Puertollano

Rut Gomez Sobrino, responsable del área Audiovisual de UNESCOCAT:

“Los medios de comunicación y los jóvenes periodistas son la esperanza del continente africano”

Aunque la libertad de prensa es una de las asignaturas pendientes del continente africano, la democratización de los medios de comunicación y las tecnologías digitales están reduciendo cada vez más las barreras de los ciudadanos a expresarse libremente.

Amélie Ponce

12/08/2009

(Última actualización: 12/08/2009 14:00)

Imprimir

UNESCOCAT organiza esta semana un curso en Kenia sobre Periodismo, dirigido a jóvenes de 10 a 17 años, en el que se trata la relevancia de los medios de comunicación en el desarrollo social y económico de los pueblos. Su coordinadora, Rut Gomez Sobrino, puertollanense responsable del Departamento de Audiovisuales del Centro, explica la necesidad de este tipo de proyectos y la respuesta de los jóvenes participantes.

¿En qué momento se encuentran los medios de comunicación en el continente africano?

Es cierto que África es un inmenso continente y que cada país tiene su propia idiosincrasia en lo que se refiere al desarrollo de los medios de comunicación. En general, la falta de libertad de prensa es uno de los problemas más preocupantes junto con la falta de infraestructuras y de formación de los periodistas. Aún asi, podemos hablar de importantes mejoras en estas tres deficiencias. Por un lado, cada vez es más firme el consenso internacional sobre el rol que los medios de comunicación juegan en el desarrollo económico, cultural y social de los pueblos, y así lo demuestra el compromiso adquirido por las ONGs y por los organismos intergubernamentales como la UNESCO con el desarrollo de proyectos y con cierta presión ejercida a los estados que vulneran el ejercicio del Periodismo. Por otro, se ha producido el despegue de lo que se ha venido a llamar “Periodismo Ciudadano”, una tendencia acrecentada por el auge de las tecnologías de la información, que permiten realizar un programa de radio o de televisión con presupuestos más ajustados. De hecho, uno de los fenómenos más interesantes actualmente es la proliferación de blogs que abordan todo tipo de temas, muchos de ellos tabúes como la corrupción política.

¿Cómo pueden los medios de comunicación ayudar a resolver los grandes problemas del continente africano?

El hambre, la pobreza, la desigualdad o la falta de asistencia sanitaria son las áreas que nos vienen a la mente cuando pensamos en el continente africano. En todos estos campos la labor de los medios de comunicación es esencial. Por ejemplo, se han desarrollado relevantes proyectos en el campo de la educación a través de programas de radio. Otra línea de trabajo primordial de los medios de comunicación en África ha sido la lucha contra el SIDA, sobre todo en lo que concierne a información de la enfermedad, de su transmisión y de su tratamiento, algo muy significativo debido a los tabúes que rodean a este mal, del que el 70 por ciento de los afectados se encuentra en África.

¿Cuál es la relación de las jóvenes generaciones africanas con los medios de comunicación?

A pesar de la brecha tecnológica con países más desarrollados y de las necesidades que tiene África, existe ya una generación africana que ha crecido con el auge de internet, de las nuevas tecnologías, del uso de los móviles, de nuevas formas de comunicación y de un proceso de globalización intenso que les conecta con otros países y con otras realidades. Todo esto implica una relación con los medios de comunicación que se ha desarrollado de manera natural. La necesidad actual es inculcar a la ciudadanía la responsabilidad de cambio social y económico que pueden ejercer a través de los medios de comunicación y este es uno de los objetivos del curso que estamos impartiendo en estos días en Kenia. Este reto convierte a los medios de comunicación y a las nuevas generaciones de periodistas en la esperanza del continente africano.

En este sentido, ¿cuál es la respuesta de los jóvenes participantes del curso organizado por UNESCOCAT?

Para una periodista como yo es muy gratificante trabajar con estos niños que están ávidos por conocer los detalles del proceso periodístico y cómo funciona un medio de comunicación por dentro. Su actitud es muy abierta y sobre todo muestran mucho interés en comunicar la realidad de sus comunidades. Esto sin duda es lo más importante de esta experiencia: la motivación de los participantes. Es apasionante descubrir cómo el espíritu del más genuino periodismo está vivo en África, ya que, para estos niños los medios de comunicación son una manera de impulsar el desarrollo en su país, y de dar voz a los más desfavorecidos.

¿Cuáles son los contenidos de este seminario de Periodismo?

Los niños aprenden la estructura del proceso periodístico, la relevancia que los medios de comunicación juegan en las sociedades actuales, y sobre todo las posibilidades que desde los medios existen para impulsar el desarrollo, tanto social como cultural o económico. El primer día aprendieron la diferencia entre comunicación, medios y periodismo y también han recibido conocimientos en fotografía. Hay una atención importante al debate, a la discusión y estamos realizando mesas redondas sobre el tratamiento del SIDA en los medios o la presión que se ejerce sobre los periodistas. La mejor parte del seminario es su parte práctica, pues son los niños los que están ejerciendo de servicio de comunicación del Festival realizando el seguimiento de las actividades que se están llevando a cabo. Esta labor incluye la redacción de notas de prensa o la realización de entrevistas con los invitados al Festival.

Además de este curso de Periodismo, ¿qué otras actividades patrocina el Centro UNESCO de Cataluña en el Festival Lola Kenia?

La más destacada es un curso en producción audiovisual impartido por la directora Fina Sensada Boixader, coordinado desde el Departamento de Audiovisuales de UNESCOCAT, que hemos apoyado con el material didáctico. También hemos organizado una mesa redonda sobre la producción audiovisual en África, donde presentaremos la Plataforma Audiovisual de la UNESCO, un proyecto descentralizado a España y gestionado conjuntamente por la Asociación UNESCO de Igualada y UNESCOCAT. Finalmente, el Departamento de Audiovisuales del Centro ha coordinado en el Festival una exposición fotográfica titulada ‘Manos que Curan’, resultado de la misión de Plastikos Mundi en Chad, realizada por Fina Sensada.

Se trata de un programa intenso en el que el Centro UNESCO tiene un gran protagonismo, ¿cómo se ha llegado a esta colaboración?

El Departamento de Audiovisuales de UNESCOCAT gestiona desde 2008 el proyecto de Plataforma Audiovisual de la UNESCO, junto con la Asociación UNESCO de Igualada. La gestión de este proyecto implica como parte importante el apoyo a directores independientes de países en vías de desarrollo y a festivales de cine de esos países. En este marco de actuaciones nuestro equipo de trabajo consideró el potencial del Festival Lola Kenya y su poder vehicular para mejorar los medios de comunicación de la región. De hecho, gracias a esta colaboración con el Festival, 30 jóvenes se formarán en periodismo y en producción audiovisual, algo que es sin duda un ambicioso reto, a la vez que reforzamos un festival pionero e incipiente en el campo de la educación y la infancia.