Región

El Gobierno regional invertirá 3,7 millones de euros

3.500 desempleados de colectivos con especiales dificultades de acceso al empleo mejorarán su formación

La titular de Trabajo y Empleo, María Luz Rodríguez, informó sobre la Modalidad III de formación para el empleo, con la que el Ejecutivo de José María Barreda “apuesta por la igualdad de oportunidades y la cohesión social”, a más de veinte asociaciones que trabajan en la inserción socioprofesional de personas con especiales necesidades formativas.

La Comarca

22/05/2009

(Última actualización: 22/05/2009 12:00)

Imprimir

La consejera de Trabajo y Empleo, María Luz Rodríguez, afirmó hoy en Toledo que 3.500 personas desempleadas de colectivos con especiales dificultades de acceso al mercado laboral mejorarán su formación a través de la Modalidad III de formación para el empleo.

Esta modalidad, en la que el Gobierno de Castilla-La Mancha invertirá 3,7 millones de euros, fue presentada por la consejera a más de veinte asociaciones que trabajan en la inserción socioprofesional de estas personas. “Tenemos más parados en todos los colectivos y, por eso, invertiremos un 20 por ciento más”, recalcó.

Rodríguez indicó que “si somos capaces de llegar a las personas que más nos necesitan es porque trabajamos todos juntos, vosotras, las asociaciones que cada día trabajáis en la integración sociolaboral de estas personas, y el Gobierno de Castilla-La Mancha”.

A este respecto, la titular de Trabajo y Empleo aseguró que “el empleo es la principal herramienta para participar en el proyecto social” y, por eso, incidió en la especial importancia de esta modalidad de formación, ya que “es un elemento de generación de igualdad de oportunidades para todos en Castilla-La Mancha en la que apostamos por la cohesión social”.

María Luz Rodríguez explicó que, aunque ya se trabaja en la formación de estos colectivos a través de otros programas, “es la primera vez que ponemos en marcha, de forma específica, una formación para el empleo para estas personas con especiales necesidades formativas”.

Los diferentes colectivos a los que va dirigida, entre otros, esta Modalidad III de formación para el empleo son los trabajadores de sectores profesionales o económicos en crisis; mujeres que quieran trabajar en sectores en los que se encuentran subrepresentadas; personas con necesidades formativas especiales derivadas de discapacidad o deficiencia sensorial; minorías étnicas o culturales; inmigrantes o emigrantes retornados.

También se dirige a personas residentes en municipios de Castilla-La Mancha de menos de 5.000 habitantes donde no exista oferta de formación para el empleo financiada con fondos públicos; personas residentes en zonas o barrios con dificultades de integración social; drogodependientes, ex-drogodependientes y ex-reclusos; y mujeres víctimas de violencia de género.

Esta decisión se enmarca dentro de las actuaciones del Plan por el Crecimiento, la Consolidación y la Calidad del Empleo en Castilla-La Mancha, que dedica casi la mitad de los más de 1.200 millones de euros con que cuenta de presupuesto a la formación de trabajadores.

Finalmente, María Luz Rodríguez insistió en que “la apuesta por la formación para el empleo es central, estratégica y decidida” porque en el presente va a permitir recualificar trabajadores que han perdido su empleo, para que puedan regresar cuanto antes al mercado de trabajo, y en el medio plazo nos va a ayudar a sentar las beses de un nuevo modelo económico basado en actividades de mayor valor añadido, más estable y que cuente con trabajadores más y mejor formados y empresas más competitivas.