Región

El titular de Agricultura y Desarrollo Rural compareció hoy en la Comisión de Economía y Presupuestos de las Cortes regionales

El presupuesto para el 2010 refleja el impulso claro del presidente Barreda por el sector agrario y nuestro medio rural

Martínez Guijarro destacó que la Consejería de Agricultura y Desarrollo Rural incrementará en un 2,4 por ciento su presupuesto para el año 2010 en el que se incluyen las previsiones del pacto de Castilla-La Mancha para el sector agrícola y ganadero.

La Comarca

05/11/2009

(Última actualización: 06/11/2009 13:00)

Imprimir

El consejero hizo estas declaraciones en el transcurso de la Comisión de Economía y Presupuestos de las Cortes Regionales donde analizó el presupuesto del Área de Agricultura y Desarrollo Rural para el próximo ejercicio.

En su intervención, el consejero apuntó que en total se destinarán “1.536 millones de euros en el año 2010, para atender las necesidades del sector agrario y de nuestro medio rural”. Además se consignará un 1,54% más de fondos propios, hasta alcanzar los 412 millones de euros, como muestra del creciente compromiso del presidente José María Barreda con los profesionales del campo.

Martínez Guijarro, indicaba que el presupuesto del 2010 contempla las previsiones del Pacto por Castilla-La Mancha, “pacto que los castellano-manchegos nos hemos dado para afrontar todos juntos la situación económica complicada, un pacto que identifica claramente al sector agroalimentario como uno de los estratégicos que el presidente Barreda va a impulsar para reforzar la competitividad”.

El responsable de Agricultura y Desarrollo Rural destacó la apuesta por el cooperativismo, la comercialización y la industrialización agraria, tres áreas que van a contar con un 6,8% más de presupuesto, con más de 175 millones de euros que van a permitir a las industrias y cooperativas agroalimentarias de la Región seguir apostando por el aumento del valor añadido y la calidad de los productos agrícolas, así como por la mejora de la comercialización y la gestión.

En este sentido, además de las partidas reservadas a la agroindustria regional, los presupuestos de 2010 incrementan en un 2,4 por ciento las partidas para investigación y experimentación agraria, que se verán dotadas con 13,3 millones de euros.

Esto, unido a los más de 4,3 millones de euros del presupuesto del IVICAM, demuestra, en palabras de Martínez Guijarro que “seguimos apostando por una actividad clave que hará que el sector agrario regional marque la diferencia en muchos ámbitos”.

Durante su comparecencia, el consejero hizo especial énfasis en aquellas asignaciones presupuestarias que tendrán una incidencia directa desde el punto de vista estricto del desarrollo rural. Unas partidas que se han visto incrementadas en un 6%, y que incluyen cerca de 33 millones de euros para los veintinueve Grupos de Desarrollo Rural con los que cuenta Castilla-La Mancha.

Otro capítulo importante de estos presupuestos es el de las ayudas al sector vitivinícola, en el marco de la OCM del vino, y que contarán con cerca de 186 millones de euros para las ayudas a la destilación de subproductos y del alcohol de uso de boca, así como para las ayudas al arranque y las destinadas a las acciones de promoción en terceros países. Esta partida quedará sujeta a posteriores correcciones al alza cuando se confirmen, entre otros, los datos definitivos del arranque de viñedo a nivel de toda la Unión Europea.

También en materia agropecuaria, señalar que se destinarán, un millón de euros a la mejora de las explotaciones ganaderas y 5,3 millones de euros para el fomento de las especies amenazadas, y con un presupuesto total para el sector ganadero de 53 millones de euros.

Por otro lado, se van a destinar 58 millones de euros en materia de regadíos y de modernización de las explotaciones agrarias, con el objetivo de incrementar la rentabilidad y productividad de la agricultura castellano-manchega en un entorno de desarrollo sostenible.

Martínez Guijarro recalcó la importante apuesta del Gobierno regional por la agricultura sostenible y respetuosa con el entorno y la biodiversidad en la que se desarrolla, y por ello “hemos incrementado el cuantía destinada a las ayudas agroambientales en un 9%, con más de 48 millones de euros para apoyar una agricultura con un enorme potencial en nuestra Comunidad Autónoma”.

Finalmente, la Dirección General de Política Forestal verá incrementado su presupuesto en un 15,3%, hasta los 192,5 millones de euros, para que el personal adscrito a la campaña de prevención y lucha contra los incendios preste sus servicios de forma ininterrumpida, los 11 meses del año y seguir profundizando en la profesionalización del sector.

El presupuesto de la Dirección General de Política Forestal contará con un presupuesto suficiente para aplicar eficazmente el Plan de Prevención de Incendios y para poder desarrollar la Ley de Montes de Castilla-La Mancha, un texto formulado para la protección de la biodiversidad de nuestros montes desde el punto de vista de la sostenibilidad.

Entre las novedades, el responsable de Agricultura y Desarrollo Rural anunció el desarrollo del Plan de Aprovechamiento de la Biomasa Forestal Residual de Castilla-La Mancha, con el objetivo de dirigir las actividades de prevención de incendios hacia la creación de valor añadido y desarrollar las energías renovables.