El Ayuntamiento de Calzada convoca pleno extraordinario para este martes 29 sobre la solicitud de Zona Catastrófica

Félix Martín mantuvo esta mañana reuniones con los delegados de la Junta, Juan José Fuentes, Francisco Chico y José Fuentes. En dos días cayeron más de 300 litros por metro cuadrado y se anegaron unas 2.000 hectáreas de cultivos.

La Comarca

28/12/2009

(Última actualización: 28/12/2009 13:00)

Imprimir

El alcalde de Calzada de Calatrava ha mantenido esta mañana diversas reuniones en Ciudad Real con el delegado provincial de Medio Ambiente Juan José Fuentes, y luego, conjuntamente con el alcalde de Aldea del Rey, con los delegados de la Junta José Fuentes y Francisco Chico, de Agricultura, para estudiar los pasos a seguir con el fin de hacer una primera evaluación de daños en la zona afectada, tras las dos oleadas de inundaciones registradas en el municipio durante los días 24 y 25.

Según comenta Félix Martín, “en Calzada ha llovido en tres días tanto como en un año de lluvias normal, o sea 300 litros por metro cuadrado, y vamos a solicitar la declaración de Zona Catastrófica porque estimamos que, durante estos días entre 1.500 y 2.000 hectáreas de terreno se han visto anegadas, afectando especialmente a terreno agrícola, de cereal y en menor medida, viñedo. Además las lluvias han provocado cortes de carreteras y la destrucción de puentes, tapias y caminos rurales”.

Por este motivo, el Ayuntamiento de Calzada ha convocado para mañana martes 29 un pleno extraordinario para debatir la solicitud de esta declaración de Zona Catastrófica, y luego, cuando se pasen estos días en los que aún se prevén nuevas lluvias, enviar informe de daños a la Junta, Subdelegación del Gobierno y Diputación.

Del mismo modo, Félix Martín comentó que había conversado telefónicamente con el presidente de la Diputación Nemesio de Lara, y confiaba en poder reunirse con él, y con el Subdelegado del Gobierno central, en próximos días.

Recuerda Martín como “la situación ha sido especialmente grave en la pedanía de Huertezuelas, donde se concentran gran parte de los daños”. Esta zona sufrió además durante el verano dos incendios que acabaron con la masa forestal de la zona, lo que facilita la formación de riadas e inundaciones. “Cuando bajó el nivel de las primeras inundaciones y pudimos pasar a Huertezuelas, vimos que la gravedad de los daños ha sido peor de lo que esperábamos”, indicaba el alcalde.

Las previsiones meteorológicas dan nuevas lluvias para estos primeros días de la semana, ante lo cual el Ayuntamiento de Calzada y sus efectivos se mantienen a la expectativa, porque “el terreno está muy encharcado y nuevas lluvias podrían agravar una situación que, poco a poco, vuelve a la normalidad”, añade el alcalde calzadeño.