Región

En su intervención durante el Debate sobre el Estado de la Región

El presidente Barreda anuncia una nueva ley de garantías de acceso a la vivienda

Adelantó además la aplicación de una bonificación del 30% durante 2010 a todos los municipios a los que presta el servicio de depuración Aguas de Castilla-La Mancha; y la creación de una nueva línea de ayudas para financiar mejoras de las redes municipales de saneamiento.

La Comarca

08/09/2009

(Última actualización: 09/09/2009 14:00)

Imprimir

El Gobierno de Castilla-La Mancha está trabajando ya en la creación de una Ley de Garantías de Acceso a la Vivienda, tal y como anunció hoy el presidente de la Región, José María Barreda, que señaló dicha medida como un instrumento fundamental para hacer efectivo el derecho constitucional a la vivienda.

Durante su intervención en el Debate sobre el Estado de la Región, Barreda reconoció que el sector de la vivienda no atraviesa uno de sus mejores momentos, de ahí la necesidad de dar “pasos firmes” para asegurar un derecho que es una necesidad de la población “y, por tanto, una prioridad para el Gobierno”.

Así, explicó que la garantía que ofrecerá la nueva Ley es clara: a todos los jóvenes o familias que cumpliendo las condiciones para acceder en alquiler o en propiedad a una vivienda protegida no se les pueda ofrecer en el plazo de un año, se les compensará la diferencia entre el coste del alquiler de una vivienda libre y el que costaría una vivienda protegida.

La garantía -explicó Barreda- durará hasta el momento en que se le pueda ofrecer una vivienda protegida en compra o alquiler.

Para el presidente, esta Ley constituye un compromiso con la ciudadanía, con los jóvenes y con los demandantes de vivienda. “Sin duda, el proyecto más ambicioso que se ha hecho nunca para hacer efectivo el derecho de acceso a la vivienda establecido en e artículo 47 de la Constitución”, aseveró.

Barreda, para quien todas las medidas desarrolladas hasta el momento referentes a la vivienda tenían como finalidad poner en marcha la nueva Ley, recordó que ya en el mes de mayo las Cortes regionales aprobaron la Ley de medidas urgentes en materia de vivienda y suelo; la puesta en marcha de una nueva tipología de vivienda protegida, la de Iniciativa Público-Privada (ya están seleccionadas 22 promociones para la construcción de más de 1.000 viviendas); o las nuevas medidas de apoyo que establece el Pacto por Castilla-La Mancha, a las que se destinarán 650 millones de euros.

Infraestructuras

En lo que a infraestructuras se refiere, el jefe del Ejecutivo autonómico insistió en que la estrategia de su Gobierno ha sido y seguirá siendo la de convertir la posición geográfica de Castilla-La Mancha en una ventaja económica. En este sentido apuntó que la licitación de obra pública es una de las medidas que el Gobierno de Castilla-La Mancha está aplicando de forma decidida para luchar contra la actual crisis.

De esta forma, aseguró que este año se pondrán en servicio siete nuevos tramos de autovías en la Región y afirmó que en este momento se están construyendo 121 kilómetros de autovías regionales.

Según el presidente, en esta legislatura se pondrán en servicio 209 kilómetros de autovía de la red nacional y destacó las mejoras realizadas en la red convencional que alcanzarán los 2.500 kilómetros el año próximo (ya se están actuando en 1.600 kilómetros).

Para Barreda, esta situación no tiene precedentes en la historia de la Región que, con estas inversiones, no sólo verá mejorar sus comunicaciones sino también reforzará su carácter competitivo y, en consecuencia, incrementará la generación de empleo.

En términos de empleo, a licitación, sólo de carreteras, significa la creación o mantenimiento de más de 10.000 puestos de trabajo.

En lo referente a la Alta Velocidad, Barreda destacó que, en breve, Castilla-La Mancha será la Comunidad Autónoma mejor comunicada e insistió en que tanto el ferrocarril como el AVE están teniendo un desarrollo que era impensable hace poco.

No quiso dejar de mencionar el presidente los aeropuertos de Albacete y Ciudad Real, a los que comprometió su ayuda, al tiempo que consideró que todas estas inversiones, además de mejorar la seguridad y la comodidad, hacen más competitivas nuestras empresas y más atractiva la Región como territorio propicio para la inversión.

