Región

Las Cortes regionales se manifestaron hoy en contra de esta instalación en Castilla-La Mancha

Barreda hace un llamamiento a la unanimidad y pide a los dirigentes del PP que rechacen el ATC

Mientras el presidente defendió desde la tribuna los intereses de los castellano-manchegos asegurando que le da igual “cuál es la posición del ministro o del Gobierno de España” porque “yo tengo muy clara cuál es la mía”, De Cospedal no intervino, actitud que Barreda lamentó considerando que “hubiera sido mucho más significativo políticamente”.

La Comarca

24/06/2010

(Última actualización: 24/06/2010 12:00)

Imprimir

El presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, hizo hoy un llamamiento a la unanimidad y reclamó de los dirigentes del PP su rechazo a la instalación de un Almacén Temporal Centralizado de residuos nucleares en la Región.

El presidente compareció hoy en las Cortes regionales que volvieron a manifestar su más profundo rechazo hacia esta instalación aprobando la propuesta de los socialistas a este respecto.

“Estamos aún a tiempo de que haya unanimidad”, apuntó Barreda que resaltó la importancia de lograr una postura unánime en este momento del proceso, cuando ya se ha cerrado el plazo de alegaciones y la Comisión interministerial pronto estará en condiciones de decir, según su criterio, cuál es el municipio donde plantea ubicar el Almacén Temporal Centralizado.

En cualquier caso, Barreda quiso despejar toda duda y dejar claro su profundo y contundente rechazo al ATC, insistiendo en que su posición y la del Gobierno regional no es puramente estética u oportunista, sino que, dijo, “es un planteamiento de convicciones éticas profundas, es un convencimiento de estar interpretando a la inmensa mayoría de la población de Castilla-La Mancha que ya se ha manifestado en Guadalajara y en Tarancón, que ha aprobado cientos de resoluciones en los ayuntamientos colindantes, en las mancomunidades, en las diputaciones, y que, en definitiva, ha protagonizado un gran movimiento ciudadano en contra”.

Para el presidente resulta muy conveniente que las Cortes regionales vuelvan a manifestarse “ahora que estamos al final del proceso”, e insistió en que seguirá haciendo, como así ha sido hasta ahora, todo lo posible, desde el máximo respeto a la ley, para evitar que el ATC se instale en la Región.

En su opinión, Castilla-La Mancha ya está haciendo una contribución más que suficiente a la aportación de la energía nuclear en España”, de ahí que considerara un “despropósito y una injusticia” que se piense en esta Comunidad Autónoma para una instalación de esta naturaleza “que claramente es rechazada por la inmensa mayoría de la población”.

“Este es mi planteamiento que expongo desde esta tribuna para que toda Castilla-La Mancha sepa cuál es la posición de su presidente sobre esta cuestión que preocupa a muchos ciudadanos y para que no quede lugar a la duda”, declaró Barreda, que recordó que hay cuestiones que afectan a toda Castilla-La Mancha y en las que sería deseable lograr un apoyo unánime “como sí se consigue en otras latitudes donde no existe esta posición cerril de oponerse a todo”.

El presidente quiso dejar muy claro a los dirigentes del PP que le da igual cuál es la posición del ministro o del Gobierno de España a este respecto “porque yo tengo muy clara cuál es la mía”, y lamentó que De Cospedal no subiera a la tribuna de la sala a posicionarse y defender los intereses de los castellano-manchegos. “Hubiera sido mucho más interesante y significativo políticamente que lo hubiera hecho”, opinó Barreda, que instó a la secretaria general de los populares a asumir su responsabilidad defendiendo el agua de Castilla-La Mancha y oponiéndose claramente a que haya un ATC en la Región.

“Soy el presidente de esta Región y me importan mucho más los ciudadanos de Castilla-La Mancha, estas Cortes y todo lo que afecta a esta tierra que lo que opine o deje de opinar el secretario general del PSOE”, aseveró.