Región

El incremento es desproporcionado, supera los índices de inflación y castiga duramente a las economías domésticas

UCE-CLM critica la subida de la luz prevista para julio

La Comarca

16/06/2010

(Última actualización: 16/06/2010 12:00)

Imprimir

La Unión de Consumidores de Castilla-La Mancha-UCE considera desproporcionada la intención de subir la luz planteada por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio. La propuesta de incrementar las tarifas de acceso de las eléctricas para los hogares, pequeños comercios y mediana industria, realizada a la Comisión Nacional de la Energía, es una actitud irresponsable que puede agravar los factores negativos derivados por la crisis económicas. La principal consecuencia de esta actuación es que la Tarifa de Último Recurso al que se acogen 26,8 millones de usuarios y numerosas pymes les va a implicar una subida de un 4%, al que se le deberá añadir el incremento del IVA en dos puntos pasando del 16 al 18%.

Para UCE es inaceptable que, en un momento de dificultad económica, se suban arbitrariamente los precios de servicios básicos como la luz, teniendo en cuenta que la inflación no supera el 1 %. En dos años y medio la luz ha subido un 26%, una situación que ha servido para generar numerosas reclamaciones de usuarios que no están conformes con los incrementos en su facturación. La última subida fue el pasado enero en el que los usuarios tuvieron que afrontar un 2,6%.

UCE mantiene que es necesario que se proponga una mesa de reflexión sobre el mercado eléctrico en el que las compañías eléctricas y consumidores puedan negociar en igualdad de condiciones. Actualmente el mercado está intervenido por el gobierno y los usuarios no tienen capacidad de poder participar en las negociaciones energéticas. Las últimas reformas legislativas han afectado muy negativamente a los usuarios, los departamentos de atención al cliente de las compañías no responden adecuadamente a las reclamaciones planteadas, y se sigue castigando a los usuarios semestralmente con incrementos abusivos.

La liberalización del sector eléctrico sólo ha servido para atender las continuas demandas de las compañías eléctricas, pero no promueven una verdadera competencia real en el mercado. En la actualidad se ha incrementado el número de empresas comercializadoras de la energía, sin embargo no existe una competitividad de precios pues siempre la tarifa de la luz ha ido incrementando sus tarifas. Este tipo de propuestas de elevar los precios, sin tener en cuenta el momento económico en el que se encuentran muchas familias españolas, demuestra el fracaso de la liberalización del sector eléctrico y una falta de sensibilización por parte de la Administración. Esta situación es especialmente gravosa cuando comprobamos que hay usuarios con graves dificultades económicas para hacer frente al pago de la luz, como pensionistas o desempleados, cuyos ingresos apenas sufren variaciones o han tenido una reducción.

UCE señala que es injustificada la subida de la luz, y un castigo para muchas economías domésticas. No se entiende por qué, desde el Ministerio, se sigue beneficiando a un sector empresarial que anualmente obtiene beneficios multimillonarios en perjuicio de los usuarios. Los problemas económicos hacen necesario una contención de precios en los servicios energéticos y un mayor ajuste.