Región

Así lo indicó hoy el presidente de Castilla-La Mancha que acompañó a Sus Altezas Reales en su visita a Villarrobledo y Campo de Criptana

"Los príncipes de Asturias son grandes embajadores de las tierras de España"

Don Felipe y Doña Letizia recibieron una calurosa bienvenida de los vecinos de Villarrobledo (Albacete) a los que saludaron detenidamente. Mantuvieron reuniones con diversas asociaciones y movimiento vecinal, así como con bodegueros y cooperativistas que les explicaron la situación y calidad del vino de la comarca.

La Comarca

10/09/2009

(Última actualización: 10/09/2009 14:00)

Imprimir

El presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, que acompañó a los Príncipes de Asturias en su visita a Villarrobledo (Albacete) y Campo de Criptana (Ciudad Real) aseguró que Sus Altezas Reales “son grandes embajadores de las tierras de España y hoy hacen de Villarrobledo y de Criptana referencia nacional”.

Del mismo modo, se mostró convencido de que esta visita servirá para relanzar el turismo en Castilla-La Mancha que supone un 10% del PIB de la región. En declaraciones a los medios de comunicación, José María Barreda destacó la satisfacción que le producía recibir en el corazón de la península ibérica, en el corazón de La Mancha a los Príncipes de Asturias.

Según indicó, Sus Altezas Reales han organizado este viaje para tener más y mejor información de un parte concreta de la Región. Así pudieron conocer la realidad del vino y la viña en un momento importante como es la vendimia. Además tuvieron ocasión de vivir de cerca una agrociudad como Villarrobledo, con una gran importancia agrícola y ganadera, así como una importancia creciente en la industria y las energías alternativas.

Desde primera hora de la mañana, muchos vecinos de Villarobledo esperaban impacientes la llegada de los Príncipes que comenzaron su visita en el Ayuntamiento, donde tuvieron ocasión de firmar en el Libro de Honor y, después, mantener una reunión con una delegación de la Asociación de Fibromialgia del Villarrobledo, con miembros del Centro de Educación Especial ‘Infanta Elena’ de Asprona, de Cocenfe y con representantes de varias asociaciones de diversa índole de la localidad.

Desde el Consistorio, se desplazaron al hospital de Villarrobledo donde los recibieron niños del colegio ‘Diego Requena’ de Educación Primaria y Especial que hoy comenzaban las clases. Muy aplaudidos fueron también por los jóvenes del colegio ‘Graciano Atienza’ que les recibieron a su llegada al Centro Municipal de Desarrollo Local, donde se reunieron con el sector vitivinícola.

Recuerdos de Castilla-La Mancha

El presidente de Castilla-La Mancha regaló a Sus Altezas Reales los Príncipes de Asturias la edición de dibujos animados que, con motivo del IV Centenario de El Quijote, publicó el Gobierno regional para que las infantas Leonor y Sofía se familiaricen con el Caballero de la Triste Figura. También se llevaron una edición especial de El Quijote de parte de la Denominación de Origen La Mancha y dos trajes de Carnaval, cosidos a mano, que el Ayuntamiento de Villarrobledo ha encargado confeccionar para las infantas y publicitar así el carnaval de Villarrobledo para conseguir la Declaración de Interés Turístico Nacional.

Hospital de Villarrobledo

El Hospital que hoy han visitado los Príncipes de Asturias se halla en un entorno que es una auténtica ciudad socio-sanitaria, pues, junto al mismo, se encuentran el Centro de Día de la Asociación de Familiares de Enfermos de Alzheimer y otras Demencias Seniles, el Centro Sociosanitario para Enfermos de Parkinson y el Centro Residencial y de Estancias Diurnas “El Robledillo”.

El Hospital General de Villarrobledo fue inaugurado en marzo de 2007. Además, según las encuestas realizadas a los pacientes en los últimos meses, la gran mayoría se encuentran satisfechos o muy satisfechos con la atención y el funcionamiento del servicio prestado en Urgencias, en Consultas Externas y en Hospitalización.

Sector vitivinícola de Villarrobledo

Sus Altezas Reales pudieron conocer de primera mano que el sector vitivinícola en Villarrobledo goza de una extraordinaria pujanza y que las cooperativas vitivinícolas y las bodegas de la localidad están haciendo una lectura muy correcta del futuro del sector, que se basa en la producción de vinos de calidad, y en el control del proceso de promoción y comercialización.

El sector vitivinícola de Castilla-La Mancha es el de mayor importancia social, económica y medioambiental de Castilla-La Mancha, con unas 530.000 hectáreas dedicadas a la producción de vino repartidas por toda la geografía regional, lo que representa: el 50% de la superficie de viñedo de España; el 15% de la superficie de viñedo de Europa y el 7,1% de la superficie de viñedo mundial.

La superficie de vid, dentro de la estructura agraria de Castilla-La Mancha significa el 7,1% de la superficie total regional; el 13,7% de la superficie de cultivo; el 58,1% de las tierras dedicadas a cultivos leñosos; el 80% es de secano y, tan sólo, el 20% es de regadío.

70.000 familias se dedican a su cultivo, casi en exclusividad; hay 112.000 viticultores y el 6% de la población posee viñedos en Castilla-La Mancha. Este sector tiene una facturación que supera los 1.000 millones de euros al año y da trabajo a más de 3.000 personas.

Castilla-La Mancha cuenta con 9 Denominaciones de Origen, 4 pagos vitícolas y dos Indicaciones Geográficas Protegidas (IGP), Vino de la Tierra de Castilla y la IGP Viñedos de España.

El vino en Villarrobledo

Las más de 28.000 hectáreas de viñedo, destinadas en su totalidad a la producción de vino, hacen de Villarrobledo el municipio con más superficie de viña, no sólo del territorio español, sino del resto de países productores de vino: “Villarrobledo, el mayor viñedo del mundo”.

El trabajo conjunto del equipo de gobierno local y del sector vitivinícola de Villarrobledo, a favor de la dinamización y promoción del sector turístico y económico de la localidad, en relación con la actividad vitivinícola dio lugar a la Asociación “Villarrobledo y sus Vinos”, que se constituyó en el año 2005.