Provincia

La Asociación ha celebrado esta mañana en la capital su Asamblea General Ordinaria

AMFAR apuesta por el autoempleo en las zonas rurales para combatir la crisis

La Comarca

20/05/2010

(Última actualización: 20/05/2010 14:00)

Imprimir

“La capacidad emprendedora que poseen las mujeres y los jóvenes de las zonas rurales es el mejor remedio para combatir la situación de crisis económica que vivimos”. Así lo ha manifestado esta mañana la presidenta provincial de la Asociación de Mujeres y Familias del Ámbito Rural de Ciudad Real (AMFAR), Lola Merino.

La organización ha celebrado esta mañana su Asamblea General Ordinaria para poner sobre la mesa el balance de cuentas de 2009 y los presupuestos del 2010. Merino ha recordado que el ejercicio 2009 se cerró de forma muy positiva, con un incremento de más del 5% en el número de socias, alcanzando las 5.400 afiliadas en la provincia de Ciudad Real.

La jornada de trabajo, en la que se han dado cita las presidentas de las 25 delegaciones locales de AMFAR en la provincia de Ciudad Real, ha servido además para recordar que en 2009 se desarrollaron un total de 222 actividades. Asimismo, en el primer trimestre de 2010 ya han llevado a cabo un total de 80, y de cara al segundo trimestre de este año se ha aprobado otras 40 actuaciones, todas ellas dirigidas a mujeres rurales de la provincia.

Estas actividades, según ha explicado Merino a los medios de comunicación, tienen como objetivo poner en valor los recursos de nuestra zona, así como la capacidad emprendedora que poseen las mujeres rurales de la provincia de Ciudad Real. “Unos recursos que pasan por la agricultura, la ganadería, la gastronomía, la cinegética, la naturaleza y el medio ambiente, el turismo, la cultura o la artesanía”, precisó.

La presidenta de AMFAR ha señalado que desde la organización se facilitarán todas las herramientas que sean necesarias para que esas capacidades emprendedoras se pongan en marcha en nuestras localidades y que el autoempleo se convierta en la mejor medida para salir de la crisis.

Para Merino “sería todo un lujo poder contar con ese ejercicio de las mujeres y los jóvenes, ya que no solamente supondría la creación de empleo, sino también la el mantenimiento de la población en nuestras zonas rurales”, lo que constituye uno de los pilares básicos de AMFAR.