Región

Gracias a las políticas puestas en marcha por el Gobierno regional

Castilla-La Mancha se sitúa entre las 5 comunidades con más viviendas protegidas iniciadas y finalizadas en el primer trimestre del año

En concreto, en Castilla-La Mancha se han iniciado, en el primer trimestre de este año, 1.067 viviendas protegidas lo que muestra el impulso dado por el Ejecutivo autonómico con la puesta en marcha el V Plan de Rehabilitación y Vivienda 2009-2012.

La Comarca

24/06/2010

(Última actualización: 24/06/2010 14:00)

Imprimir

El Gobierno del presidente Barreda, mediante sus actuaciones en políticas de vivienda, ha situado a Castilla-La Mancha entre las cinco primeras comunidades autónomas que concentran el 56 por ciento de todas las viviendas calificadas como protegidas iniciadas en el primer trimestre de 2010, junto a Andalucía, Aragón, Cataluña y Comunidad Valenciana.

En concreto, en Castilla-La Mancha se han iniciado, en el primer trimestre de este año, 1.067 viviendas protegidas lo que muestra el impulso dado por el Ejecutivo autonómico con la puesta en marcha el V Plan de Rehabilitación y Vivienda 2009-2012.

Teniendo en cuenta la población, Castilla-La Mancha ocupa el tercer puesto en cuanto a número de viviendas protegidas por cada 1.000 habitantes, con un dato de 0,51 viviendas frente a las 0,28 de media de España.

Tercer puesto en viviendas protegidas terminadas

En total, el número de viviendas protegidas terminadas en Castilla-La Mancha ascienden a 1.008. En cuanto a las viviendas protegidas terminadas por cada 1.000 habitantes, la región se posiciona por encima de la media nacional, en un tercer puesto, con un dato de 0,48 viviendas frente a un dato de 0,22 en el conjunto de España.

Además, también en lo que respecta a viviendas protegidas terminadas Castilla-La Mancha, País Vasco, Andalucía, Cataluña y la Comunidad de Madrid, acumulan el 68,5 del total de España.

Las viviendas protegidas terminadas en la región en el primer trimestre de 2010 reflejan un aumento del 73,8 por ciento anual, tras caer un 29 por ciento anual en España.