Región

El presidente sostiene que el partido en la oposición trabaja para destruir al Gobierno en vez de hacerlo por los intereses de la Región

Barreda recuerda que, frente a la disolución, siempre trabajó por la solución para CCM

El jefe del Ejecutivo autonómico lamentó que no se actuara del mismo modo desde las filas del principal partido en la oposición y apuntó “soy el primero en propiciar todo tipo de investigaciones para que todo el mundo sepa todo y de todos en relación con CCM pero lo que tengo claro es que en este momento la prioridad es que salga bien la operación con Cajastur y cuando esto ocurra estoy dispuesto a hablar de todo y de todos para que todo el mundo sepa lo que ha pasado, pasa y pasará en CCM”.

La Comarca

12/11/2009

(Última actualización: 12/11/2009 13:00)

Imprimir

El presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, aseguró hoy en las Cortes autonómicas que frente a la disolución de Caja Castilla La Mancha, él siempre abogó por una solución de futuro, continuidad y garantía para esta entidad, para los empleados, impositores y economía regional.

“Soy el primero en propiciar todo tipo de investigaciones para que todo el mundo sepa todo, y de todos, en relación con CCM pero lo que tengo claro es que en este momento la prioridad es que salga bien la prioridad con Cajastur y cuando esto ocurra estoy dispuesto a hablar de todo, de todos para que todo el mundo sepa lo que ha pasado, pasa y pasará en CCM”, dijo Barreda.

Barreda hacía estas declaraciones tras la comparecencia de la vicepresidenta del Gobierno autonómico, María Luisa Araújo hoy en el Parlamento regional para dar cuenta de la fusión de CCM y Cajastur. En este sentido el presidente rubricó todas y cada una de las aseveraciones de la responsable de Economía de Castilla-La Mancha al advertir “asumo absolutamente toda la gestión que ha hecho la consejera de Economía y Hacienda y vicepresidenta del Gobierno y la apoyo incondicionalmente”.

En este mismo sentido añadió “subo a esta tribuna con la amargura de comprobar que lamentablemente en Castilla-La Mancha bajo la apariencia de normalidad democrática hay un comportamiento anómalo que se deriva de la incomunicación entre el principal partido de la oposición y su dirigente con el Gobierno”.

Barreda explicó que ha reiterado su ofrecimiento para hablar, consensuar, discrepar sobre todo lo que es de interés general para Castilla-La Mancha, en especial las que requieren confidencialidad y, apuntó, “la presidenta del PP sencillamente no quiere hablar porque dice que no quiere fotos”.

Una respuesta a la que Barreda argumenta que, lejos de esa instantánea, trabaja por solucionar los problemas de Castilla-La Mancha y considera que para ello, y por respeto a los votantes del PP, lo normal sería un “diálogo institucional constructivo”.

Barreda critica la estrategia de la oposición

Frente a ese diálogo el jefe del Ejecutivo autonómico opina que el PP ofrece una estrategia perfectamente diseñada que pasa por negar el pan y la sal al Gobierno y lamentablemente al conjunto de la sociedad porque “jamás este Gobierno que cuenta con el apoyo de empresarios, sindicatos, y del conjunto del tejido civil de Castilla-La Mancha, ha contado con el poyo del PP”, aseveró.

A este respecto Barreda reiteró que los hombres y mujeres de Castilla-La Mancha no entienden que los dos únicos partidos con representación en la Cámara no puedan llegar a acuerdos, y menos que el principal partido en la oposición no quiera hablar al Gobierno legítimo de Castilla-La Mancha.

El presidente lamentó que ese comportamiento procede de la persona que tiene la más alta responsabilidad de su partido en Castilla-La Mancha, y una de las más importantes de su partido en España y, añadió “allí se obliga a la interlocución con otros partidos y con el Gobierno y aquí en Castilla-La Mancha busca y utiliza todos los recursos para acabar con el Gobierno de Castilla-La y en esa estrategia se llevan por delante cualquier cosa”.

El jefe del Ejecutivo asegura que en las filas del PP se conocía perfectamente las dificultades de CCM pero “en vez de ayudar para superar la dificultad empujaron la Caja hacia el precipicio”, apuntó Barreda al tiempo que se mostró convencido de que su comportamiento fue “nos vamos de aquí que esto se hunde y con él el Gobierno de Castilla-La Mancha”.

En otro orden de cosas, José María Barreda, lamentó que la líder del PP no haya utilizado su puesto, en el partido a nivel nacional, a favor de Castilla-La Mancha y al servicio de los intereses de la región, no en contra Castilla-La Mancha y para ganar las elecciones en esta tierra, en su propio beneficio. “Lo que ocurre es que la gente en esta tierra tiene las cosas claras, no son torpes y saben bien lo que votan y cuando se trata de Castilla-La Mancha hay que estar al pie del cañón defendiendo los intereses de Castilla-La Mancha y también los de su Caja”, añadió.