Deportes

Según informa el club de fútbol en una nota de prensa

Manu Arias, jugador de la UD Puertollano, absuelto de una supuesta falta de lesiones a una recogepelotas

Los hechos acontecieron en un partido contra el Algeciras, temporada 2007-2008, y la sentencia del Juzgado de Instrucción nº 4 de Algeciras se ha dado a conocer con fecha del pasado 12 de mayo

La Comarca

19/05/2009

(Última actualización: 19/05/2009 14:00)

Imprimir

El gabinete de prensa de la Unión Deportiva Puertollano ha emitido un comunicado para informar de la sentencia absolutoria de su jugador Manu Arias que fue denunciado tras el partido contra el Algeciras, correspondiente a la jornada 35 de la temporada 2007-2008, por una supuesta falta de lesiones a una niña recogepelotas.

En esta sentencia se considera fundamento de hecho, después del visionado de la grabación del partido durante la vista, que “no se aprecia contacto físico entre la menor y el denunciado. Que en ningún momento llega a estar a menos de un metro de la menor”. Así como que “dicha grabación, goza de pleno valor probatorio, pues la propia menor, al visualizarla en el juicio, se reconoció y reconoció la jugada como la que se relata en la denuncia, manifestando además, que no hubo otra ocasión a lo largo de todo el partido, en el que ella y el jugador coincidieran”.

La nota de prensa finaliza con la advertencia de que el club no descarta emprender acciones judiciales por denuncia falsa como ya anunció en su momento.

Nota de prensa íntegra

El Juzgado de Instrucción nº 4 de Algeciras en sentencia de 12/05/2009, ha absuelto al jugador de la U.D. Puertollano, Manuel Arias Carrera "Manu Arias" de la supuesta falta de lesiones a una niña recogepelotas, por la que fue denunciado tras el partido contra el Algeciras, correspondiente a la jornada 35 de la temporada 2007-2008.

Denunciante: Francisco Reina Bañasco en representación de su hija menor Rebeca Reina Serrata.

Denunciado: Manuel Arias Carrera

Asesor Jurídico del club: Pedro Fernández Rodríguez

FUNDAMENTO DE HECHO:

A la vista de la grabación del partido, que se realizó detalladamente en la vista, se puede comprobar que no se aprecia contacto físico entre la menor y el denunciado. Que en ningún momento llega a estar a menos de un metro de la menor.

Dicha grabación, goza de pleno valor probatorio, pues la propia menor, al visualizarla en el juicio, se reconoció y reconoció la jugada como la que se relata en la denuncia, manifestando además, que no hubo otra ocasión a lo largo de todo el partido, en el que ella y el jugador coincidieran.

Con ello, se da la razón al club tal y como se argumento en la rueda de prensa de fecha de 30/04/2008.

Tras este Fallo, el club no descarta emprender acciones judiciales por denuncia falsa como en su momento anunció.