Puertollano

Lo anunció Antonio Cabañero, presidente de FEPU, durante la XI cena de hermandad

FEPU apuesta por el I+D para salir de la crisis y propone la creación de dos Centros Tecnológicos en Puertollano

La XI cena de hermandad de los empresarios de Puertollano y comarca se celebró en un clima de atenazamiento ante los estragos de la crisis. FEPU cree que la única manera de salir airosos del difícil momento económico pasa por la creación de dos Centros Tecnológicos, uno sobre la Energía y otro relacionado con la Química, que a través de formación, servicios y proyectos de I+D lograrían una especialización del tejido industrial de Puertollano y comarca.

J. Carlos Sanz

13/12/2009

(Última actualización: 14/12/2009 13:00)

Imprimir

Quiso el destino que la XI Cena de hermandad de la Federación de Empresarios de Puertollano (FEPU) coincidiera el mismo día en que los sindicatos mayoritarios (CC.OO. y UGT) convocaban una masiva manifestación en Madrid. En ambos eventos, la misma protagonista: una crisis económica que está poniendo contra las cuerdas tanto a trabajadores como empresarios.

Si en la capital los representantes sindicales exhortaron consignas tendentes a la protección social, en el ámbito del empresariado local, Antonio Cabañero, presidente de FEPU aboga por las soluciones compartidas. La Federación Local de Empresarios mueve ficha y percibe en el I+D la receta más afinada para salir del atolladero socioeconómico.

Creación de dos Centros Tecnológicos asociados al I+D

Cabañero propone a las diversas administraciones, tanto local como autonómica, que colaboren para el desarrollo y creación de dos Centros Tecnológicos en la comarca de Puertollano.

FEPU parte del hecho que la localidad, como ciudad de la energía donde existe presencia de tejido industrial asociado a las renovables y la actividad química, debe aprovechar su situación para materializar dos Centros Tecnológicos, el de la Energía de Castilla-La Mancha y el de la Industria Química.

Como detalló Cabañero, el objetivo prioritario sería el crear valor en empresas y proyectos, a través de dos actuaciones que encauzarían al tejido empresarial de Puertollano en el desarrollo sostenible además de contribuir a una mayor eficiencia en el aprovechamiento de las energías renovables.

El método para lograr lo anterior pasa por la realización de proyectos y servicios de I+D+i mediante ensayos, formación y difusión tecnológica para que los productos, servicios y procesos de las empresas participantes sean más seguros y de paso obtener una mayor competitividad de los sectores químico y energético.

Se pide el apoyo de administraciones públicas y centros privados

El presidente de FEPU considera que los dos Centros Tecnológicos se constituirían como asociación de empresas de carácter tecnológico y estarían gestionados como entidad privada sin ánimo de lucro. Contarían con el soporte de empresas provenientes de sectores como el químico, energético y servicios además de precisar el asesoramiento y colaboración de entidades como la UCLM, la Consejería de Industria y Energía, los Colegios Profesionales de Ingeniería, el Instituto de Sistemas Fotovoltaicos de Concentración (ISFOC), el futuro Centro Nacional del Hidrógeno y Pilas de Combustible así como la propia Federación Local de Empresarios.

Lo que se busca es una especialización de servicios, un refinamiento tecnológico y que el tejido industrial de Puertollano avance en materias como diversificación, sostenibilidad ambiental, biotecnología industrial y nanotecnología. Todo esto se concentraría en los Centros Tecnológicos que ofrecerían a usuarios y clientes la gestión de proyectos de I+D, su coordinación y tramitación ante la administración, servicios de Consultoría científico-técnica, diseño de cursos de formación a la carta y cesión de espacio para actividades formativas y empresariales. “Una alternativa para consolidar el carácter energético e industrial de la comarca” agregó Cabañero.

En FEPU ha fermentado una creencia insoslayable en el vector del I+D como único trazado posible para salir airosos de la crisis. Y recordó la naturaleza mutante de las PYMES; según Cabañero en ellas está inherente un espíritu de adaptación y como organismos resistentes a la virulencia de tesituras invasoras, entiéndase la crisis, serían las más adecuadas para erradicar las funestas consecuencias.

“Queremos seguir perteneciendo a una comarca industrial que sea compatible con las potencialidades de todos los sectores. Hagamos de la crisis una oportunidad y apostemos por ello” remachó el presidente de FEPU.

Un discurso pragmático, el realizado por Cabañero, que lejos de hurgar en la herida se fue por los ribetes de las alternativas más idóneas para una localidad que bajo la óptica empresarial debe aprovechar su actual idiosincrasia y afianzar su futuro, vía I+D.

