El nuevo Plan Estatal de Vivienda y Rehabilitación permitirá a casi 34.000 familias de Castilla-La Mancha acceder a un hogar o mejorar el que ya poseen

Beatriz Corredor firma con el consejero de Vivienda de la Junta el convenio que permitirá ejecutar el Plan en la Comunidad. El Ministerio destinará 328,6 millones de euros para facilitar el acceso a la vivienda en Castilla-La Mancha, casi un 55% más que el Plan anterior y el triple que el último Plan del Gobierno del PP.

La Comarca

03/06/2009

(Última actualización: 03/06/2009 14:00)

Imprimir

El nuevo Plan Estatal de Vivienda y Rehabilitación 2009-2012 permitirá a 33.870 familias castellanomanchegas acceder a una vivienda o mejorar la que ya poseen, lo que supone un incremento cercano al 37% respecto a las previstas en el Plan 2005-2008, con 24.823 actuaciones; y más del doble de las del último Plan diseñado por el Gobierno del Partido Popular, (2002-2005), con 15.175 actuaciones.

La ministra de Vivienda, Beatriz Corredor, ha firmado hoy con el consejero de Ordenación del Territorio y Vivienda de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, Julián Sánchez Pingarrón, el convenio que posibilitará la ejecución del PEVR 2009-2012 en esta Comunidad y que permitirá que más castellanomanchegos se beneficien de los planes diseñados por el Ministerio de Vivienda desde su creación en 2004. Así, en los últimos cinco años, el Plan Estatal de Vivienda 2005-2008 y el Plan de Choque 2004 han facilitado el acceso a un hogar a 40.915 familias en Castilla-La Mancha.

Los recursos financieros totales que el Estado destinará a esta Comunidad gracias al nuevo PEVR superan los 328,6 millones de euros, casi un 55% más que el Plan 2005-2008, con 213,2 millones; y más del triple de lo convenido en el último Plan del Gobierno del PP, de 2002-2005, con 108 millones.

Según ha explicado la ministra, el Plan Estatal de Vivienda y Rehabilitación “se adapta a las necesidades y características de Castilla-La Mancha al tiempo que refleja fielmente el espíritu y los fines generales” perseguidos por el Ministerio, que son los de ampliar las ayudas a más ciudadanos e impulsar la vivienda protegida y la rehabilitación, que ofrecen una alternativa al sector inmobiliario residencial para relanzarse y generar empleo en la actual coyuntura.

En ese sentido, ha asegurado que el Plan supone un potente instrumento de protección social y un refuerzo de la inversión pública en las actuaciones que tienen mayor impacto en el empleo y que, al mismo tiempo, son determinantes para un nuevo equilibrio en el sector: la vivienda protegida y la rehabilitación, especialmente la energética, que estimula la innovación tecnológica y la competitividad del tejido empresarial.

Las actuaciones de rehabilitación se triplican y son el 41% del total

El reparto de las ayudas entre las distintas líneas del PEVR se fundamenta en una doble vertiente: por una parte, las necesidades y circunstancias concretas de cada Comunidad Autónoma; y por otra, el espíritu y los fines generales del nuevo Plan.

De este modo, las actuaciones de rehabilitación de viviendas y edificios y de renovación urbana en Castilla-La Mancha suponen el mayor esfuerzo ya que se multiplican por tres respecto a las previstas en el Plan 2005-2008. En concreto, el Ministerio de Vivienda permitirá la mejora de 13.840 viviendas. Estas actuaciones representan casi el 41% del total.

El número de viviendas protegidas de nueva construcción financiables por el PEVR en la Comunidad será de 14.065. Además el Ministerio financiará la urbanización de suelo para 2.560 viviendas protegidas y dará ayudas para que 1.105 ciudadanos puedan comprar una vivienda usada.

Respecto a las nuevas líneas de actuación que incorpora el PEVR cabe reseñar que en Castilla-La Mancha el Ministerio financiará el desarrollo de 120 acciones para erradicar infraviviendas y la creación de 20 alojamientos protegidos para colectivos especialmente vulnerables como los menores de 35 años, los mayores de 65, las personas con discapacidad o las mujeres víctimas de la violencia de género, entre otros, así como para la comunidad científico-universitaria.

11.500 ayudas directas para rehabilitar y 2.300 para pagar el alquiler

Los recursos financieros del Plan que van directamente a los ciudadanos de la Comunidad, les llegarán a través de diversas líneas de ayudas como la Ayuda Estatal Directa a la Entrada y la subsidiación durante 10 años del préstamo a los adquirientes de vivienda protegida. Sólo el año pasado, el Gobierno de España pagó a los ciudadanos castellanomanchegos por estos dos conceptos 49,3 millones de euros.

A quienes opten por el arrendamiento y tengan rentas inferiores a 2,5 veces el IPREM, el Ministerio les ayudará a pagar su alquiler durante dos años. El Plan contempla inicialmente ayudas en esta línea para 2.300 familias de la Comunidad.

Además, quienes deseen mejorar la accesibilidad, el confort, la seguridad o la eficiencia energética de su vivienda mediante la rehabilitación contarán con subvenciones de 3.400 euros, que podrán llegar a los 6.500 euros si la casa se destina al alquiler. Un total de 11.500 hogares de Castilla-La Mancha podrán ser rehabilitados gracias a estas ayudas denominadas Renove. A ellos se unirán las 2.220 viviendas que se mejorarán en el marco de áreas de rehabilitación integral y de renovación urbana.

A las ayudas a la rehabilitación se suman las que el Gobierno de España ha destinado de manera urgente a la Comunidad para la mejora de viviendas y espacios urbanos con cargo al Plan Español para el Estímulo de la Economía y el Empleo (Plan E). Dado que el objetivo es crear empleo y reactivar la economía de forma inmediata, estas obras deberán estar en marcha antes del 15 de octubre.