Región

El ministro de Fomento y el presidente de Castilla-La Mancha destacaron la buena sintonía entre ambas instituciones

El gobierno regional consigue que se amplíe la red de cercanías y da un impulso a la comunicación por Alta Velocidad

Blanco destacó la importancia del aeropuerto Central de Ciudad Real y adelantó que el Ministerio de Fomento, está trabajando para agilizar la Declaración Fronteriza que permita aterrizar determinados vuelos que ahora no pueden hacerlo. “Desde que Zapatero llegó al Gobierno, Fomento ha invertido en Castilla-La Mancha 3.352 millones de euros”, apuntó José Blanco.

La Comarca

19/05/2009

(Última actualización: 19/05/2009 14:00)

Imprimir

El ministro de Fomento, José Blanco, destacó hoy en Toledo tras su encuentro con el presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, el impulso que el Gobierno de España va a dar al sistema de infraestructuras de transporte en la Comunidad Autónoma que, afirmó, el próximo año será la primera en tener todas las capitales de provincia conectadas por Alta Velocidad.

“Esto es muy importante para las aspiraciones de Castilla-La Mancha, que va a estar vertebrada antes que nadie por el transporte del futuro”, afirmó Blanco, que también agradeció el clima de entendimiento existente con el Ejecutivo regional que, añadió, “va a resultar muy positivo para los ciudadanos de esta Región”.

En este sentido, Blanco afirmó que tras la reunión que mantuvo con el presidente Barreda se ha dado un nuevo impulso a los proyectos de infraestructuras de Castilla-La Mancha concretando calendarios y formas de cooperación para avanzar.

“Este nuevo impulso lo enmarcamos en el principio de inversión inteligente sobre el que tenemos que trabajar para conseguir el cambio de modelo de crecimiento de la economía española”, apuntó el ministro que, en referencia a las líneas de Alta Velocidad, recordó que el ferrocarril es una de las grandes apuestas del Ministerio de Fomento que en Castilla-La Mancha ha multiplicado por cuatro la inversión realizada en este medio de transporte.

Así, Blanco aseguró que el Gobierno central está impulsando la ejecución de los grandes ejes ferroviarios de Castilla-La Mancha: desde la línea de Alta Velocidad que une Madrid con Castilla-La Mancha y Valencia, así como la línea Madrid-Talavera-Extremadura-Lisboa y la línea de Alta Velocidad Madrid-Alcázar de San Juan-Jaén.

En este punto, Blanco insistió en que la Comunidad Autónoma ocupa un importante lugar dentro de las actuaciones que desarrolla el Ministerio de Fomento en lo que a Alta Velocidad se refiere y recordó algunas de las ventajas de este medio de transporte “más limpio, más seguro, más rápido y más puntual para distancias medias”.

Asimismo, el titular de la Cartera de Fomento repasó otras de las ventajas del ferrocarril, como la creación de puestos de trabajo que en el caso de la línea Madrid-Levante ha sido de más de 25.000 empleos al año desde 2004.

Precisamente y en relación a esta línea, Blanco aseguró al presidente Barreda que el Gobierno central va a cumplir con su compromiso para que el AVE llegue a Cuenca y a Albacete en el año 2010.

“En 2010 todas las capitales de Castilla-La Mancha tendrán una conexión de tren de Alta Velocidad”, afirmó el ministro, que aseguró que muy pocas regiones del mundo pueden contar con una dotación de infraestructuras de transporte como la que la Comunidad Autónoma está a punto de conseguir, al tiempo que reconoció que la línea que unirá Madrid con Valencia pasando por Castilla-La Mancha es una de las de mayor envergadura de este país tanto por su longitud como por el volumen de inversión prevista que asciende a 12.410 millones de euros.

El próximo viernes al Consejo de Ministros

Por ello y para dar un nuevo impulso a esta importante línea, el Ministerio de Fomento llevará al Consejo de Ministros del próximo 22 de mayo la licitación de las obras de dos nuevos tramos de Alta Velocidad a Levante con una inversión conjunta de más de 130 millones de euros: el nudo de la Encina y Almansa-La Encina.

Asimismo, tal y como comprometió Blanco ante Barreda, el próximo Consejo de Ministros contemplará las obras de la nueva estación de Alta Velocidad en Cuenca por valor de 19,8 millones de euros.

“Con este nuevo impulso, todos los tramos de la línea desde Madrid, pasando por Cuenca y Albacete hasta Valencia y Alicante van a estar en servicio o en obras”, matizó.

Respecto a la línea de Alta Velocidad entre Madrid y Extremadura, el ministro anunció que antes de que finalice el presente año se licitarán los proyectos constructivos de los tramos que discurren por Castilla-La Mancha entre Pantoja y Oropesa, “y vamos a comenzar ese trabajo por los que afectan a Talavera”, indicó.

Madrid-Alcázar de San Juan-Jaén

En cuanto a la línea Madrid-Alcázar de San Juan-Jaén, Blanco anunció que antes de que finalice el verano se procederá a la licitación de los proyectos constructivos de los tramos entre Mora y Alcázar de San Juan, de 70 kilómetros de longitud. En consecuencia y según apuntó el ministro, todos los tramos que discurren por Castilla-La Mancha entre Mora y Santa Cruz de Mudela, con un total de 161 kilómetros, se encontrarán en obras o en la fase de redacción de proyecto constructivo previo al inicio de las obras.

También dedicó un compromiso sobre el Plan de Cercanías de Madrid para anunciar al presidente Barreda la prolongación de la línea C5 hasta el municipio de Illescas, en Toledo, así como la reubicación de la estación de Seseña y la realización de unas importantes mejoras en la estación de Guadalajara.

