Región

El Gobierno regional firmó hoy un convenio para reforzar la liquidez a pymes y autónomos

El presidente del ICO afirma que Castilla-La Mancha es una comunidad pionera y muy sensible con la situación empresarial

El presidente Barreda volvió a destacar su confianza en los empresarios de la Región y en las posibilidades de Castilla-La Mancha porque “hablar de confianza siempre es bueno, pero hacerlo en momentos difíciles es conveniente porque es un intangible que no se puede pesar pero que afecta mucho al transcurso de los acontecimientos”, afirmó.

La Comarca

12/05/2009

(Última actualización: 12/05/2009 14:00)

Imprimir

El presidente del Instituto de Crédito Oficial (ICO), Aurelio Martínez Estévez, destacó hoy en Toledo la sensibilidad de Castilla-La Mancha con la situación de los empresarios de la Región después de que ambas instituciones firmaran un acuerdo por el que se pondrá en marcha una operación de apoyo a la Línea ICO-Liquidez 2009 para reforzar la liquidez de pymes y autónomos.

Martínez explicó que Castilla-La Mancha es la tercera comunidad autónoma que decide firmar este acuerdo que, en su opinión, tendrá su efecto “lógico” sobre la economía regional.

“Castilla-La Mancha es una Comunidad pionera y muy sensible al aceptar esta propuesta”, aseguró Aurelio Martínez, que estuvo con el presidente autonómico, José María Barreda, en el acto de la firma de este acuerdo por el que el Gobierno regional, a través del Instituto de Finanzas, asume la mitad del riesgo que pactaron las entidades financieras con el ICO dentro de la Línea ICO-Liquidez 2009.

En este sentido, Barreda insistió en que tanto Castilla-La Mancha como el Instituto de Crédito Oficial arriesgan porque “confiamos en las posibilidades de nuestros empresarios”, y expresó su conocimiento de que uno de los principales problemas que tienen las empresas es la falta de liquidez que, pese al planteamiento inicial del ICO a través de medidas como la Línea ICO-Liquidez 2009, “al final el dinero no acaba de llegar a las empresas”.

El presidente aprovechó la ocasión para lanzar un claro mensaje a las entidades financieras a las que advirtió que “ya no tienen justificación alguna para no prestar dinero a las empresas que quieren sacar adelante proyectos viables”.

Asimismo, Barreda se dirigió al sector empresarial, que estuvo representado en este acto por el presidente de CECAM, Jesús Bárcenas, y los presidentes de FEDETO, Ángel Nicolás, y de la CEOE-CEPYME de Ciudad Real, Arturo Mesa; de Cuenca, Abraham Carrión; y de Albacete, Artemio Pérez. A todos ellos les planteó la “interesante posibilidad” que queda abierta con la firma de este acuerdo y les recordó la importancia de su actividad para el desarrollo regional.

“La participación de los empresarios no es sólo necesaria, sino imprescindible, porque ellos generan empleo y riqueza”, aseveró Barreda, para quien medidas como la que hoy se puso en marcha “van directamente al grano” y facilitan la labor de las empresas que ahora más que nunca necesitan liquidez.

En este punto, el presidente advirtió que no será ésta la última vez que el Gobierno regional colabore con el Instituto de Crédito Oficial y resaltó la importancia de que haya colaboración institucional precisamente en momentos de crisis.

“Así es como nos gusta trabajar en Castilla-La Mancha, llegando a acuerdos y pactos que redunden en el conjunto de la sociedad”, aseveró el presidente, que recordó que esta medida se enmarca dentro del gran pacto por Castilla-La Mancha que ha lanzado a los distintos colectivos y partidos políticos de la Región “para superar juntos este momento de dificultad profunda”.

El jefe del Ejecutivo autonómico reiteró la necesidad de ofrecer “respuestas excepcionales en momentos de excepción” e insistió en que es precisamente ahora cuando hay que ser generosos y superar planteamientos partidistas en beneficio del interés general.

Finalmente, Barreda reiteró su confianza en las posibilidades de Castilla-La Mancha porque “hablar de confianza siempre es bueno, pero hacerlo en momentos difíciles es conveniente porque es un intangible que no se puede pesar pero que afecta mucho al transcurso de los acontecimientos”, afirmó.

El convenio

El objeto del convenio es definir los términos de colaboración entre el Instituto de Finanzas y el Instituto de Crédito Oficial para que aquellas pymes o autónomos que tengan que formalizar operaciones con las entidades de crédito acogidas a la Línea ICO Liquidez 2009 en Castilla-La Mancha, se puedan beneficiar de las garantías establecidas por el Instituto de Finanzas.

La finalidad de la Línea ICO-Liquidez 2009, que se puso en marcha a finales de 2008 por un importe global de 10.000 millones de euros cofinanciado al 50% entre el ICO y las entidades financieras, es dotar de liquidez a los autónomos y pequeñas y medianas empresas solventes y viables que se enfrentan a una situación transitoria de restricción de crédito.

Con esta medida lo que se pretendía era insuflar la liquidez necesaria que los mercados financieros no eran capaces de proveer.

Alentar a las entidades financieras

En la actualidad, se ha vuelto a plantear la necesidad de alentar a las entidades financieras para que realicen operaciones de financiación de circulante a las pymes, aliviándolas de parte del riesgo de impago al que están sometidas.

Para ello, se ha planteado desde el Gobierno de Castilla-La Mancha, junto con el ICO, asumir parte de este riesgo de las entidades, entendiendo además que esta intervención podría dotar a la financiación de un mecanismo multiplicador importante.

En consecuencia, por este acuerdo el Instituto de Finanzas asume la mitad del riesgo que pactaron las entidades financieras con el ICO, con una dotación económica máxima de 6 millones de euros.

Con esta dotación podrá atenderse, con el tope máximo de morosidad pactado (la morosidad máxima es del 5%), hasta 500 millones de euros de financiación a las empresas.

Normalización del funcionamiento de mercados de crédito

Este acuerdo, vigente hasta el 31 de diciembre de 2009, se enmarca en las actuaciones puestas en marcha para la normalización del funcionamiento de los mercados de crédito, objetivo fundamental para cualquier política económica orientada al mantenimiento de la actividad, el empleo y el bienestar.

Ya con anterioridad y ante los problemas de financiación de las empresas, el Gobierno de Castilla-La Mancha aprobó un decreto para financiar el circulante a las pymes, ayudas que se concretan en hasta 90.000 euros para cada empresa. Asimismo y para apoyar también al sector empresarial, se ha reforzado otra línea ya existente y que ha dado magníficos resultados, la línea Pyme-Finanzas. Se ha reforzado con 50 millones de euros y se caracteriza por facilitar liquidez al sistema financiero regional desde el Banco Europeo de Inversiones.