Región

Las jornadas concluirán mañana en el Campus Tecnológico de la Fábrica de Armas de Toledo

Treinta investigadores de la UCLM elaboran el primer informe sobre el impacto del cambio climático en la región

La Comarca

12/11/2009

(Última actualización: 12/11/2009 13:00)

Imprimir

El Campus de Toledo acoge estos días las I Jornadas sobre el Impacto del Cambio Climático en Castilla-La Mancha, en las que un grupo de investigadores de la UCLM está exponiendo los resultados del informe elaborado a petición del gobierno regional. El documento, que consta de once capítulos y casi cuatrocientas páginas, aborda los efectos del calentamiento global sobre el turismo, la agricultura, la ganadería, los espacios naturales, los recursos hídricos, los incendios forestales, la biodiversidad y la salud humana.

El catedrático de Física de la Tierra Manuel de Castro trazó ayer el panorama general de los impactos del cambio climático en la región. El profesor señaló que si bien el clima en Castilla-La Mancha sigue una pauta de cambio semejante al calentamiento global, “en las últimas tres décadas se ha producido un incremento de la temperatura (1,5 grados) superior al experimentado en promedio en la zona continental del hemisferio norte”.

El equipo que dirige el profesor en el Instituto de Ciencias Ambientales (ICAM) ha realizado simulaciones con varios modelos climáticos bajo diversos supuestos sobre la futura evolución de las emisiones de gases de efecto invernadero y ha determinado que existe una tendencia progresiva a la disminución del promedio anual de precipitaciones, que será más acusada a partir de mitad de siglo.

En la primera jornada también intervinieron Jorge Laborda y Alberto Nájera, de la Facultad de Medicina de Albacete, que explicaron los impactos del cambio climático sobre la salud humana, indicando que “no se prevé que los cambios sean drásticos” y que “no todos los efectos serán negativos, ya que se reducirá la mortalidad por afecciones respiratorias en latitudes medias debido a inviernos más suaves y disminución del número de olas de frío”. Ambos especialistas apelaron a la toma de medidas urgentes para mitigar los efectos de estos cambios sobre la actividad humana y en especial sobre la salud de la población.

Finalmente, Joaquín Saúl García, de la Facultad de Ciencias de la Educación y Humanidades de Cuenca, expuso las conclusiones sobre las consecuencias del cambio sobre el turismo. Incidió en la relativización del transporte aéreo para procurar un descenso en la emisión de gases efecto invernadero, con la repercusión que esto tendrá sobre los aeropuertos de Los Llanos y Ciudad Real. Asimismo señaló los cambios que se producirán en otoño y primavera, consideradas las estaciones más adecuadas para visitar Castilla-La Mancha en relación con la práctica de turismo rural y de aventura y el excursionismo.

En la jornada de hoy, profesores de la E. T. S. de Ingenieros Agrónomos de Albacete abordarán el impacto del cambio climático sobre los montes castellano-manchegos, así como sobre la agricultura y la ganadería. Mañana será el turno de los espacios naturales protegidos, las especies vegetales, la caza y los incendios forestales, sobre los que incidirán especialistas del Instituto de Ciencias Ambientales, del Instituto de Recursos Cinegéticos (IREC) y de la Facultad de Ciencias del Medio Ambiente de Toledo.

El I Informe sobre el Impacto del Cambio Climático en Castilla-La Mancha ha sido coordinado desde la Oficina de Cambio Climático de Castilla-La Mancha, con el apoyo del Vicerrectorado de Investigación.