasta 1000 m2 y se ira añadiendo otro más por cada fracción de 5000 m2. También se incluirá en la piscina un cartel anunciador del aforo máximo de la piscina.

7.Hay que tener especial cuidado con los niños. Las piscinas destinadas a menores de 6 años suelen tener una profundidad máxima de 60 centímetros y, en ningún caso, es inferior a los 30. Basta que la piscina tenga una profundidad de 10 centímetros para que el niño pueda ahogarse, por ello deben estar siempre acompañados, especialmente si no saben nadar. Además, en los parques acuáticos se deben respetar las instrucciones de los monitores pues ellos son los que mejor conocen las instalaciones y pueden aconsejar sobre la atracción más adecuada para cada edad.

8.Exija el ticket correspondiente a la entrada de una piscina o parque acuático y consérvelo puesto que es un justificante que le capacita para hacer una reclamación por alguna irregularidad o accidente. Las piscinas y parques acuáticos deben contar con hojas de reclamaciones puestas a disposición del público.