Gil Ortega afirma en Puertollano que los presupuestos de la JCCM para 2010 "son el comienzo de la ruina para la región"

La Comarca

21/12/2009

(Última actualización: 21/12/2009 13:00)

Imprimir

El diputado regional del PP Francisco Gil-Ortega considera que en una sociedad democrática, en la que “debe hacerse gala de la transparencia por parte de los gobernantes”, Barreda tiene la obligación de presentar un listado con nombre y apellidos de sus 3.000 enchufados “que después se convierten en agentes electorales”, tal y como denunciaron los sindicatos.

Gil Ortega lamentó que estos 3.000 puestos elegidos “a dedo” por Barreda “para pagar favores y silencios” sigan cobrando lo mismo o más que cobraban antes.

El dirigente político sospecha que, en este asunto, Barreda va a hacer lo mismo que hace siempre y, que no es otra que “esconder la cabeza debajo del ala, esperar a que pase el nubarrón” y al igual que hiciera con CCM, continuó, “no dar explicaciones, que la opinión pública no se entere de qué pasa y yo sigo aquí y no ha pasado nada”.

Gil-Ortega lamentó que este tipo de casos pasan a diario en Castilla-La Mancha con el Gobierno de Barreda que es “sinónimo de ruina y fracaso”, así como seguir los pasos de ZP. “Así van las cosas”, apuntó el popular, recordando que, tal y como ponen de manifiesto las encuestas, los ciudadanos se dan cuenta de que están siendo gobernados por personas que no dan respuesta a sus inquietudes, ni tampoco al programa que presentaron.

“El despilfarro de Barreda no tiene límite”

Asimismo, Gil-Ortega lamentó que en el último Pleno de las Cortes se aprobaron unos “malos presupuestos” para Castilla-La Mancha y se puso de manifiesto “la prepotencia y la falta de diálogo total con la oposición al no admitir ninguna de las más de 200 enmiendas que presentó el PP”.

Para Gil-Ortega, los Presupuestos de 2010 son el comienzo de la ruina de Castilla-La Mancha “y de todos los que vivimos aquí”, denunciando que “el despilfarro de Barreda no tiene límite, ya que los gastos corrientes y financieros suben por encima 5 por ciento”. “Ninguna empresa en la que sus ingresos caigan un 30 por ciento, la inversión un 10 por ciento y su deuda crece sin parar –“la nuestra ya supone el 65 por ciento del presupuesto”- puede sobrevivir”, argumentó.

El dirigente político denunció el desequilibrio y el endeudamiento que aportará el Presupuesto de este año a la región, ya que cuenta con 9.600 millones, para los que Barreda va a emitir 1.160 millones de deuda pública, siendo el endeudamiento de la región de más de 6.000 millones de euros. Así, recordó que en la región “somos cada día más pobres” y cada castellano-manchego debe “por la gestión de Barreda” 3.000 euros.