Región

Un crucero por el Nilo, visitas a los templos de Karnak, Luxor, Edfú o Philae, la necrópolis de Tebas, las pirámides de Giza y El Cairo

CCM lleva a más de un millar de personas a conocer Egipto

La Comarca

29/05/2009

(Última actualización: 29/05/2009 12:00)

Imprimir

Más de un millar de personas mayores han podido disfrutar de una semana en Egipto, visitando los lugares más emblemáticos de este bello país como los templos de Karnak y Luxor, el Valle de los Reyes, o las pirámides de Giza y Saqqara. El viaje, organizado por la Obra Social de Caja Castilla La Mancha para titulares de pensiones domiciliadas en la entidad, incluía, además, un crucero por el Nilo y estancia de varios días en El Cairo.

Ocho grupos en total, procedentes de las cinco provincias de Castilla-La Mancha y de otros ámbitos de actuación de la Caja como Madrid, Aragón, Andalucía, Comunidad Valenciana y Castilla y León, han comprobado a lo largo del presente mes de mayo que Egipto rezuma historia, cultura y arte por todos lados.

En la ciudad egipcia de Luxor comenzó este recorrido por la historia en un crucero por el Nilo en el extraordinario Princess Sarah. Cuatro días a bordo de este barco remontando el mayor río de África, salpicados con excursiones con guías especializados a los lugares más emblemáticos del país. A bordo, todo tipo de entretenimiento, para que el aburrimiento sea un lejano recuerdo.

La antigua ciudad de Tebas fue la primera inmersión en el Antiguo Egipto. Situada en las inmediaciones de la actual Luxor, sus asombrosas ruinas perduran todavía extendiéndose a ambos lados del Nilo. En la ribera oriental, Luxor y Karnak, en la occidental, un conjunto de palacios que conducen a extensas necrópolis como el Valle de los Reyes o el Valle de la Reinas.

Los templos de Luxor y Karnak estaban en la antigüedad unidos por un paseo procesional flanqueado por una doble hilera de esfinges que debió albergar más de mil estatuas. El de Luxor, uno de los mejores conservados del Imperio Nuevo egipcio, mantiene numerosas estructuras de la época como el pilono, una especie de construcción con forma de pirámide truncada, a modo de gruesos muros, que erigidos por pares, flanquean la entrada principal de los templos del Antiguo Egipto.

Karnak, por su parte, albergó el complejo religioso más importante de la cultura egipcia durante la dominación de Tebas. Fue construido, desmantelado, restaurado, ampliado y decorado por múltiples faraones. Alrededor de treinta contribuyeron con sus edificaciones a embellecer un complejo lleno de santuarios, obeliscos y pilones.

Se trata de un enorme museo a cielo abierto que los viajeros de CCM recorrieron entusiasmados y con la cámara lista para inmortalizar las incontables vistas que ofrece el lugar.

Otra excursión que atrajo el interés de los viajeros fue la vista dos gigantescas estatuas de piedra que representan al faraón Amenhotep III. Los colosos de Memnón muestran a este faraón sentado en el trono con las manos reposadas en sus rodillas. Su mirada se dirige hacia el este, en dirección al Nilo, lo que acentúa su majestuosidad.

La función principal de los colosos fue la de presidir la entrada al complejo funerario de este faraón que en sus días gloriosos era mayor que el gran conjunto de Karnak.

La siguiente etapa del viaje correspondió al Valle de los Reyes, la necrópolis más conocida del Antiguo Egipto y el lugar donde se encuentran las tumbas de la mayoría de faraones del Imperio Nuevo, así como de varias reinas, príncipes, nobles e incluso de algunos animales, según comentan los guías locales.

El Valle de los Reyes se compone de dos valles, el Valle Este, donde se encuentran las denominadas tumbas tebanas, y el Valle Oeste o Valle de los monos. Las tumbas de Tutankamón, Ramsés el Grande y Tutmosis, fueron esculpidas en esta extensa y única necrópolis ubicada en las profundidades de las montañas.

