Región

En su intervención el presidente Barreda demostró que éste es un Gobierno fiable y lleva la iniciativa

Barreda presenta más de 50 iniciativas económicas y sociales para dar respuesta a la crisis

La Ley de Transparencia y Buen Gobierno y la Ley de Garantías de Acceso a la Vivienda anunciadas hacen que Castilla-La Mancha sea referente nacional en actuaciones que dan respuesta a los derechos de los ciudadanos. El Pacto por Castilla-La Mancha, eje de la intervención del presidente, convertido en “hoja de ruta del Gobierno” avanza, según Barreda, hacia un modelo productivo basado en la sostenibilidad, la innovación, el conocimiento, las tecnologías de la información y una educación de calidad.

La Comarca

08/09/2009

(Última actualización: 09/09/2009 14:00)

Imprimir

El presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, compareció hoy en las Cortes regionales, en el marco del segundo Debate del Estado de la Región de la séptima Legislatura, con más de un centenar de respuestas e iniciativas de índole económico y social para los castellano-manchegos.

Con el Pacto de Castilla-La Mancha como “hoja de ruta”, Barreda anunció 10 nuevas leyes, 24 medidas de fomento de empresas, medidas de índole familiar y municipal y once planes y estrategias. Todo ello con el objetivo de “superar las dificultades” de la mano de la inmensa mayoría de la población, la energía de los empresarios, la fuerza de los trabajadores y el compromiso de las instituciones.

Barreda recordó que el Pacto por Castilla-La Mancha es un documento de responsabilidad, de corresponsabilidad, de las instituciones y los agentes sociales que avanza hacia un modelo productivo basado en la sostenibilidad, la innovación, el conocimiento, las tecnologías de la información y una educación de calidad. Generar oportunidades para quienes dejan de percibir prestaciones por desempleo y reactivar la economía para generar empleo son dos de los objetivos de este Pacto.

Precisamente el Plan de choque frente al desempleo, que ha sido el preámbulo al Pacto, cuenta con una dotación de 50 millones de euros y podría llegar a atender a más de 10.000 trabajadores que hayan agotado su prestación por desempleo.

Mientras, el Plan de reactivación de la Economía plantea suavizar las consecuencias de los ajustes en sectores más vulnerables; facilitar el acceso a la financiación a Pymes y autónomos y reforzar nuestra competitividad.

El presidente recordó que todas las medidas que contiene el Pacto tendrán reflejo presupuestario cuantificado en más de 2.000 millones de euros. Aunque la crisis afecta a las finanzas públicas, educación, sanidad y servicios sociales serán las partidas prioritarias, según dijo el presidente.

Dos nuevas leyes en sanidad y bienestar social

En alusión a esta última área, José María Barreda anunció dos nuevas leyes: la Ley de Servicios Sociales y la Ley de Derechos y Deberes de las Personas en relación con la Salud.

La primera va a concretar el Sistema de Servicios Sociales de Castilla-La Mancha y va a definir los servicios sociales como un derecho de ciudadanía concretando la cartera de servicios y los sistemas de garantía de calidad para los usuarios de los mismos. En el marco del Pacto por Castilla-La Mancha, esta Ley va a desarrollar la Renta Básica de Ciudadanía.

En esta misma línea explicó que con la futura la Ley de Derechos y Deberes de las Personas en relación con la Salud, el Gobierno pretende consolidar y reforzar los derechos de las personas en la atención sanitaria, tanto de pacientes como de profesionales sanitarios, relacionados con una información adecuada, una atención de calidad y segura, una atención ágil, con garantía de tiempos máximos de espera, la libre elección de profesional sanitario y de centro, y a una segunda opinión médica.

Ley de Garantías de Acceso a la Vivienda

Entre la decena de leyes anunciadas, el presidente Barreda destacó la Ley de Garantías de Acceso a la Vivienda para todos los jóvenes o familias que, cumpliendo las condiciones para acceder en alquiler o en propiedad a una vivienda protegida, no se les pueda ofrecer en el plazo de un año. Así se les compensará la diferencia entre el coste del alquiler de una vivienda libre y el que costaría una vivienda protegida.

La garantía durará hasta el momento en que se le pueda ofrecer una vivienda protegida en compra o en alquiler. Esta Ley supone una respuesta a un derecho constitucional y conlleva un compromiso con la ciudadanía, con los jóvenes y con los demandantes de vivienda.

Ley de Transparencia y Buen Gobierno

A lo largo de la intervención, Barreda citó un buen número de Acuerdos, Planes y Pactos suscritos con los agentes sociales y con una amplia representación del tejido asociativo de Castilla-La Mancha porque, “este Gobierno cumple lo que acuerda, respeta lo que pacta y hace honor a su palabra. En definitiva, es un Gobierno de fiar, del que se fían los ciudadanos”, apuntó el presidente, al tiempo que subrayó que “decir la verdad es importante”.

Para el Gobierno de Barreda, el cumplimiento de los Pactos, de la palabra dada, es una norma de comportamiento “con la que nos hemos granjeado la confianza de la sociedad”. Tras exponer la importancia del acceso de los ciudadanos a la información, se mostró convencido de que hay que garantizarla por lo que anunció la Ley de Transparencia y Buen Gobierno.

Se trata de una norma que tendrá como elementos centrales el acceso a la información y las fórmulas de participación ciudadana en la toma de decisiones. Así se avanza todavía más en la dirección de las buenas prácticas en la administración pública, en el conocimiento y en el control y participación de los ciudadanos en la “res publica”.

A lo largo de su alocución, el jefe del Ejecutivo autonómico reconoció que la preocupación principal de los ciudadanos, y la del Gobierno, es “combatir la crisis”. De ahí el anuncio de otras tantas leyes que, junto a las citadas, palíen la situación en todos los ámbitos. Normas como: Ley de la Agencia regional del Agua, Ley de Comercio, Ley de Cooperativas, Ley de Educación, Ley de Igualdad o la Ley de Promoción de la Prevención de Riesgos Laborales.

Barreda aseguró que la única política posible es la del esfuerzo común en promover y facilitar iniciativas innovadoras y creativas; empresas que generen productos con valor añadido; incorporar investigadores a la Universidad y a las empresas; garantizar la financiación a quienes arriesgan con una buena idea y apoyar a jóvenes y mujeres. Todo ello, incidió el presidente, sin dejar a nadie en el camino, de ahí la apuesta por políticas sociales.

El presidente de Castilla-La Mancha, concluía su primera intervención en este Debate convencido de que esta Comunidad Autónoma superará estas dificultades y saldrá mejor preparada para afrontar el futuro y que así será desde la unidad, con espíritu de sacrificio e ilusión.