Opinión

Intervención de Antonio Cabañero en el acto de anoche

Discurso íntegro del presidente de la Federación de Empresarios de la comarca de Puertollano en la cena de hermandad 2009

FEPU

13/12/2009

(Última actualización: 14/12/2009 13:00)

Imprimir

He de confesar que este año, en el seno de la Junta Directiva de esta Federación, habíamos considerado la posibilidad de no celebrar esta cena de hermandad, que se ha convertido en un referente para los empresarios de esta comarca. El motivo, era obvio… la difícil situación económica que atravesamos.

Finalmente decidimos que ahora más que nunca, es momento de hacer valer nuestra máxima, reconociendo la trayectoria y el trabajo bien hecho de personas y empresas, como los que hoy van a recibir sus premios y menciones, y demostrar, que los emprendedores y las personas que trabajan a nuestro lado, seguimos luchando por el futuro de nuestras empresas, y por consiguiente, por el futuro de la comarca y de todos los ciudadanos.

Por lo tanto, una vez más quiero agradecer vuestro esfuerzo y vuestra solidaridad. Muchas gracias por estar aquí y sed todos bienvenidos.

La crisis se ha convertido en una obsesión que nos afecta a todos con independencia de nuestra condición laboral, y esa sensación de inseguridad, miedo, y pérdida de confianza, está generando un notable estancamiento de la actividad, falta de dinamismo de sectores estratégicos, un consecuente proceso de destrucción de empleo, la disminución del consumo y en definitiva, el inmovilismo económico.

Por otro lado la falta de liquidez en el sistema financiero esta agudizando aún más esta difícil situación.

La situación es compleja y requiere soluciones compartidas. Venimos repitiéndolo una y otra vez desde que comenzó esta etapa:

- Que Las medidas para salir de la crisis no se pueden adoptar en solitario.

- Que no es momento de hacer valer máximas reivindicativas.

- Que ahora, más que nunca, es necesario el consenso y las aportaciones de todos para salir de esta difícil situación.

Hoy mismo se ha celebrado una manifestación en Madrid, organizada por los sindicatos mayoritarios CCOO y UGT, con lemas como “Que no se aprovechen de la crisis. El trabajo lo primero. Por el dialogo social.”

El secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, ha asegurado que se puede decir que con esta manifestación "hay un antes y un después", porque las propuestas sindicales van a adquirir "mucha fuerza" y se pondrá en marcha el modelo para salir de la crisis.

Habrá que ver si esas propuestas, que nos van a sacar de la crisis, son tan estupendas y tan maravillosas, porque los empresarios también queremos salir de esta crisis.

Por su parte, el secretario general de UGT, Cándido Méndez, culpó de la crisis "a las políticas gubernamentales del presente y pasado" y arremetió a contra las entidades financieras por "privilegiar" créditos a la construcción de viviendas y por ser "poco proclives" a financiar el cambio tecnológico y desarrollo industrial de este país.

Se han podido ver pancartas con lemas como 'Menos parásitos, menos parados' y han exigido a los empresarios un equilibrio en el reparto de sacrificios.

A esto último, menos parásitos, menos parados, desconozco realmente a quien iba dirigido, sobre todo por lo de parásitos. Tal vez alguien se estaba mirando su propio ombligo.

Pero nadie ha dicho que en este país, desde que se inicio la crisis, han cerrado 140.000 empresas, que actualmente desaparecen 5.000 empresas al mes, y que hoy han desaparecido 167 empresas más.

La pasividad con la que están actuando los sindicatos no es buena para nadie. Necesitamos unos sindicatos activos y fuertes, que encaren el dialogo social de forma constructiva, que no se vendan a ningún gobierno, que no manipulen a los trabajadores y que no cuenten verdades a medias.

Se dice que dos no discuten, si uno no quiere. Pues bien, con la misma máxima, os digo que dos no dialogan si uno no quiere.

Vivimos en un entorno colaborativo, por lo tanto, debemos gestionar nuestros intereses considerando un ámbito más amplio, con múltiples actores sociales y económicos.

Estamos convencidos que el éxito de la actividad industrial y por tanto del desarrollo económico y social, implica un nuevo modelo de gestión entre lo público y lo privado, que nos permita a todos avanzar con el objetivo común de salir de esta crisis y gestionar los cimientos para asegurar un futuro sostenible.