En este punto, Blanco trasladó la total disposición del Gobierno de España para acelerar en la medida de lo posible la reforma de la estación de la capital guadalajareña porque “es un lugar estratégico” y porque hay proyectado, por parte del Gobierno castellano-manchego, un campus universitario “que será un elemento determinante para la provincia y la ciudad”, algo con lo que, añadió, el Gobierno de España quiere contribuir.

Posición geográfica en ventaja económica

Por su parte, el presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, agradeció la sensibilidad del Ministerio de Fomento hacia las necesidades de la Comunidad Autónoma y destacó la importancia de convertir la posición geográfica de la región en una ventaja económica que potencie su progreso y desarrollo.

“El Ministerio de Fomento es fundamental para lograrlo”, apuntó Barreda, que auguró resultados “espectaculares” en los próximos años en los que el 95 por ciento de los castellano-manchegos estarán a menos de 15 minutos de una vía rápida, y el 90 por ciento a menos de media hora de una estación de AVE.

Para el presidente, esto supone un gran salto cualitativo en el ámbito de las comunicaciones que, apuntó, va a alcanzar cotas con las que antes “no podíamos ni imaginar”.

Carreteras

En este orden de cosas, el ministro de Fomento, explicó las actuaciones que desde el Ministerio se están llevando a cabo en las carreteras de Castilla-La Mancha. En primer lugar se refirió a la A-43 que comunica Extremadura y Puertollano y se comprometió a agilizar a agilizar la información pública de estudio informativo para remitir el expediente de información al Ministerio de Medio Ambiente para la evaluación de impacto ambiental en verano de 2009. Además el deseo de Blanco es comenzar la licitación de los proyectos constructivos en 2010 para después proceder a la contratación de las obras.

Del mismo modo se refirió a la autopista que comunicará Ciudad Real y Córdoba, la AP-41, y explicó que se ha comprometido a agilizar la redacción del estudio previo entre Ciudad y Real Córdoba, un estudio que está redactando el ministerio de Fomento.

Asimismo el ministro y el presidente Barreda hablaron también de la autovía A-32, entre Linares y Albacete y la Autovía de la Alcarria, ambos proyectos están decididos, según José Blanco, con una excepción en la autovía de La Alcarria que, promovida por el Gobierno de Castilla-La Mancha se decidió pasar a gestión estatal por su interés general, y en estos momentos requiere ajustes de los proyectos constructivos para proceder con celeridad a la contratación de las obras.

“Desde que José Luis Rodríguez Zapatero llegó al Gobierno el Ministerio de Fomento ha invertido en Castilla-La Mancha 3.352 millones de euros, en cinco años. Son 1.000 millones de euros más que en los ocho años anteriores del Gobierno popular”, apuntó José Blanco al tiempo que destacaba que este volumen inversor ha permitido ejecutar grandes ejes de comunicación en Castilla-La Mancha, tanto en materia ferroviaria como de carreteras.

Toledo-Ciudad Real

Respecto a la autopista entre Toledo y Ciudad Real, el presidente Barreda recordó al ministro Blanco que el Gobierno autonómico ha planteado un itinerario que pasaba por parte de la Autovía de Los Viñedos para evitar las zonas “conflictivas” desde el punto de vista ambiental y que desde Los Viñedos bajara a Ciudad Real.

En esta cuestión, José Blanco destacó la importancia del proyecto al tiempo dijo que la prioridad está marcada en los proyectos más avanzados para que la obra pueda ser contratada. Así el ministro se comprometió a dar un impulso a los estudios informativos de esta infraestructura.

Del mismo modo se refirió a la A-40 entre Cuenca y Teruel y aseguró que el Gobierno está decidido a ejecutar la autovía el problema es que la Declaración de Impacto Ambiental de noviembre de 2008 fue desfavorable y se está buscando solución con un nuevo estudio informativo que de una alternativa a la DIA existente.

En alusión a los tramos en obra que afectan a los tramos de Cuenca y Toledo el presidente Barreda reconoció el retraso pero explicó que todos los tramos están en obras y con el compromiso del ministerio de agilizarlo.

“Estoy muy satisfecho con esta reunión ya que con la priorización de las obras ganamos todos y sobre todo los castellano-manchegos”, dijo el responsable de la Cartera de Fomento.

Aeropuerto Central y desarrollo

El ministro se refirió también al aeropuerto Central de Ciudad Real al advertir que el Gobierno de Castilla-La Mancha siempre toma decisiones para impulsar el crecimiento y desarrollo de esta tierra. “Decisiones que contrastan con otras que dan a entender que quieren lo contrario”, apostilló.

En este punto opinó que a juzgar por las peticiones que se reciben, “el aeropuerto tiene potencialidad para contribuir al progreso de Castilla-La Mancha y no comprendo cómo hay personas que en busca de rédito político sacrifican el progreso y desarrollo”.

A este respecto adelantó que se está trabajando en Fomento a petición de los responsables del aeropuerto para agilizar al máximo la Declaración Fronteriza que permita aterrizar determinados vuelos internacionales que ahora no pueden hacerlo.

El presidente manifestó que en Castilla-La Mancha “se ha perdido el miedo a volar” y que está comprometido con todos los proyectos que redunden en el interés general y beneficien al progreso como lo hace el Central.

Hizo alusión Barreda al apeadero de AVE con el que cuenta la infraestructura aeroportuaria y explicó que ya existe un convenio con ADIF para que se pueda entrar en el Central desde la estación de Atocha (Madrid).

“Tenemos que hacer del aeropuerto un verdadero centro de logística aprovechando que cuenta con AVE, ferrocarril convencional y autovía al lado”, añadió el presidente que, tras recordar que ya hay más de 20 empresas interesadas en esta infraestructura, está dispuesto a dar todo tipo de facilidades que la legislación y el sentido común permita.