Aureliano Rodríguez molesto con los sindicatos

En cambio, Aureliano Rodríguez, Presidente de la Federación Nacional de Autónomos (que vino a suplir la ausencia a última hora de Jesús Bárcenas, Presidente de CEPYME) se despachó a gusto con los sindicatos mayoritarios; en clara alusión a la movilización que hubo por la mañana en Madrid, Rodríguez manifestaba que “han salido a la calle ¿a decir qué?” dejando entrever que los empresarios son los que crean empleo y que la actual crisis se ha llevado por delante más de 100.000 PYMES en toda España. “Es muy serio lo que está ocurriendo” expresa en tono flamígero Rodríguez para quien es imprescindible una reforma laboral, fiscal y educativa.

Continuó lanzando más puyas el Presidente de la Federación Nacional de Autónomos calificando a los sindicatos mayoritarios de “vulnerables por los cuatro costados”. Aunque repartió estopa principalmente a estos, también destinó una poca al propio gobierno regional asegurando que pese a la puesta en marcha del Pacto por Castilla-La Mancha “el autónomo aún no tiene respuesta” (en referencia a la Sociedad de Garantías Recíprocas que bajo su prisma se está ralentizando en la comunidad autónoma).

En definitiva, un discurso de corte incendiario pues si por Aureliano Rodríguez fuera el gobierno estatal debería declarar al empresario como especie protegida y en peligro de extinción.

Calso ofrece terrenos del polígono "El Cabezuelo" para implantar los Centros Tecnológicos

Finalmente, Fernando Calso, alcalde de Argamasilla de Calatrava, sacó el extintor dialéctico manifestando que “no es el momento de echarse los trastos a la cabeza”. El primer edil rabanero apeló al consenso y diálogo social como fórmulas más sensatas para salir de la actual crisis. Y en relación a la propuesta presentada por FEPU, el alcalde de Argamasilla de Calatrava ofreció los terrenos disponibles con que contará la segunda fase del Polígono Industrial “El Cabezuelo” como lugares estratégicos donde podrían implantarse alguno de los Centros Tecnológicos anunciados por Antonio Cabañero.

“Están a vuestra disposición” añadió Calso quien también hizo llegar el mismo ofrecimiento por parte de Vicente De Gregorio, alcalde de Almodóvar del Campo que también acudió a la Cena de Hermandad de los empresarios de Puertollano y comarca. Fueron los dos únicos representantes de las administraciones locales que acudieron al evento de FEPU.

Entrega de premios empresariales 2009

Después, y tras el condumio pertinente, se procedió a la entrega de premios de la undécima edición. Tal es el caso en la sección de Tecnología e Innovación, cuyo Premio recayó en el Instituto de Sistemas Fotovoltaicos de Concentración (ISFOC) por el importante desarrollo que a nivel internacional está promoviendo de la tecnología fotovoltaica de concentración.

Recientemente, el ISFOC se ha convertido en el coordinador del programa nacional Sigmasoles, en el que participan más de cuarenta empresas, universidades y centros de I+D, con el que desarrollar la investigación e innovación y también la industria de este sistema tecnológico.

El Premio al reconocimiento por toda una vida empresarial fue para el empresario Santos Aparicio Aragón. Maestro en el oficio artesano al frente del Taller relojero que regenta en la calle Juan Bravo y perteneciente a una familia de relojeros, de los más conocidos y reconocidos en la ciudad.

El Premio a la trayectoria y proyección empresarial, fue a parar este año para la empresa Talleres y Mantenimiento Industrial TAMI S.L. Empresa con más de veinte años de experiencia profesional ofreciendo sus servicios de mantenimiento mecánico a empresas como Repsol química y Fertiberia de Puertollano. Y el reconocimiento a la empresa familiar fue para Construcciones Enguídanos Bermejo.

También fue entregado el Premio especial de FEPU a la difusión nacional de la provincia y de la comarca de Puertollano, que este año recayó en la nadadora María Luisa Cabañero quien acumula en su palmarés una dilatada experiencia en natación de larga distancia en aguas abiertas. Las últimas gestas conseguidas junto con otros compañeros nadadores de Puertollano han sido cruzar a nado el canal de Sicilia, el Lago Ness o el Canal de La Mancha. Ha participado en numerosas pruebas internacionales y este año ha ingresado en el prestigioso Salón de la Fama de Florida (en concreto en el International Marathon Swimming Hall of Fame), organismo reconocido por la Federación Internacional de Natación.

Por último, se hizo entrega de sendas placas a los empresarios jubilados este año, Gregorio Muñoz Martínez, Benito Ruiz García, Hilario Díaz Sanroma y Juan Antonio Hidalgo Alonso.