Éxito de la jornada de convivencia entre los discapacitados de Fuente Agria y los niños de la ludoteca de Argamasilla de Calatrava

La Comarca

13/07/2010

(Última actualización: 13/07/2010 14:00)

Imprimir

A lo largo de esta mañana se ha llevado a cabo en Argamasilla de Calatrava una jornada en la que los 140 niños y niñas que cada mañana durante los meses estivales asisten a la ludoteca rabanera han convivido con 20 chicos y chicas de la Asociación Fuente Agria de Puertollano, integrada por personas con discapacidades físicas y psíquicas.

Tal y como ha dicho el alcalde de la localidad ciudadrealeña, Fernando Calso, “más que una jornada de convivencia se trata de una jornada de integración, donde se pretende que los niños y niñas sepan desde pequeños que hay personas diferentes a ellos pero de los que tienen mucho que aprender”.

En este sentido, los chicos y chicas de Fuente Agria han pasado la mañana enseñando a los pequeños rabaneros cómo hacer un portarretrato, una actividad muy instructiva que ha dado un buen resultado, pues como ha declarado Calso “los niños son como una esponja y lo absorben todo”.

Con esta actividad se ha pretendido que las personas con discapacidad se integren plenamente en la sociedad, empezando por los escalones más bajos de ésta, que son los niños. Se trata de que los menores rabaneros generen actitudes de igualdad ante este colectivo de personas, y eliminen cualquier tipo de discriminación.

“Son pocas horas pero con mucho valor”, ha dicho el alcalde de Argamasilla de Calatrava, quien no ha querido perderse acompañarlos a todos en la ludoteca. Los niños y niñas han pasado la mañana aprendiendo cosas nuevas y sobre todo, “conociendo la humanidad que encierran estas personas” procedentes de Fuente Agria.

Una ludoteca muy completa

La ludoteca de Argamasilla de Calatrava demuestra día tras día que es todo un éxito y son muchas las familias que verano tras verano confían en este servicio del Ayuntamiento de Argamasilla de Calatrava. Con 8 monitoras infantiles y un total de 140 niños y niñas repartidos en cinco aulas, este verano los pequeños rabaneros están “aprendiendo a jugar fuera de la disciplina escolar”, ha dicho el alcalde. Asimismo, ha asegurado que “es una oportunidad para los padres, que saben que sus niños están entretenidos y además aprendiendo”.