Manuel Juliá habló de la importancia de las Ferias para comercializar el vino en el Congreso Mundial Wine Future

El experto y director de Fenavin fue el único de una feria nacional invitado a este evento técnico, participando en una mesa redonda de alto nivel con Mel Dick, Baudouin Havaux, Rocío Alberdi y Robert Joseph.

La Comarca

12/11/2009

(Última actualización: 12/11/2009 13:00)

Imprimir

Manuel Juliá, director general de la Feria Nacional del Vino (FENAVIN), ha participado en el Congreso Mundial Wine Future Rioja 2009, de carácter técnico, que congrega a un millar de expertos del vino, procedentes de más de 40 países, durante dos días en el Palacio de Ferias y Exposiciones de La Rioja (Riojaforum) de Logroño.

En su calidad de especialista reconocido a nivel nacional del mundo del vino, Manuel Juliá ha sido el único director de una feria nacional invitado a este Congreso Mundial técnico, con un programa al máximo nivel, donde están los principales expertos del mundo del vino, de más de 40 países, encabezados por el estadounidense Robert Parker, considerado el crítico de vino más influyente de la historia del sector.

El director de la Feria Nacional del Vino, evento monográfico líder en España y Europa, ha tomado parte en la mesa redonda sobre “Cómo mejorar las ventas y el consumo a través de ferias y concursos”, ante más de 300 personas, en la que también participaron otros expertos como Mel Dick, vicepresidente de la todopoderosa empresa estadounidense de distribución Southern Wines & Spirits; Baudouin Havaux, presidente del Concurso Mundial de Bruselas (Bélgica), el más importante del planeta; y Rocío Alberdi, directora de Productos Agroalimentarios del ICEX, siendo moderados por Robert Joseph, fundador de la Internacional Wine Challenge y escritor, autor de más de 25 libros, considerado como una de las 50 personalidades más influyentes del sector.

En la mesa redonda de carácter técnico, Manuel Juliá se ha referido a la feria que dirige, como una magnífica oportunidad para hacer negocio, mejorar las ventas y promover la cultura del vino. En su intervención el experto y director de FENAVIN ha desgranado las distintas tipologías de ferias comerciales, centrándose en dos predominantes: las de imagen y contactos, y las de negocio.

Las primeras, ferias de imagen, “ofertan un amplísimo mercado multidisciplinar, aunque luego no se puede hacer una cuantificación real de si hubo negocio, ya que son más de mejora de la imagen y de hacer contactos, ofreciendo muchos datos al azar y dispersando al comprador, que, por tanto, se retiene a la hora de comprar”.

Y las segundas, las ferias de negocio, generan transacciones comerciales reales. Así, Manuel Juliá destacó el carácter pionero de la Feria Nacional del Vino de Ciudad Real, “basada no en que el resultado final sea un nivel de imagen o contactos, sino en generar transacciones comerciales. Estas ferias de negocio tienen unos objetivos claros”.

Y añadía como, un elemento fundamental de estas ferias “es poner en valor la posibilidades y conocimiento propio por parte de los compradores de la realidad de la oferta existente en la feria, de modo que pueden conocerla a fondo, seleccionar y establecer contactos con los expositores, una vez que se conocen los productos y precios, y capacidades”. En suma, “cuando se va a la feria, se acude ya a cerrar negocios emprendidos previamente”, agregaba.

Este experto nacional del mundo del vino, quien destacó “la enorme lucidez de la iniciativa pública ciudadrealeña, concretamente de la Diputación de Ciudad Real y de su presidente Nemesio de Lara, a la hora de crear y organizar Fenavin”, ha puesto de manifiesto también como “la feria castellano-manchega es pionera en este modelo que está siendo copiado en otras ferias, imitándonos (demasiadas veces sin citar la fuente)”.

Otro concepto muy importante e innovador de este tipo de ferias, en el que ha incidido Manuel Juliá en este congreso técnico, es en dar la oportunidad a compradores y expositores de que la feria no son sólo 3 días, sino un mes antes y otro mes después, “gracias a programas de contactos entre oferta y demanda, creados por FENAVIN, para que cuando un comprador venga a nuestra Feria lleve ya el 60% del tiempo ocupado en catar los productos, para luego comprar o no”.

Tras su intervención, Manuel Juliá resaltó ante los medios el hecho de que “el máximo cargo técnico de Fenavin haya sido el único director de una feria nacional invitado a este evento Mundial de carácter técnico, para explicar su funcionamiento, es algo muy importante para una tierra como la nuestra, en la que siempre hemos pecado de déficit comercial”.

Wine Future Rioja 2009 lo organiza la The Wine Academy de Pancho Campos, experto presente en Fenavin 2009. Esta Academia es una organización privada fundada hace pocos años, centrada en desarrollar actividades como la educación y entrenamiento de profesionales del sector del vino; la promoción internacional de los vinos españoles, la promoción de España como destino de ecoturismo, o el estudio y promoción de cómo el cambio climático está afectando a la industria vinícola.

En este Congreso Mundial técnico se reúnen las personalidades más importantes de la industria vinícola mundial para analizar los retos a los que se enfrenta el sector y cuáles son sus posibles soluciones. Entre los temas tratados están las crisis económica global, la bajada del consumo, los mercados emergentes, el medio ambiente, y otros como el papel de las Ferias, críticos y escritores en el futuro del sector.