Región

Tal y como ha declarado Sánchez Pingarrón en las Cortes regionales

"La LOTAU tiene como única meta promover y ordenar en el territorio el crecimiento futuro de Castilla-La Mancha"

Los principales objetivos de esta reforma son agilizar la tramitación de los expedientes urbanísticos, dar mayor transparencia y seguridad jurídica en los procesos urbanísticos, incrementar las reservas de suelo para vivienda protegida, impulsar la adaptación a las disposiciones de la LOTAU de los planes municipales redactados con anterioridad a esta Ley y facilitar que los ayuntamientos puedan adaptar la tipología y el número de viviendas a las necesidades de los demandantes y al modelo de ciudad con mayor flexibilidad.

La Comarca

14/05/2009

(Última actualización: 15/05/2009 14:00)

Imprimir

El consejero de Ordenación del Territorio y Vivienda, Julián Sánchez Pingarrón, ha intervenido en el Pleno de las Cortes regionales, durante el debate y votación sobre el Proyecto de Ley de medidas urgentes en materia de vivienda y suelo por el que se modifica el Texto Refundido de la Ley de Ordenación del Territorio y la Actividad Urbanística, un proyecto de Ley que, ha asegurado el consejero, “tiene como única meta promover y ordenar en el territorio el crecimiento futuro de la Región”.

Este proyecto de Ley, ha explicado el consejero durante su intervención, “tiene objetivos claros y precisos que se quieren alcanzar en materia de política de suelo y de vivienda y que son importantes en este momento para el desarrollo de Castilla-La Mancha y de todos sus municipios”, porque sin duda, esta Ley “se ha hecho con una vocación clara de apoyar y facilitar la labor de los ayuntamientos de Castilla-La Mancha y de fomentar la producción de nuevas viviendas protegidas”.

En concreto, los principales objetivos de esta reforma son agilizar la tramitación de los expedientes urbanísticos, dar mayor transparencia y seguridad jurídica en los procesos urbanísticos, incrementar las reservas de suelo para vivienda protegida, impulsar la adaptación a las disposiciones de la LOTAU de los planes municipales redactados con anterioridad a esta Ley y facilitar que los ayuntamientos puedan adaptar la tipología y el número de viviendas a las necesidades de los demandantes y al modelo de ciudad con mayor flexibilidad.

Además, Sánchez Pingarrón ha querido recordar que se trata de un proyecto de Ley “que surge del diálogo y del acuerdo”, con los ayuntamientos, con todos los interlocutores y agentes que intervienen en las políticas del suelo y de la vivienda, diseñado para atender las necesidades del crecimiento de Castilla-La Mancha, “que facilita la transparencia y el control del urbanismo”, pensado para facilitar la actuación de los ayuntamientos en la gestión urbanística, dirigido a incrementar las reservas de suelo para vivienda protegida, y para que se desarrollen nuevos espacios para la instalación de empresas.

Un proyecto de Ley, ha finalizado el consejero, “que tiene por beneficiarios a los ayuntamientos de la región, a los empresarios, a los jóvenes, a los trabajadores del sector, a todos los demandantes de vivienda, a los profesionales, en resumen, a todos los interlocutores representados en el Pacto por la Vivienda”.