Las pirámides

Tras dejar Tebas el barco prosiguió su rumbo en dirección a la antigua Menfis. Esta ciudad se ubicaba al sur del delta del Nilo, en la región que se encuentra entre el Bajo y el Alto Egipto. El conjunto de Menfis incluye varias necrópolis y las formidables pirámides de Giza.

La célebre esfinge protege a las tres grandes pirámides de Giza, que, sin duda, componen la imagen más turística de Egipto. Hace más de cuatro mil años, los cuerpos momificados de los reyes Keops, Kefrén y Micerinos fueron conducidos por el Nilo para ser enterrados dentro de estos imponentes monumentos, preparados para el viaje a la vida después de la muerte.

De las tres pirámides, la más grande, antigua y refinada es la pirámide de Keops, conocida simplemente como la “Gran Pirámide”. Con una altura de 145 metros, fue la estructura más alta del mundo hasta finales del siglo XIX. No obstante, la pirámide de Kefrén causa un mayor impacto al principio, pues está situada en un terreno más elevado y con el techo de piedra caliza aún intacto, y eso, a pesar de tener cuatro metros menos de altura.

La pirámide de Micerinos, la más pequeña de todas, compensa su menor tamaño con sus exquisitos templos del valle y funerarios.

Por su parte, la esfinge con su cuerpo de león y cabeza de hombre es la escultura de piedra más antigua de Egipto y también la más característica. En sus orígenes, la esfinge fue labrada en un gigantesco pedazo de roca caliza.

Además, el crucero por el Nilo ha permitido que los mayores descubran las maravillas de otros lugares menos conocidos para el gran público como la ciudad de Kom Ombo o el templo de Edfú.

Kom Ombo se sitúa en la ribera oriental del Nilo. De sus años de esplendor, correspondientes a la época ptolemaica, perduran dos templos. El más notorio, que podría haber sido una especie de panteón dedicado a Apolo, se alza sobre una colina arenosa. Esta ubicación lo hace destacar sobremanera al lado del Nilo. El más pequeño, por su parte, estaría dedicado a la diosa Isis.

La excursión a Edfú permitió que los mayores de CCM contemplasen un magnifico templo dedicado a Horus, el segundo más grande en Egipto tras Karnak y uno de los mejor conservados. Las inscripciones de sus paredes han proporcionado valiosa información a los arqueólogos sobre el leguaje, la mitología y la religión del Antiguo Egipto.

El crucero por el Nilo tenía para obligada en el islote de Agilkia, lugar que acoge los templos que se erigieron en los periodos ptolemaico y romano en la isla de Philae que fueron desmantelados cuando esta isla quedo sumergida el pasado siglo bajo las aguas embalsadas por la presa de Asuán.

El Cairo

Ya en la capital, los viajeros se alojaron en el lujoso Grand Hyatt Cairo situado frente al Nilo y la emblemática Torre de El Cairo. La capital egipcia es una urbe con multitud de encantos. Su centro histórico es Patrimonio de la Humanidad desde 1979. De él, destaca el barrio copto, la denominada Ciudadela de Saladino y el bazar ‘Jan el-Jalili’.

El barrio copto está surcado de callejuelas donde se encuentran numerosas iglesias como la Iglesia de Santa María, que es el templo cristiano más antiguo de la ciudad. También en este barrio se ubican la sinagoga de Ben-Ezra, la más antigua de Egipto, y la fortaleza de Babilonia.

La ciudadela de Saladino está situada en una pequeña montaña conocida como Muzzattam. Fue el refugio de todos los gobernantes desde Saladino en el siglo XII hasta Mehmet Alí en el siglo XIX.

En lo que respecta al bazar, en Jan el-Jalili es posible encontrar todo su encanto y sabor caminando por sus pequeñas callejuelas, que conforman un pequeño laberinto en el que comprar es una actividad casi compulsiva. Es el bazar antiguo de la ciudad de El Cairo, Egipto, y para muchos visitantes ha sido la zona más divertida de la ciudad.

Para quienes continuaban enfrascados en el Antiguo Egipto, el Museo Egipcio fue la mejor opción. Custodia la mayor colección de objetos de la época faraónica, más de 120.000 objetos clasificados que harán las delicias de sus visitantes.