Provincia

De manera temporal

La Junta restringe el baño en tres de las Lagunas de Ruidera por motivos de seguridad a instancias de la Junta Rectora del Parque Natural

Según un informe emitido por la Confederación Hidrográfica del Guadiana, existe un riesgo de rotura de la barrera natural que separa las lagunas Batana y Santos Morcillo, que afectaría también a la Colgada, con el consiguiente riesgo para la salud de bañistas y personas del entorno

La comarca

27/05/2009

(Última actualización: 27/05/2009 12:00)

Imprimir

La Junta de Castilla-La Mancha ha tomado la decisión de restringir momentáneamente el acceso y el baño a las lagunas de la Batana, Santos Morcillo y la Colgada, así como a sus entornos, ante las fisuras detectadas en la barrera natural que separa las dos primeras lagunas, la cual, ante el gran volumen de agua existente, podría fracturarse, sin tiempo de reacción para posibles bañistas o personas de los aledaños de las lagunas.

Esta decisión ha sido tomada a instancias de la Junta Rectora del Parque Natural, reunida ayer en Ruidera, en la que se tomó en consideración un informe emitido por la Confederación Hidrográfica del Guadiana en el que se pone de manifiesto el riesgo de rotura de “la barrera tobácea que separa la laguna Santos Morcillo de la laguna Batana”. De ocurrir tal cosa, según el informe técnico “la laguna Batana no tendría capacidad física para albergar el volumen de agua que se movilizaría desde la laguna Santos Morcillo”, llegando, así, el agua hasta la Colgada, con el riesgo que eso supondría para la seguridad de las personas.

Por su parte, el Gobierno Regional está consultando a diferentes expertos las posibles soluciones para esta contingencia con el fin de intentar recuperar cuanto antes la normalidad en la zona.

El informe presentado por la CHG que se debatió ayer en la Junta Rectora del Parque es el resultado de una investigación que se inició en 2007, detectándose entonces agrietamientos en la laguna Santos Morcillo. Es así como se inició un estudio en profundidad del subsuelo lagunar, constatándose un sistema de fracturación que afectaba al vaso lagunar.

Desde entonces, se han venido realizando trabajos de monitorización, comprobándose que recientemente las fisuras han aumentado. Si bien el informe no especifica cuándo puede ocurrir el peor de los escenarios, la Junta Rectora, el Gobierno regional y la Subdelegación del Gobierno no están dispuestos a que tal cosa ocurra, de ahí que se haya decidido restringir el baño y acometer las medidas que los técnicos propongan para reestablecer la normalidad en las citadas lagunas.

Por otro lado, el Parque Natural de las Lagunas de Ruidera presenta un aspecto inmejorable, con un elevado volumen de agua y sin ningún tipo de peligro en el resto de lagunas, un total de dieciséis, que conforman el parque.