Provincia

Nemesio De Lara aseguró que la Diputación de Ciudad Real es la administración menos endeudada de España

La Diputación afrontará el 2010 priorizando el gasto en políticas sociales y partiendo de cero en cuanto a deuda

J. Carlos Sanz

28/12/2009

(Última actualización: 28/12/2009 13:00)

Imprimir

Pese a la veladura de incertidumbre que trae aparejada la crisis económica, para el presidente de la Diputación Provincial, el 2010 debe ser encarado con esperanza por parte de todos y en especial por las diversas administraciones públicas que más que nunca deben velar por garantizar el estado del bienestar.

Nemesio De Lara, en su tradicional encuentro navideño con los medios de comunicación provinciales, destacaba que la provincia de Ciudad Real “es de las mejores posicionadas en el futuro próximo”.

Gravitan sobre la provincia diversos proyectos, algunos auspiciados por las diversas administraciones y otros por entidades privadas, que deben consolidarse. De Lara habló del Plan Especial del Alto Guadiana, del Aeropuerto provincial “que nos traerá gratas noticias en 2010” llegó a asegurar el presidente de la Diputación, así como las próximas ejecuciones proyectadas en infraestructuras, caso de autovías y la red de Alta Velocidad Madrid-Jaén y de la que se verán beneficiadas algunos municipios como Manzanares, Valdepeñas y Alcázar de San Juan. “Tenemos esperanza y debe ser una cualidad inherente en cualquier político” remachó De Lara.

Llegar al tope de 30 millones de € de deuda en 2010

En lo referente a las competencias de la Diputación Provincial, y como institución dependiente del gobierno central en cuanto a disponibilidad de ingresos económicos fijos lo que le hace tener una capacidad presupuestaria relativa, De Lara reconoció la aprobación de unos presupuestos difíciles por cuanto se verán mermados en 25 millones de € y reconoció que deberán ir a deuda para financiar los gastos.

Algo que se hará desde un punto de salida cero, pues aseguró que a 31 de diciembre de 2009 “no hay ninguna Diputación en España que pueda decir que no debe un euro a los bancos; somos la Diputación menos endeudada en relación a deuda bruta per cápita”. Una holgura que según De Lara permitiría a la Diputación provincial endeudarse en 2010 hasta los 180 millones de € (así está autorizado por el Ministerio de Economía y Hacienda) pero que ni por asomo llegará a esas cotas ya que el presidente se marca la cuantía máxima de 30 millones de €. “Gestionamos bien, ahorramos en tiempos de vacas gordas y en tiempos de vacas flacas nos apretaremos” confesó.

Plan de Empleo cuantificado en 8 millones de €

Esta orfebrería financiera posibilitará que el 2010 sea histórico para la Diputación desde el prisma de políticas sociales. Anunció la puesta en marcha de un Plan Provincial de Empleo presupuestado en 8 millones de € que será ofertado a los ayuntamientos “sin que estos tengan que poner un euro ni para salario ni para cuotas a la Seguridad Social”. Además, los consistorios podrán acogerse a una modalidad flexible, ya que la Diputación permitirá en su listado de condiciones que estos trabajadores contratados pueden compatibilizar su empleo con acciones formativas.

Un 2010 que también será “potente” en materia de infraestructuras. La Diputación cuenta con casi 22 millones de € para acometer el arreglo y mejora de los 1.700 kilómetros que configuran la red provincial de carreteras.

Reclama el apoyo de otras administraciones para la conservación de carreteras

Sin embargo, y debido a las lluvias sucedidas estos días y que han ocasionados destrozos en algunos tramos, De Lara prometió utilizar “todos los foros que estén a mi alcance” para exigir a otras administraciones que apoyen económicamente el mantenimiento de las redes provinciales de carreteras. “Nos gustaría tener las carreteras propias como la patena” admite De Lara que es consciente de la falta de subvenciones por parte de las administraciones superiores a la hora de poder mantener y reformar una red de carreteras.

Reclamación que si no es tenida en cuenta podría desembocar, como dejó entrever De Lara, que las Diputaciones reduzcan su apoyo económico tanto a Ayuntamientos como a políticas sociales “que tanto caracterizan a la Diputación de Ciudad Real”. Por este motivo, insistió en que tal apoyo “vamos a exigirlo de manera potente, categórica y radical porque no podemos hacer filigranas sin recursos que nos amparen”.

En esta cobertura que la Diputación presta a los consistorios, De Lara indicó que el 2010 será la primera vez que en relación al Plan Provincial de cooperación de obras y servicios municipales, la entidad sólo exigirá el 5% a los ayuntamientos mientras que el 95% restante lo pondrá la Diputación. “Esto nos lleva a superar en un 77% la aportación a dichos planes” afirmó De Lara.

600.000 € en ayudas de emergencia social

En clave social, la Diputación consignará en 2010 un montante de 600.000 € para Ayudas de Emergencia “porque será un año duro para los que menos tienen y menos pueden”. Admite De Lara que la crisis está provocando un viraje en cuanto a la atribución del concepto de pobreza y ante la ampliación de la misma a otras partes del espectro social perjuró que la Diputación “incrementará ese fondo de Ayudas de Emergencia social hasta lo que sea menester”.

En esta radiografía de lo que se marca la Diputación para el año venidero, De Lara se refirió a la celebración de dos eventos importantes. Por un lado, “España Original”, la feria de alimentos con denominación de origen que celebrará su tercera edición, y por el otro, “Capacitalia” que a juicio del presidente de la Diputación será el encuentro más importante a nivel nacional sobre discapacidad y dependencia. Evento inédito que según De Lara cuenta con el apoyo del gobierno central, el autonómico así como ONG’s vinculadas al campo de servicios sociales, y que vendrá a rellenar un vacío existente en este ámbito.

Finalmente, el presidente de la Diputación Provincial apeló de nuevo a la esperanza y confesó que el escollo más puntiagudo del 2010 será el desempleo. De ahí, que lanzara un recadito al resto de administraciones para que canalicen sus recursos económicos priorizando la agilización de contrataciones, a través de planes públicos de empleo.

Como veedor de la Socialdemocracia, De Lara considera que las políticas públicas deben ir encaminadas al orbe social y no tanto al rescate del ámbito económico. “Para los valientes una oportunidad” concluyó Nemesio empleando una frase que en su día enunciara Víctor Hugo.