Deportes

Vigésimo séptima jornada de Liga Regional Femenina de Fútbol

El Puertollano Femenino perdió (4-1) ante el Albacete

FF. ALBACETE: Ana Parreño, Alba, María Serrano, Raquel, María Roldán, Mª Belén, Ana I., María Cabañero, Ana Marcilla, Mª José y Yumay. También jugaron Victoria y Mª Isabel.

CFF. PUERTOLLANO: Yébenes, Ana, Sheila, Vanesa, Gema, Cristina, Esther, Gloria, Aroa, Vicky y Maribel.

ÁRBITRO: Alejandro Martínez Sánchez.Fue neutral, procurando en todo momento no inclinar la balanza hacia ninguno de los dos conjuntos. Amonestó a Gema y a Vanesa por la parte visitante.

CAMPO: José Copete. Poquitos seguidores, aunque incondicionales, para tratarse de un club que asciende matemáticamente de categoría (Esperemos que la próxima temporada consigan una mayor afición)

Gema Maria

19/05/2009

(Última actualización: 19/05/2009 14:00)

Imprimir

El equipo puertollanero nada más pudo hacer. Aunque viajó a tierras albaceteñas con la confianza puesta en el factor suerte, éste no les acompañó ni siquiera en los días previos al enfrentamiento. Posiblemente se trate del partido liguero más extraño de toda la temporada. El míster Fernando se vio en la tesitura de hacer mil y una cábalas para poder conseguir un once inicial. Con las bajas de Coral, Virginia, Amparo y Presu, las opciones que le quedaban le dejaban poco margen de maniobra. Supo cómo hacerlo y plantó un equipo en el campo que daría todo por obtener algo positivo de la calurosa sobremesa del sábado.

Con Yébenes bajo palos, Ana B. adoptaría una posición defensiva, demostrando que ésta no se vería degradada por su desánimo, ya que luchó todo lo que pudo en pro del conjunto. Maribel, que hasta ahora había disfrutado de escasos minutos, también se dejó la piel y estuvo durante los ochenta minutos al pie del cañón. Cristina se mantuvo delante de la defensa, mientras que Vicky y Gloria intentaron controlar el centro del campo. Como ariete salió la pequeña Aroa, que procuró enganchar alguna oportunidad aunque ésta finalmente no le llegó. En definitiva, un cuadro experimental y obligado del que únicamente se pudo obtener una conclusión: sea cual sea la posición que les toque defender, sean titulares indiscutibles o reservas, todas y cada una de las chavalas del Puertollano que pisaron el José Copete el pasado sábado, dieron una lección de coraje y compañerismo, tanto dentro como fuera del terreno de juego.

El partido comenzó con el correspondiente pasillo que las jugadoras visitantes les hicieron a las indiscutibles campeonas de liga. Equipo recién descendido, desde el comienzo de la temporada no tuvieron rival alguno capaz de arrebatarle los 3 puntos de cada jornada, y a falta de 3 partidos, difícil será que algún conjunto logre arrebatarles tal record. Merecido resulta pues su ascenso. Le deseamos que el curso que viene mantenga en la categoría Nacional el buen historial que ha ido acumulando en la Liga Regional.

En el min. 2 las albaceteñas ya abrieron el marcador. Pero las mineras no se amilanaron, aunque con más corazón que cabeza. En el min. 21 se vivió el momento más apasionante del partido, ya que Cristina consigue igualar el marcador con un soberbio lanzamiento directo desde el borde izquierdo del área que se estrella en la cara interna del travesaño y rebota dentro del césped considerado zona de gol. La emoción sólo duró 7 minutos, pues en el 28 vuelve a adelantarse el Albacete fruto de un extraño remate en un saque de esquina. Más abultada pudo ser la renta si no fuera por el trabajo en equipo y las apariciones de Yébenes.

El 2-1 dejaba en el descanso más ganas de fútbol y más ilusiones de equipo haciendo caso omiso a las estadísticas de los primeros cuarenta minutos.

En el min. 8 de la segunda mitad las cuchilleras subían el tercero al marcador con un colocado disparo desde la frontal del área que entraba rozando el travesaño, algo inalcanzable para la meta puertollanera. Pero, a pesar de los goles recibidos, la cancerbera industrial, realizó unas estiradas propias de los mejores, llegándose a lesionar el codo en una de ellas. Y aquí no acabó su aparición estelar, ya que en el min. 19 Vanesa provoca un penalti, y Yébenes de nuevo, adivinando su trayectoria, evita que el disparo desde los 11 metros se convirtiera en el cuarto de la tarde. Algo que sí sucedería en el min. 28, cuando las foráneas firmaron el último tanto del encuentro. Agallas en terreno visitante y tranquilidad y saber hacer en el local, fueron los protagonistas del resto del partido.

A falta de 3 jornadas, las mineras ocupan la 6• plaza, algo motivado también por el resto de resultados. A pesar de ello, las chicas no se darán por vencidas, y lucharán por conseguir los nueve puntos restantes y esperar algún baile de cifras que logre auparlas un poquito más. Que por ellas no sea.

El próximo sábado a las 18:30 h. se verán las caras con el filial de La Solana, quienes, a pesar de no jugarse nada, no van a viajar para regalar los puntos tan fácilmente.