Región

Pasará por detrás del monte de La Atalaya

El nudo de la carretera de Carrión conectará la futura autovía Ciudad Real-Toledo con la A-43

El delegado de la Junta de Comunidades, José Fuentes, ha asegurado que el Gobierno de Castilla-La Mancha agilizará todo lo posible los plazos para que Fomento pueda licitar cuanto antes la redacción del proyecto definitivo del trazado.

La Comarca

13/11/2009

(Última actualización: 13/11/2009 13:00)

Imprimir

El delegado de la Junta de Comunidades en la provincia, José Fuentes, ha explicado que la futura autovía Ciudad Real-Toledo se conectará con la A-43 al este de la capital, a través del nudo que une la autovía Levante-Extremadura con el final del polígono de la carretera de Carrión.

Fuentes, que ha comparecido esta tarde ante los medios de comunicación para ampliar la información que proporcionó ayer el presidente Barreda, ha señalado que esta opción tiene como gran ventaja que articula una gran circunvalación por el este de la ciudad de tal manera que conectará la futura autovía con las otras dos vías de alta capacidad que convergerán en la capital, la A-43, en dirección a Daimiel o a Puertollano, y la Autovía del IV Centenario, hacia Almagro y Valdepeñas.

Además, el representante del Gobierno regional en la provincia ha recordado que este nudo de comunicaciones esta situado cerca de la estación de ferrocarril, aspecto que facilita la intermodalidad, y junto a la zona industrial más importante de la capital, la del polígono de la carretera de Carrión, el Parque Industrial Avanzado y la futura área industrial de SEPES.

José Fuentes ha aclarado también algunos aspectos acerca del trazado de la autovía que transcurre por la provincia dentro del denominado “trazado común” de las tres alternativas que se han planteado.

Así, ha explicado que dicho “trazado común” comienza a unos cuarenta kilómetros de Ciudad Real, en la confluencia de la N-401 con la CM-4167, y que desde allí rodea siempre por el este las localidades de Fuente el Fresno, Malagón y Fernán Caballero y el monte de La Atalaya hasta llegar a la intersección con la A-43.

El delegado ha recordado que ya está abierto el plazo de presentación de alegaciones a este estudio informativo y que el mismo contempla también todos los aspectos medioambientales del trazado, de tal forma que el Gobierno de Castilla-La Mancha cumplirá con su compromiso para acelerar la resolución de estas propuestas y dárselo todo resuelto al Ministerio de Fomento para que pueda licitar la redacción del proyecto definitivo de la futura autovía.

El representante del Gobierno regional en la provincia ha aclarado que esta conexión de la Toledo-Ciudad Real con la A-43 es un proyecto distinto al de la segunda ronda de la capital, ronda que Fuentes entiende como una vía rápida de carácter urbano que ha de unir diferentes barrios de la ciudad.

Según el delegado, dicha ronda ya aparece prevista en el Plan de Ordenación Municipal vigente, que data de 1997, y, a pesar de que en estos doce años se han construido algunos tramos, en zonas como la del hospital o del recinto ferial no se ha podido completar por diferentes impedimentos. Fuentes ha expresado que hay disposición para colaborar con el Ayuntamiento en cuanto pueda solucionarlos.