Región

La campaña empezará el lunes, día 16, mediante cita previa en los centros de salud y consultorios locales

Unas 407.000 personas recibirán la vacuna de la gripe A en Castilla-La Mancha

El consejero de Salud y Bienestar Social, Fernando Lamata, ha presentado hoy la campaña de vacunación en la que se repartirán 2.000 carteles informativos en los centros sanitarios.

La Comarca

13/11/2009

(Última actualización: 13/11/2009 13:00)

Imprimir

La campaña de vacunación de la gripe A, que se inicia el próximo lunes, día 16, dará cobertura en Castilla-La Mancha a unas 407.000 personas, que forman parte de los grupos de riesgo a los que se recomienda vacunarse de este nuevo virus, previa cita en los centros de salud y consultorios locales de la región.

Así lo ha adelantado hoy en Toledo el consejero de Salud y Bienestar Social, Fernando Lamata, durante la presentación de esta campaña en la que se repartirán 2.000 carteles informativos en los centros sanitarios.

Lamata, que ha estado acompañado por la directora general de Salud Pública, Berta Hernández, y el director general de Atención Sanitaria, Álvaro Leal, ha señalado que una de las principales enseñanzas de esta pandemia es que su abordaje global ha reforzado la idea de que todos los ciudadanos del mundo forman parte de una misma familia y ha demostrado, además, que el Sistema Nacional de Salud puede actuar de manera coordinada y eficaz ante un grave problema de salud pública.

De las 407.000 personas llamadas a vacunarse de la gripe A, que suponen el 20% de la población castellano-manchega, unas 328.000 tienen una enfermedad crónica con un alto riesgo de complicaciones en caso de contagio; 21.255 son embarazadas y casi 58.000 pertenecen a personal de servicios esenciales y sociosanitarios.

Estos grupos de población para recibir la vacuna pandémica fueron aprobados por el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, del que forman parte la ministra de Sanidad y los consejeros autonómicos de salud, en su reunión del pasado día 22 de octubre.

La tasa de incidencia actual de la gripe A en Castilla-La Mancha es de 279 casos por cada 100.000 habitantes, inferior a la media nacional, situada en 327 casos, y algo menor a la tasa de la anterior semana, cifrada en 282 casos. En total, se estima que en la región más de 62.800 personas han sido contagiadas por el nuevo virus.

Para el consejero, la principal medida sigue siendo la prevención, con sencillas medidas higiénicas como lavarse las manos con frecuencia o utilizar pañuelos desechables o el antebrazo al toser, evitar tocarse los ojos, la nariz o la boca, no compartir objetos personales o de higiene o ventilar diariamente la casa, habitaciones o espacios comunes.

Seguridad

Según el consejero, ya se han distribuido en los centros de salud casi la mitad de las más de 400.000 dosis previstas para atender a la población diana de esta campaña, y el resto se remitirá a los centros sanitarios en las dos próximas semanas. Lamata ha reiterado que la seguridad de la nueva vacuna está garantizada por las agencias de medicamento europea y española.

Las autoridades sanitarias recomiendan también a las personas que se hayan vacunado de la gripe estacional y forman parte de los grupos de riesgo que esperan tres semanas antes de la administración de la nueva vacuna contra la gripe A.

Aparte de los centros de salud y consultorios locales, también se administrará la vacuna a aquellas personas incluidas en los grupos de riesgo que estén hospitalizadas, y las que vivan en residencias para personas mayores y en centros de atención a personas con enfermedades crónicas.

Respecto a la vacunación de las embarazadas, Lamata ha recordado el compromiso del Ministerio de Sanidad y Política Social de suministrar próximamente a las comunidades autónomas una vacuna pandémica sin adyuvante indicada para este grupo de población. Esta vacuna se podrá administrar en cualquiera de los tres trimestres del embarazo.

En cuanto a la actividad asistencial, el consejero ha agradecido la labor de los profesionales sanitarios en esta pandemia, así como a los ciudadanos por su responsabilidad y prudencia a la hora de utilizar los recursos sanitarios.

Por último, desde el teléfono de información y consulta de la gripe A (900 23 23 23) puesto en marcha el pasado día 15 de septiembre por el Gobierno de Castilla-La Mancha se ha recibido una media de 90 llamadas diarias.