El equipo arqueológico de Jamila continúa avanzando en el conocimiento del yacimiento infanteño

La Comarca

18/03/2010

(Última actualización: 18/03/2010 12:00)

Imprimir

El Proyecto Arqueológico ‘Entorno Jamila’ celebró el pasado fin de semana una sesión de trabajo con los materiales arqueológicos extraídos durante las IV Jornadas de Arqueología de Villanueva de los Infantes, que se desarrollaron en agosto de 2009 en el edificio columnado de Jamila.

La Concejala de Cultura, Ana Serrano, se reunía con gran parte del equipo de jóvenes arqueólogos que intervino en la última campaña se excavación, asistiendo a las tareas de catalogación, análisis y preparación de dichos materiales de cara a su posterior depósito en el Museo Provincial de Ciudad Real.

Los restos extraídos más destacados pertenecen al área de la columnata del edificio de Jamila, entre los que abundan los fragmentos de cerámica, los elementos arquitectónicos ornamentales y otro tipo de piezas de menor entidad, como estucos, clavos, huesos de animales, etc.

Próxima campaña de excavación 2010

La última sesión de trabajo ha servido como encuentro preparatorio de la próxima campaña de excavación, que el director del Proyecto Arqueológico, Pedro R. Moya, espera desarrollar el próximo verano.

El Proyecto Arqueológico ‘Entorno Jamila’ nació en los años 80 a instancias del arqueólogo Juan José Espadas Pavón, quien inició las excavaciones del yacimiento de El Castillón con la finalidad de investigar y poner en valor el patrimonio histórico de la vega del río Jabalón a su paso por Villanueva de los Infantes. Entre 1997 y 1999 se intervino en Jamila, cuyo edificio columnado volvió a ver la luz y dio nombre al Proyecto Arqueológico por tratarse de una estructura singular.

En los últimos años se han desarrollado dos grandes campañas de excavaciones en el puente de Triviño (2000 y 2001) y cinco campos de trabajo (2005-2009), ya bajo la dirección de Pedro R. Moya, contribuyendo a su integración en el rico patrimonio monumental de Villanueva de los Infantes.

La finalidad de los trabajos en Jamila en 2010, es completar la excavación de la columnata para tener conocimiento de la etapa más monumental de este edificio, así como su consolidación y puesta en valor. En este sentido, el principal objetivo es reafirmar el colapso de la construcción como consecuencia de un incendio que acabó por derrumbar, cuanto menos, el pórtico que sostenían las columnas. Esta hipótesis, aún en fase de redacción en la correspondiente memoria de excavación, deriva de la intervención del año pasado, así como de las realizadas entre 1997 y 1999 por Juan José Espadas.

Las riadas resucitan el antiguo cauce del puente de Triviño

Por otro lado, el temporal de lluvias sufrido en la zona ha llevado de nuevo al puente de Triviño, otra de las estructuras estudiadas y excavadas en el marco del Proyecto Arqueológico ‘Entorno Jamila’, las aguas del río Jabalón.

Gracias a este acontecimiento inesperado se ha podido constatar la razón de ser de este viaducto, de orígenes romanos, enclavado en una vía de comunicación histórica entre la Meseta y la Alta Andalucía. El cambio de las rutas de comunicación norte-sur en el siglo XVIII propició su abandono hasta la primera excavación, en 2000, así como la desaparición de su antiguo cauce.

Tras sucesivas intervenciones entre 2005 y 2008, el puente se encontraba inmerso en un proceso de consolidación y puesta en valor que se ha visto afectado por las últimas lluvias. De este modo, se hace necesario reemprender las actuaciones de adecuación del yacimiento y llevar a cabo la reparación de los daños ocasionados por la avenida, con el fin de asegurar la pervivencia de una estructura clave para la comprensión de la comarca del Campo de Montiel como nudo de comunicaciones tradicional.