Región

El presidente leyó la ‘laudatio’ en el acto de investidura del profesor como Doctor Honoris Causa por la UCLM

Barreda destaca el carácter "profundamente manchego" de Manuel Espadas "en su amplio bagaje internacional"

En su discurso, Espadas remarcó el profundo cariño que siente hacia la tierra que le vio nacer y aseguró que independientemente de dónde haya discurrido su vida, siempre ha querido ser fiel a sus raíces.

La Comarca

11/11/2009

(Última actualización: 11/11/2009 13:00)

Imprimir

El presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, destacó hoy, en el acto de investidura de Manuel Espadas como Doctor Honoris Causa por la Universidad regional, el carácter “profundamente manchego” del profesor “en su amplio bagaje internacional” y su extensa preparación humanística.

Barreda, que realizó la lectura de la correspondiente ‘laudatio’, recorrió la amplia trayectoria profesional del profesor Espadas y resaltó su dimensión internacional insistiendo en que “es uno de los nuestros, pero uno de los mejores, y le estamos agradecidos porque, en cualquiera de sus facetas, como investigador, como historiador, como gestor de instituciones culturales y científicas, siempre ha sido una especie de cónsul, de embajador natural de nuestra tierra donde quiera que se encontrara”.

El presidente y también profesor de la UCLM, que se mostró “enormemente satisfecho” por ser el encargado de proclamar las alabanzas “de una persona a la que respeto, admiro y quiero”, destacó la figura intelectual de Manuel Espadas y recordó la intensa actividad que ha desarrollado a lo largo de toda su vida durante la que ha organizado más de 25 congresos internacionales.

Ha dirigido 18 tesis doctorales, entre las que se encuentra la del propio presidente Barreda acerca de las ‘Elecciones y partidos políticos en La Mancha durante la Restauración’; ha sido autor de numerosas publicaciones como historiador; ha ejercido la docencia; se ha dedicado a la investigación; y ha ocupado numerosos cargos en diferentes instituciones como el Comité Español de Ciencias Históricas, del que fue secretario, o el Instituto de Estudios Manchegos, del que fue su presidente durante ocho años.

Sin embargo, Barreda quiso subrayar de toda esta trayectoria el cariño que, dijo, el profesor Espadas tiene a su tierra y a su pasado, pues, afirmó, a pesar de todas las “cargas, cargos, investigaciones y publicaciones, siempre ha tenido tiempo y ocupación para su tierra natal”.

Asimismo, el jefe del Ejecutivo autonómico resaltó la importante influencia que, en su opinión, ha ejercido el profesor Espadas en la Universidad regional como profesor de Historia Contemporánea, influencia en la implantación de estudios académicos sobre nuestro pasado más inmediato.

En este sentido, Barreda recordó que hace 25 años Castilla-La Mancha tenía historia pero no historiografía, y cuando comenzó a funcionar la institución académica no había prácticamente ningún estudio realizado “y fue el profesor Espadas, con sus propias investigaciones y con su dirección de tesis doctorales, quien empezó a cubrir este hueco”.

Así pues, para el máximo dirigente regional, gracias a la existencia de la Facultad de Historia y a la labor que realizan sus profesores, la situación hoy es bien distinta, aunque, insistió, “el doctor Espadas tiene la importancia de haber sido pionero”.

Asimismo, resaltó el buen carácter del profesor y su talante “verdaderamente liberal” que le llevaba “no sólo a tolerar a quienes no coincidíamos ideológicamente con él, sino a protegernos y ayudarnos como los aprendices de historiadores que éramos, aunque entonces creyéramos que sabíamos más de lo que realmente conocíamos”.

‘Reflexiones desde mi oficio de historiador’

Tras realizar el correspondiente juramento como nuevo Doctor Honoris Causa, Espadas expresó en su discurso ‘Reflexiones desde mi oficio de historiador’ su gratitud por la presencia en el Paraninfo universitario de muchos de sus discípulos y amigos, todos miembros de las diferentes instituciones donde se ha desarrollado la parte más importante de su vida profesional, “junto a tantos otros amigos de siempre, de esta ciudad o venidos expresamente a este acto”.

Para Espadas, que sea la Universidad de Castilla-La Mancha la que le ha distinguido con su máximo galardón académico “añade a este acto especial valor y me exige mayor compromiso con ella”.

En este punto, aprovechó para trasladar el orgullo que para él ha supuesto poder colaborar a lo largo de toda su trayectoria profesional con la institución académica, labor que, dijo, realizó “convencido de la necesidad de su creación para nuestra tierra” y con el objetivo de conseguir una universidad “que fuese el alma mater de la actividad científica y cultural en Castilla-La Mancha y superase el obligado éxodo de nuestros estudiantes a otros distritos universitarios”.

En este sentido, remarcó el profundo cariño que siente hacia la tierra que le vio nacer y aseguró que independientemente de dónde haya discurrido su vida “siempre he querido ser fiel a mis raíces” procurando que tanto Castilla-La Mancha como sus hombres y mujeres “hayan estado también en el objetivo de mi labor como historiador”.

Espadas recordó también la amistad que le une al presidente castellano-manchego y resaltó la cercanía que siempre ha existido entre ambos desde que Barreda realizara una “excelente tesis doctoral que tuve la satisfacción de dirigir”.

Manchego de origen y de ejercicio

En su alocución, el rector de la Universidad de Castilla-La Mancha, Ernesto Martínez-Ataz, también coincidió en subrayar en que Manuel Espadas es un “manchego de origen y de ejercicio” ya que, según señaló, “ha contribuido, como nadie, a generar una identidad regional desde los inicio oficiales de la autonomía”.

Asimismo, Martínez-Ataz destacó la participación de Espadas en la génesis de la Universidad regional, su carácter humanista y su participación en los escenarios de la historiografía nacional e internacional más privilegiados.

Por último, concluyó el rector diciendo que Manuel Espadas Burgos ha sido investido Doctor Honoris Causa por la UCLM “por su sabiduría, por su maestría, por su cortesía y por su generosidad” y le brindó su “más sincera enhorabuena y bienvenida” en nombre propio y en el de la Universidad de Castilla-La Mancha”.

Manuel Espadas Burgos

Manuel Espadas Burgos es ciudadrealeño y cursó sus estudios de Bachillerato en el Instituto de Enseñanza Media Maestro Juan de Ávila, en Ciudad Real. Tras licenciarse en Filosofía y Letras por la Universidad Complutense de Madrid, Especialidad de Historia, logró el Grado de Doctor con sobresaliente cum laude en el año 1964.