Región

Tras la reunión mantenida con el Gobierno regional

La Confederación del Segura cerrará los pozos de sequía de la provincia de Albacete

En concreto, la Confederación cerrará los 11 pozos de sequía de Hellín, otro en Socovos y uno en Liétor, cuya gestión se había encomendado al Sindicato Central de Regantes del Acueducto Tajo-Segura, tras los informes técnicos obtenidos por dicha Confederación.

La Comarca

24/06/2010

(Última actualización: 24/06/2010 14:00)

Imprimir

El consejero de Ordenación del Territorio y Vivienda, Julián Sánchez Pingarrón, ha mantenido una reunión con la presidenta de la Confederación Hidrográfica del Segura, Rosario Quesada, en la cual han tratado sobre los diferentes temas que en esta cuenca afectan a Castilla-La Mancha.

Durante este encuentro, la presidenta de la Confederación del Segura ha confirmado la suspensión de la explotación de los pozos de sequía de Hellín, Socovos y Liétor, en la provincia de Albacete, cuya gestión se había encomendado al Sindicato Central de Regantes del Trasvase Tajo-Segura mediante convenio de fecha 26 de marzo de 2010.

Según este convenio la encomienda de gestión tenía su fundamento en la necesidad de realizar un apoyo complementario de la actividad agrícola. Los informes técnicos elaborados por la Confederación han concluido que ha cesado tal necesidad de aportar recursos complementarios, por lo que se procede a la suspensión de la explotación de estos pozos de sequía.

Además, en dicha reunión de trabajo se ha puesto de manifiesto la voluntad de ambas administraciones de colaborar y trabajar de modo coordinado y conjunto para la consecución de una racional y eficaz gestión de los recursos hídricos en la cuenca del Segura.

En la misma reunión se ha abordado el tema de la revisión del plan hidrológico de la demarcación del Segura, un proceso de gran importancia para Castilla-La Mancha, puesto que esta Comunidad Autónoma ostenta el 25 por ciento del territorio de esta demarcación.

Para el presidente Barreda, ha subrayado Sánchez Pingarrón, “es prioritario defender el agua en cada río, en cada cuenca y, por tanto, también en la del Segura puesto que son muchas las necesidades de los ciudadanos y nuestra obligación es resolver sus problemas; hay muchos pequeños núcleos con problemas de abastecimiento y hay agricultores que dependen de la seguridad del agua para la viabilidad de sus regadíos”.