Deportes

Con Julio 10º; José Carlos, el 27; y Pepe “diesel” el 309

Tranquilidad en la jaima 55 después de la buena actuación del equipo Puertollano 2011 en la primera etapa del Maratón Des Sables

Hoy lunes tendrá lugar la segunda etapa con 35,5 kilómetros de recorrido

Juan Manuel Nuñez

05/04/2010

(Última actualización: 05/04/2010 14:00)

Imprimir

Bandera a cuadros para el equipo Puertollano 2011 en la jornada del domingo. Muy buen debut de los nuestros, Julio ha terminado 10º en la etapa, se ha codeado con los favoritos y ha dejado su carta de presentación. Su tiempo total ha sido de 2:28:41. El debutante en el desierto, José Carlos, ha realizado una sensacional etapa y ha llegado en el puesto 27º parando el reloj en 2:50:53, seguro que se ha despojado de nervios y tensiones de los días previos porque ha comenzado de manera fantástica. Pepe ha concluido la jornada con un tiempo de 4:23:05 , en el puesto 309º, nuestro motor diesel particular suele ir de menos a mas y sus "cuartos traseros" son fundamentales para el equipo. Fabulosa jornada de debut y lo más importante sirve para entrar en faena e ir aclimatando al cuerpo para lo que le espera.

La etapa del domingo

Los debutantes estaban emocionados ante el inicio de su gran hazaña, mientras los veteranos buscaban volver a sentir sensaciones que en otros años experimentarón. En la salida los corredores se iban agolpando, muchos de ellos solo querían hacerse fotos al lado de la élite.

El grupo de cabeza se escapa rápidamente, formado por los favoritos, Ahansal, Al-Salameh, Alswaiti, Jorge Aubeso, nuestro Julio Gómez, Cracknell, Wardian, Trincheri, sin olvidar a los siempre peligrosos El Akad y Mustapha Ait Amar. Con paso firme se adentran en las dificultades de la etapa pero sabiendo que es el primer día, deben guardar fuerzas para el resto de las jornadas. Atraviesan zonas rocosas, pequeñas dunas y pequeños valles. A falta de 7 km Ahansal toma ventaja y se hace con la primera etapa. Los corredores señalaron al finalizar la prueba que el calor no fue muy axfisiante y que la etapa no era muy exigente en cuanto a dificultad técnica y distancia. De llegada a las Jaimas, cada uno se afana por explicar con mejor detalle que su compañero los paisajes y vistas que han presenciado en el desierto marroquí. Otros discuten sus estrategias de carrera y comienzan a planificar a que rivales hay que vigilar. A estas horas en la Jaima 55 reina la tranquilidad, aunque saben que esto no ha hecho mas que empezar.