Región

En el décimo aniversario de la transferencia de las competencias educativas

Barreda: Tras una década fructífera en educación Castilla-La Mancha seguirá trabajando para estar entre los mejores

Los próximos retos: sacar adelante la ley de Educación de Castilla-La Mancha y conseguir un pacto educativo que siga modernizando el sistema educativo regional.

La Comarca

07/01/2010

(Última actualización: 08/01/2010 13:00)

Imprimir

El presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, se mostró hoy muy satisfecho ante los resultados obtenidos en estos diez años desde que la región asumiera las competencias en materia educativa, y aseguró que, aunque ha sido una década fructífera, el Gobierno autonómico trabajará para seguir mejorando y modernizando su sistema de enseñanza.

Para Barreda, hay que sembrar pensando a largo plazo, ya que invertir en educación “es el mejor legado que la sociedad actual puede ceder a la de mañana”, al tiempo que insistió en que merece la pena dedicar esfuerzos a lograr una sociedad de hombres y mujeres cultos, bien preparados y educados”.

El presidente realizó estas declaraciones en el acto conmemorativo del traspaso de competencias en materia de educación a Castilla-La Macha que se celebró bajo el lema ’10 años creando escuela’ y que reunió en Toledo a padres, madres, alumnos, directores, representantes sindicales y otros miembros de la comunidad educativa que celebraron el décimo aniversario del sistema educativo regional, haciendo una valoración positiva de este periodo que, debido a la cercanía, el consenso y la participación, ha alcanzado importantes mejoras en todos los sectores de la enseñanza.

Durante su intervención, Barreda recordó que la educación debe ser una responsabilidad compartida, por encima de intereses partidistas y sociales, y apostó por el pacto y el acuerdo para aprobar la ley de Educación de Castilla-La Mancha que ya se está perfilando.

Asimismo, el presidente valoró la posibilidad de un pacto nacional sobre educación y aseguró que la mejor contribución que puede hacer Castilla-La Mancha es “ponernos aquí de acuerdo”.

Esperanza de una enseñanza de calidad

Para el jefe del Ejecutivo autonómico, cuando Castilla-La Mancha recibió las competencias en materia educativa se abrió una gran esperanza, la de una enseñanza de calidad para todos con independencia de la procedencia social o geográfica.

A partir de ahí, añadió, se han registrado importantes avances gracias al esfuerzo colectivo de los castellano-manchegos que han visto cómo se ha multiplicado por más del 2,5 por ciento el presupuesto destinado a educación y en un 155 por ciento la inversión por alumno. “Y eso que tenemos 55.000 estudiantes más”, recordó el presidente de una comunidad autónoma, Castilla-La Mancha, cada vez más cerca de destinar el 6% de su Producto Interior Bruto a su sistema formativo.

Tras repasar algunos de los principales logros registrados durante la última década en el ámbito educativo, Barreda aseveró que no hay inversión más productiva y eficaz pues, insistió, “educar hoy es sembrar para recoger mañana”, de ahí que trasladara su más sincero agradecimiento a maestros y profesores “que desempeñan su trabajo muy conscientes de que no están realizando un empleo más”.

Para el presidente, los docentes son los responsables de enseñar a quienes mañana dirigirán la sociedad, y recordó que “lo mejor que un pueblo tiene, lo que garantiza su futuro, son los niños y los jóvenes”,

Herramientas útiles para la productividad

En este sentido apuntó que la enseñanza, la formación y la cultura son las herramientas más útiles para mejorar la productividad y nuestra capacidad para la competencia de la economía. “Así ha sido siempre, pero más ahora en la sociedad del conocimiento cuyas premisas son la conformación de las inteligencias individuales articuladas socialmente en beneficio del interés general”.

De ahí, indicó, que el Gobierno regional haya incrementado de forma notable los ciclos de Formación Profesional hasta alcanzar los 623, lo que ha supuesto un aumento del alumnado en 12.855. En total hay 24.000 estudiantes con 987 docentes más, señaló.

Asimismo, Barreda se mostró satisfecho de que la región haya mejorado el éxito educativo de forma que la tasa de titulación en Educación Secundaria se sitúa ahora en un 79,1 por ciento, un 7,9 por ciento mejor.

Medidas pioneras

Sin embargo, advirtió, hay que seguir trabajando para fomentar, por ejemplo, la fascinación por la lectura entre los estudiantes. En este punto recordó que Castilla-La Mancha fue pionera en instaurar la gratuidad de los libros de texto y de los materiales curriculares. Por eso, advirtió, este curso 219.000 alumnos y alumnas de todos los niveles de enseñanza obligatorias han recibido gratuitamente sus libros de texto, lo que, apuntó, además es un alivio para las economías familiares que se han ahorrado 190 euros por hijo.

No quiso el presidente dejar de insistir en la importancia capital del profesorado recordando que en Castilla-La Mancha se ha incrementado la plantilla y se ha dotado de mayor estabilidad. “Mil nuevos docentes cada año son muchos”, opinó Barreda, que recordó que más de la mitad del Ejecutivo regional está formada por docentes.

“Deseamos su reconocimiento profesional y social porque lo merecen y porque ello redunda en beneficio de la calidad educativa”, aseveró Barreda, que aprovechó para rendir un homenaje a toda la comunidad educativa porque, insistió, “todos hacéis posible que una gran ciudad de casi medio millón de personas se ponga en funcionamiento cada amanecer”.

Apuesta del Gobierno regional

Por su parte, el consejero de Presidencia, José Valverde, que ocupó la Consejería de Educación en el momento de las transferencias educativas, trasladó su emoción y valoró la gran apuesta del Gobierno regional por lograr una enseñanza de calidad.

“Entre un Gobierno que tenga la educación como prioridad y otro que no la tenga la diferencia es impresionante”, señaló el consejero para quien Castilla-La Mancha tiene hoy parámetros educativos que no sólo igualan a otras comunidades autónomas, sino que se han convertido en punto de referencia. “Y eso, añadió, es para nosotros un gran orgullo”.

Finalmente, la consejera de Educación, Mª Ángeles García, aseguró que es el momento de la unidad para aprobar y sacar adelante la ley de Educación de Castilla-La Mancha y conseguir un pacto educativo que siga modernizando el sistema educativo regional.