Para potenciar este aspecto, en Castilla-La Mancha estamos impulsando, en colaboración con los ayuntamientos, una política activa de desarrollo de suelo industrial a través de la Empresa Regional del Suelo.

Obra hidráulica

El presidente mencionó algunas de las actuaciones del Programa Agua, dotado con 2.000 millones de euros, como el abastecimiento a la llanura Manchega; el abastecimiento a los municipios colindantes al Acueducto Tajo-Segura, o el abastecimiento de comarcas como Almadén o Montiel y a los municipios ribereños de los embalses de Entrepeñas y Buendía.

“Son proyectos que se van haciendo realidad”, como lo ha sido la ampliación del Sistema de Picadas para 42 municipios, afirmó Barreda, que explicó que, además de impulsar infraestructuras de gran calibre como las ya mencionadas, el Gobierno regional está también colaborando con ayuntamientos en la financiación de pequeñas obras.

Para ello se han firmado con las diputaciones provinciales convenios por valor de 50 millones de euros, y en este momento se están ejecutando más de 600 obras, tal y como apuntó el presidente, que propuso la renovación de estos convenios “dada la favorable acogida que han tenido”.

En lo referente a la depuración de aguas residuales, Barreda explicó que el primer Plan de Saneamiento pretende atender en 2015 a todos los municipios de más de 500 habitantes, al tiempo que aseguró que en 2012 prácticamente todos los municipios con esos habitantes contarán con sistemas de depuración.

Nueva bonificación

En este punto y consciente de que la crisis está afectando a los ayuntamientos, el presidente Barreda anunció la aplicación de una bonificación del 30% durante el ejercicio 2010 a todos los municipios a los que presta el servicio de depuración Aguas de Castilla-La Mancha.

Además, señaló, el próximo año se creará una nueva línea de ayudas para financiar mejoras de las redes municipales de saneamiento para aquellos municipios que se hayan dotado recientemente de planta depuradora.

Siguiendo con el asunto del agua, el presidente mencionó su impulso a la creación de una Agencia Regional del Agua que concentrará, según sus propias palabras, todas las competencias e instrumentos que en esta materia tiene la Comunidad Autónoma.

“Será una herramienta que nos dará más eficacia de gestión y garantizará la defensa de nuestros intereses en todas las cuencas hidrográficas a las que pertenecemos, ahora que estamos inmersos en un nuevo proceso de planificación hidrológica”, aseveró.

Financiación autonómica para atender a los castellano-manchegos

Barreda citó la financiación autonómica y los beneficios del nuevo sistema que, recordó, proporcionará a la Región más recursos para atender a los ciudadanos.

“También nos otorga más suficiencia de recursos con la incorporación de nuevas variables que permiten un mejor cálculo de nuestras necesidades”, apuntó el presidente, que insistió en lo beneficioso que resulta para Castilla-La Mancha que se considere el territorio, que se pondere la población mayor de 65 años y, por primera vez, la menor de 16, además de que se atienda a la aplicación efectiva de la Ley de Dependencia y que se calcule de una nueva manera la baja densidad de población.

Asimismo, consideró muy beneficiosos los nuevos fondos que contempla el nuevo sistema de financiación, en concreto el Fondo de Cooperación dentro del Fondo de Convergencia que, recordó, “se inspira en nuestra propuesta de reforma de Estatuto de Autonomía.

Estatuto de Autonomía

A este respecto, el presidente aprovechó la ocasión para expresar su deseo de que el Estatuto se apruebe en el Congreso, al tiempo que recordó que su postura siempre ha sido, es y será “la de defender los intereses de nuestra Región” sobre la premisa de garantizar a los castellano-manchegos de hoy y de mañana el agua que necesitemos para nuestro desarrollo.

Para Barreda, no se trata de agredir a otras regiones, sino de garantizar para el presente y el futuro todas las necesidades hídricas que tenga Castilla-La Mancha respetando toda la normativa española y comunitaria.

Adjuntos

Barreda reconoció que el sector de la vivienda no atraviesa uno de sus mejores momentos, de ahí la necesidad de dar “pasos firmes” para asegurar un derecho que es una necesidad de la población “y, por tanto, una prioridad para el Gobierno”. :