Mestanza

La sentencia refleja que no ha habido intencionalidad en Antonio Pareja

La Fiscalía Provincial exime al alcalde de Mestanza de un presunto delito de falsedad en documento público

J. Carlos Sanz

03/06/2009

(Última actualización: 03/06/2009 12:00)

Imprimir

Antonio Pareja, alcalde de Mestanza y que había sido denunciado por el Grupo Popular de esta localidad ante la Fiscalía Provincial y el Tribunal de Cuentas de Castilla-La Mancha por un presunto delito de falsedad de documento público, ha sido finalmente eximido de cualquier responsabilidad como así refleja la resolución de la Fiscalía provincial y cuya sentencia dice textualmente que “no hay ninguna intencionalidad para obtener dos subvenciones con la misma justificación”. Por tanto, las diligencias se han archivado y Pareja demuestra su inocencia.

El meollo del asunto era que Santiago Buendía, portavoz popular en Mestanza, aseguraba semanas atrás que Pareja duplicó facturas a la hora de justificar dos subvenciones concedidas, una proveniente del Plan de Aldeas de la Diputación y otra del Fondo de Acción Especial de la JCCM y con las que se acometieron arreglos y mejoras del pavimento en la Calle Granados de Solanilla del Tamaral, pedanía de Mestanza, lo que a juicio de los populares suponía incurrir en un delito de falsedad documental.

Sin embargo, y así lo confirma el alcalde de Mestanza, se produjo un error administrativo (se envió la misma factura para justificar las dos subvenciones) que fue subsanado el 26 de febrero de 2008 como asegura Antonio Pareja. “Si se subsanó a su debido tiempo ¿Dónde está la intencionalidad de duplicar facturas?” inquiere el alcalde quien no se explica cómo después de un año y cuatro meses de la subsanación de dicho error, y cuando era de conocimiento de la oposición, porqué se produce la denuncia hacia su persona. Pareja lo tiene claro y acusa al PP de “utilizar un error administrativo para rentabilizar la vida política”.

Acusación que comparte el Secretario Local del PSOE, Antonio Rodríguez, quien habla de revuelo ficticio, el causado por el PP de Mestanza, “por querer judicializar la vida política”.