Puertollano

Aún resta climatizarlo e iluminarlo

El Museo Municipal de Puertollano cuenta con 1.000 m2 de espacio expositivo gracias a su ampliación

J. Carlos Sanz/ La Comarca

04/05/2010

(Última actualización: 05/05/2010 14:00)

Imprimir

Un espacio expositivo a la altura de lo que se merece Puertollano. Esa es la conclusión que saca Luis Pizarro, Concejal de Cultura, tras finalizar el proyecto de ampliación y remodelación del museo municipal de la ciudad y que se hizo con cargo al Plan E 2009. Aunque dicho centro cultural aún no estará plenamente operativo pues falta por realizar la fase de climatización e iluminación con cargo al Plan E 2010. A falta de esto último, el remozado museo acoje desde ayer su primera exposición colectiva como son las más de 60 obras seleccionadas en el LXI Salón de Arte "Ciudad de Puertollano".

Lo más jugoso de esta ampliación es que el museo dispone de más de mil metros cuadrados para acoger exposiciones de todo tipo lo que sin duda redundará en mayor caché museográfico y en poder albergar exposiciones itinerantes de gran relevancia. Este incremento de espacio expositivo era la obsesión de la Concejalía de Cultura, el principal objetivo para que el museo ganara enteros en cuanto a su dinamización de propuestas.

El antiguo edificio consistorial se ha integrado en unas nuevas dependencias más amplias que ha supuesto una inversión de 3,5 millones de euros (2.700.000 euros de precio de licitación, más 700.00 euros en mejoras). A ello hay que sumar 188.000 euros para su climatización.

Próximamente, el museo albergará parte de los fondos permanentes del Ayuntamiento y que se han ido adquiriendo a lo largo de 60 años a través del Salón de Arte. Una colección que se podrá exponer con las suficientes garantías a la vez que almacenar en una planta sótano, que también se habilitará como un espacio para la investigación, ya que se pondrán consultar los fondos museísticos, entre los que se encuentran 5.000 planos, principalmente relacionados con la minería.

Poco tiene que ver el antiguo museo municipal con el nuevo, salvo la conservación de la escalera de acceso a la parte superior como testimonio de lo que fue este edificio de 1920. El nuevo edificio cuenta con mejores condiciones de accesibilidad y seguridad, que hasta el momento carecía, y para ello se ha instalado un ascensor que facilita el acceso a cualquiera de las plantas.

En la planta baja, de acceso, se encuentra la primera sala de exposiciones, actualmente ocupada por las obras premiadas en el Salón de Arte, un espacio de almacén y lo que será una gran área administrativa en la que se agruparán los técnicos de cultura, educación y festejos, el despacho del concejal y servicios.

En la primera planta hay otra gran sala expositiva que se comunica con el antiguo edificio, en donde se encontraba el primitivo salón de plenos, del que ha desaparecido el anterior techo de escayola y se ha creado espacio diáfano que se utilizará para diversos actos municipales y la celebración de bodas civiles.

El edificio está coronado por una última planta que también se utilizará con fines museísticos y expositivos.

Luis Pizarro indicó que se combinarán las exposiciones de gran formato con las de otras características o más asequibles. En todo caso se estará a la espera del ofrecimiento que hagan desde las distintas instituciones y organismos para traer a Puertollano muestras de gran envergadura, que con anterioridad no se pudieron materializar ante la carencia de un recinto de óptimas condiciones.

En todo caso adelantó que se está valorando la posibilidad de recuperar la exposición del Quijote, que se expuso en el Auditorio Municipal de Puertollano con motivo del IV centenario de la conocida novela, aunque reconoció que hay que determinar lo que quedó de aquella muestra, dado que algunos elementos o piezas eran cesiones temporales que ya se devolvieron.

Ultima fase de climatización

La última fase del proyecto conllevará la climatización del nuevo edificio, mediante sistema partido aire-aire empotrado en falso techo, cubriendo las necesidades de las salas de exposición, sala de conferencias, despachos y aseos. Dicha instalación se adaptará a las necesidades específicas del Museo cumpliendo los parámetros exigibles en cuanto ahorro y eficiencia energética. Para su realización se generarán 21 puestos de trabajo.