Región

Con motivo del Día Internacional de la Mujer Rural

AMFAR urge al gobierno el reconocimiento del trabajo no remunerado que realiza la mujer rural

La Comarca

13/10/2009

(Última actualización: 13/10/2009 14:00)

Imprimir

La presidenta de la Federación de Mujeres y Familias del Ámbito Rural (AMFAR), Lola Merino, ha presentado hoy en rueda de prensa los actos programados con motivo del Día Internacional de la Mujer Rural, que se celebra el 15 de octubre. En total AMFAR ha programado 11 actos centrales en todo el territorio nacional.

Durante la presentación, Merino manifestó que las mujeres rurales deben ser las protagonistas el Día Internacional de las Mujeres Rurales y por este motivo, AMFAR quiere rendir un merecido reconocimiento a las cinco millones de mujeres rurales españolas “que con su trabajo diario están garantizando la supervivencia del medio rural y el mantenimiento de las explotaciones familiares agrarias”.

La situación rural

La presidenta de AMFAR comenzó dibujando un perfil del mundo rural español y subrayó que “ocupamos el 80 por ciento del territorio español, pero somos pocos ya que representamos escasamente el 20 por ciento de la población. Esta es una de las principales causas de las discriminaciones que padece lo rural”.

Además, los últimos estudios disponibles sobre el mundo rural evidencian que “la mujer es clave para la dinamización demográfica, económica y social. Sencillamente, porque un pueblo sin mujeres se muere”.

La mujer rural: “Un colectivo invisible”

Según datos del Instituto Nacional de Estadística, el colectivo de mujeres rurales engloba a 5 millones de mujeres, que apenas representan el 15% de la población española.

A este escaso peso demográfico, según Merino, hay que sumar la falta de gente joven y el fuerte peso que adquieren las mujeres mayores, las jubiladas que representan el 25 por ciento de las mujeres rurales.

En cuanto a la situación laboral, el 38 por ciento se encuentra fuera del mercado laboral, bien porque son jóvenes (el 13 por ciento) o porque están jubiladas (el 25 por ciento). Además, el 65 por ciento de las mujeres rurales se declara ama de casa.

Por otra parte, casi en la mitad de los hogares rurales hay alguna explotación agraria, por lo que no es de extrañar, precisa la presidenta de AMFAR, que buena parte del tiempo que dedican las mujeres a trabajos extra domésticos sean de carácter agrario.

Estas premisas sirvieron a la presidenta de AMFAR, Lola Merino, para dar contenido a las tres grandes reivindicaciones en el Día Internacional de la Mujer Rural.

Según Merino hay que “hay que sacar a la luz el trabajo no remunerado, no retribuido y sumergido que realizan las mujeres rurales”. Merino puntualizó que por cada hora trabajada y pagada, se trabajan dos no remuneradas y que son además las mujeres las que realizan mayoritamente este trabajo “las mujeres hacen el 29% del trabajo remunerado y el 80% no remunerado”.

“Si este trabajo no remunerado no se realizara, no se cubrirían las necesidades básicas de alimentación, educación, limpieza, salud, bienestar e incluso, las pensiones serían insuficientes para mantener los hogares”, afirmó Merino.

En este sentido, Merino trasladó a los medios de comunicación la falta de sentido que tiene que el Gobierno español conceda subvenciones al colectivo gay de Zimbawe y no se ocupen de las mujeres rurales españolas. “La solidaridad empieza por uno mismo”, sentenció Merino.

La presidenta de AMFAR también cuestionó que el gobierno legisle rápidamente para reconocer los derechos de los trabajadores inmigrantes en el campo y en caso de las mujeres rurales el gobierno ofrezca pasividad y lentitud ”.

Reconocimiento del trabajo desempeñado en la explotación agraria

Los indicativos socioeconómicos ponen de manifiesto que la igualdad de oportunidades no ha llegado al campo, pues todavía en el siglo XXI seguimos reclamando un reconocimiento jurídico del trabajo que desempeñamos en las explotaciones agrarias.

Oficialmente somos poco más de 500.000 mujeres las titulares de explotaciones, aunque se estima en 750.000 las mujeres que dedican una parte importante de su tiempo a la actividad agraria como mano de obra familiar

Sin embargo, “los compromisos del Gobierno no terminan de cuajar. Tan sólo nos han presentado acciones oportunistas y demagógicas”, afirma Merino.

En este sentido recordó que en con motivo del Día Internacional de la Mujer, en marzo del año pasado se aprobó el Decreto de Titularidad compartida, un decreto que no soluciona el problema de la mujer en el campo, y que no es más que una declaración de intenciones, del que queda por desarrollar todo su contenido.

Plan Estratégico de la Mujer Rural

Por último, AMFAR va a aprovechar la celebración del Día Mundial de la Mujer Rural para poner de manifiesto la urgencia de dotar de presupuesto el Plan Estratégico de la Mujer Rural contemplado en la Ley de Desarrollo Sostenible del Medio Rural. Una Ley que fue aprobada el 29 de noviembre de 2007.

La puesta en marcha de este Plan Estratégico, según palabras de la propia ministra Espinosa, iba a propiciar una igualdad plena y una visualización del trabajo de las mujeres rurales españolas, algo que de momento no ha sucedido, según la presidenta de AMFAR.

Por último, Merino presentó el acto que se celebrará en Ciudad Real el próximo 21 de octubre y que tendrá lugar en el Paraninfo de la Universidad. A este acto está prevista la asistencia de mil mujeres de toda la provincia, y contará con la destacada participación del escritor y periodista Tico Medina, que hablará de “La imagen de la mujer rural en el siglo XXI”, y del director del programa “Agropopular” de la Cadena Cope, César Lumbreras, que abordará “El campo ante la crisis”.