Puertollano

Raúl Rodríguez también mantiene un pleito para que se declare nulo su despido y sea de nuevo readmitido

Una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Albacete da la razón a un trabajador de Repsol Petróleo que fue suspendido de empleo y sueldo durante siete días

J. Carlos Sanz

05/11/2009

(Última actualización: 06/11/2009 13:00)

Imprimir

Una sentencia dictaminada por el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha (TSJCLM) deja sin efecto la sanción que en su día se impuso a Raúl Rodríguez, extrabajador de Repsol Petróleo, que fue suspendido durante siete días de empleo y sueldo por haber disfrutado de su período vacacional sin que la empresa se lo hubiera comunicado por escrito.

Según Pablo García Minguillán, abogado de Raúl Rodríguez, la sentencia del TSJCLM revoca la que dictaminó el Juzgado de lo Social de Ciudad Real al considerar que el trabajador “actuó de buena fe” pues éste solicitó sus vacaciones (en el año 2008) con dos meses de antelación, tal y como establece la ley, y que en ese tiempo la empresa no comunicó ninguna respuesta cuando sí estaba obligada a responder a tal solicitud.

Por este motivo, como asegura Pablo García Minguillán, el demandante reclamará judicialmente la indemnización de los salarios correspondientes a los siete días de suspensión de empleo y sueldo así como los pertenecientes a los días de vacaciones. Pese a la sentencia del TSJCLM, la empresa podría presentar un recurso de casación pero García Minguillán cree que “no se interpondrá”.

“Una sentencia histórica” como la califica Javier Villa, Delegado sindical de CGT en Repsol Petróleo, quien considera que Raúl Rodríguez, afiliado a este sindicato, ha defendido sus derechos “ante la prepotencia de Repsol”.

Reclama la readmisión en su puesto de trabajo

No es el único pleito que este trabajador mantiene con esta empresa. Rodríguez interpuso otra demanda para que se le reconociera el carácter indefinido de su contrato al entender que existía naturaleza fraudulenta en el mismo. Según Rodríguez, al tener la empresa conocimiento de dicha reclamación tomó la decisión de despedirlo en mayo de este año.

Un despido que según el abogado del afectado “creemos que es nulo porque obedece a una represalia y una vulneración de los derechos fundamentales del trabajador”. Por este motivo, Raúl Rodríguez inició otro pleito judicial donde como confirma García Minguillán “la empresa ya reconoció la improcedencia del despido y optó por la indemnización”. Sin embargo, ante la presunta nulidad del despido, Raúl Rodríguez reivindica la readmisión en su puesto de trabajo. “Quiero conservar mi puesto de trabajo, es mi derecho” remacha el trabajador quien se siente objeto de represalias por parte de Repsol “por ser miembro activo de CGT”.

Amparado en lo que dictamina la sentencia del TSJCLM, Rodríguez exige responsabilidades a personas que ocupan cargos concretos como Yolanda Antequera, Jefa de Plantas del área de Lubricantes, Damián Hidalgo, Jefe del Departamento de Lubricantes, Roberto Cabrera, Director de Recursos Humanos de Repsol Puertollano y al mismísimo Andreu Puñet, Director del complejo petroquímico, “que permitió este circo”.

Tanto Raúl Rodríguez como Javier Villa creen que a lo largo de este proceso, las cuatro secciones sindicales que componen el Comité de Empresa en Repsol Petróleo actuaron en connivencia con la empresa, “hicieron causa común y aceptaron la suspensión de siete días de empleo y suelo” agrega el Delegado Sindical de CGT. Villa espera que esta sentencia siente precedentes y da un toque de atención a Repsol Puertollano para que a partir de ahora “se implique en lograr un buen clima laboral”.