Comunicado de la Consejería de Administraciones Públicas y Justicia

La Comarca

21/12/2009

(Última actualización: 21/12/2009 13:00)

Imprimir

Ante la sucesión de ataques a la profesionalidad del personal de la Administración Regional y los sistemas de provisión de puestos de trabajo seguidos, el Gobierno de Castilla-La Mancha quiere trasladar a la opinión pública las siguientes puntualizaciones:

1.Los ataques que se están lanzando contra la Administración Pública de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha y sus trabajadores y trabajadoras se basan en un dato falso. El dato real es el siguiente: de las 77.948 plazas de trabajo existentes en la Administración Regional, todas están reservadas a funcionarios de carrera o personal laboral, excepto 119 que corresponden a altos cargos del Gobierno y 149 que son ocupadas por personal eventual. Estas 268 plazas representan el 0,34 por ciento del total de trabajadores y trabajadoras públicas de la Administración Regional.

2.Por tanto, el 99,66 por ciento de las personas que desempeñan un puesto de trabajo en la Administración de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha han accedido a la misma por oposición o concurso oposición, respetándose en todo momento los principios de igualdad de oportunidades, mérito y capacidad de los aspirantes.

3.Aunque no existe obligación legal de nombrar a los altos cargos y personal eventual entre funcionarios de carrera, su designación tiene en cuenta en gran medida criterios técnicos, de tal forma que el 80% de los altos cargos son también funcionarios de carrera.

4.La provisión de puestos de trabajo en la Administración de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha se realiza con escrupuloso respeto a la legislación en materia de función pública.

5.Los sistemas de cobertura de plazas por los procedimientos de libre designación, concurso de méritos específico o comisión de servicios son utilizados por todas las Administraciones Públicas españolas, ya que son supuestos contemplados en la normativa de función pública.

6.El Gobierno de Castilla-La Mancha considera una grave irresponsabilidad sembrar dudas sobre la profesionalidad del personal que presta sus servicios en la Administración Regional, especialmente cuando para ello se difunden datos falsos y se intenta confundir a la opinión pública mezclando deliberadamente conceptos relativos a la provisión de puestos de trabajo que nada tienen que ver entre sí.

7.Por tal motivo, el Gobierno de Castilla-La Mancha, en defensa de los trabajadores y trabajadoras públicos de la Administración Regional, solicitará de forma inmediata a los servicios jurídicos de la Consejería de Administraciones Públicas y Justicia que estudien si las falsedades sobre la profesionalidad del personal de la Junta de Comunidades difundidas durante los últimos días pueden ser causa de acciones legales.

8.El Gobierno de Castilla-La Mancha dará la información oportuna sobre la composición de la plantilla de trabajadores y trabajadoras de la Administración Regional en el Parlamento Autonómico si así lo estima conveniente la Mesa de las Cortes.