Reclamamos una mayor solidaridad con la pequeña empresa, con la empresa familiar, con el pequeño comercio, con los autónomos, y con la mediana empresa de servicios con nombre propio…

¡No pedimos medidas especiales… solamente que seamos escuchados, que cuando cuestionamos determinadas posturas o decisiones, no es por capricho, sino porque estamos defendiendo el empleo y el desarrollo de la comarca, de la provincia y de la Región….

La pequeña empresa mantiene miles de puestos de trabajo estables en esta comarca y está implicada en la realidad de aquí. Hablamos del pequeño comercio de barrio, del establecimiento comercial que vende alimentación, calzado, electrodomésticos o textil. Hablamos de la empresa auxiliar y de servicios instalada en nuestros polígonos industriales, del profesional liberal o del taller de mantenimiento o de construcción.

Hablamos de nuestras empresas, que sufren las consecuencias de esta situación de crisis: cifras de paro que dan vértigo, alarmante retroceso en el consumo, dificultad o imposibilidad de conseguir préstamos…

Una situación que se refleja igualmente en el sector industrial. Por ello insistimos en buscar soluciones compartidas y en medidas que estrechen la colaboración de las empresas en todos los sectores productivos.

En el plano industrial, es necesario apostar por los proyectos tecnológicos:

“Puertollano, ciudad internacional de la Energía” es el slogan que nos identifica como ciudad industrial y de progreso.

Desde FEPU, y aprovechando la presencia de los representantes de la Administración Local y de las empresas principales, os proponemos desarrollar dos Centros Tecnológicos:

Uno: EL CENTRO TECNOLOGICO DE LA ENERGIA DE CASTILLA LA MANCHA

y Dos: EL CENTRO TECNOLOGICO DE LA INDUSTRIA QUIMICA DE CASTILLA LA MANCHA

El objetivo prioritario y fundamental de los Centros Tecnológicos será el de crear valor en empresas y proyectos, integrando el respeto, la protección al medio ambiente y la responsabilidad social con los aspectos económicos. Los Centros Tecnológicos deben encaminar a todas las empresas hacia el Desarrollo Sostenible, contribuyendo con ellas en el mejor aprovechamiento de las energías renovables.

Para ello, será necesario proporcionar a las empresas soluciones mediante la incorporación de tecnología, a partir de la realización de proyectos y servicios de I+D+i, ensayos, formación y difusión tecnológica, para que sus productos, servicios y procesos sean seguros y más eficientes, incrementando así la competitividad de los sectores: químico, energético, comunicaciones, automatización y bienes de equipo.

Los Centros Tecnológicos (de los que existen múltiples y provechosas experiencias) serán constituidos como asociación de empresas de carácter tecnológico y gestionados como entidad privada sin ánimo de lucro, con el soporte de las empresas de los sectores químico, energético y de servicios, la Universidad de Castilla La Mancha, La Consejería de Industria de Castilla La Mancha, los Colegios profesionales de ingeniería, el Instituto de Sistemas Fotovoltaicos de Concentración, el Centro Nacional de Experimentación en Tecnologías del Hidrógeno y Pilas de Combustible y la Federación de Empresarios de la Comarca de Puertollano.

Ambos Centros Tecnológicos irán consolidando los resultados de investigación respondiendo en todo momento a las exigencias y necesidades de las empresas de los distintos sectores, con servicios, formación y desarrollos de innovación, cumpliendo con los objetivos de fomentar el desarrollo tecnológico, la modernización y la diversificación de las empresas, la seguridad industrial, la protección y la sostenibilidad del medio ambiente, la biotecnología industrial y la nanotecnología.

Los Centros Tecnológicos ofrecerán a los usuarios y clientes la gestión de proyectos de I+D+i y su coordinación y preparación ante la Administración, servicios de Consultoría científica y técnica, organización de cursos de formación a medida y la cesión de espacio para actividades formativas y empresariales.

Un reto que ponemos sobre la mesa: una alternativa para consolidar el carácter energético e industrial de esta comarca.

Los empresarios y los gobernantes no tenemos otra alternativa que hacer frente común a la exigencia de construir un futuro mejor y sostenible, que afronte nuestros grandes retos sociales, económicos y medioambientales, sin olvidar que al mismo tiempo, debemos ir solucionando un presente complejo, competitivo y cada vez más exigente.

Las pymes, por nuestra parte, tenemos una gran capacidad de adaptarnos a todas las circunstancias, y somos los que mejor podemos paliar las consecuencias de esta crisis. Queremos seguir perteneciendo a una comarca industrial que sea compatible con las potencialidades de todos los sectores (desde la agricultura o la ganadería, al turismo y al comercio). Hagamos de la crisis una oportunidad y apostemos por ello.