Las familias tienen dificultades para pagar los gastos de la primera comunión

La Comarca

12/05/2009

(Última actualización: 12/05/2009 14:00)

Imprimir

Los costes de organización oscilarán entre los 1.700 y 2.500 euros.

La celebración de la primera comunión exige a las familias controlar su presupuesto y evitar excesos en la organización. Las dificultades económicas, que padecen algunas unidades familiares como consecuencia de la crisis, ha motivado un mayor control de los gastos que conlleva la celebración de este evento social. Este año se reducirán el número de invitados, se optará por trajes prestados por familiares y se buscarán menús económicos que permitan amortiguar el impacto económico.

Del estudio elaborado por la Unión de Consumidores de Castilla-La Mancha-UCE se desprende que los preparativos en la organización de la comunión suponen en nuestra región gastos que oscilan entre los 1.700 y los 2.500 euros. El vestuario, junto con el banquete, los recordatorios, los regalos y fotografías son los aspectos que mayor coste generan.

El primer gasto al que tendremos que hacer frente este año es el correspondiente al vestuario y accesorios del comulgante. En el caso de una niña, si se elige un vestido de organdí los precios oscilan entre los 160 y los 400 euros. Además, el traje de la niña necesitará una serie de complementos como una diadema y adornos para el pelo que pueden salir por 20 o 40 euros. También podrá llevar un bolso cuyo precio varia entre los 25 y 34 euros, y unos zapatos para los que se desembolsarán unos 30 euros de media. Los gastos de peluquería en la niña es otra partida a tener en cuenta, un peinado normal suele costas 7 euros, pero si se opta por un recogido puede aumentar hasta los 20 euros.

La ropa de niño es más económica. Si se elige un traje de almirante se pagará como máximo 230 euros, si se escoge uno de marinero el ahorro es mayor y oscila entre los 90 y 150 euros. Otra opción es elegir un traje de chaqueta que puede salir por una media de 125 euros, pero además debe incluir una corbata, camisa y cordón, con un coste medio adicional de 50 euros. En este sentido, para ahorrar algunos euros en la adquisición del traje se recomienda siempre comparar precios y establecimientos.

Los comulgantes tienen una serie de complementos y accesorios comunes que incrementan los gastos. Hay que señalar que los guantes blancos tiene un precio que oscilan entre los 6 euros los más económicos y 20, si son de gran calidad. También se pueden incluir medallas o cruces de oro cuyos precios pueden salir por una media de 125 euros. Analizando datos podemos concluir que vestir al niño o niña y dotarlo de complementos necesarios puede suponer un desembolso aproximado de 450 euros.

El mayor gasto que genera la celebración de la comunión es el banquete. Este año la comunión pierde el carácter de gran celebración, similar a una boda, que en otros momentos se hacía, para convertirse en un encuentro más familiar e íntimo La mejor forma de ahorrar dinero en éste apartado es buscar una opción adecuada al presupuesto previo que la familia debe realizar para controlar su nivel de gasto. Esto exigirá ser muy selectivo en el número de invitados, que este año sufre una importante reducción motivada por la crisis, ciñéndose exclusivamente a familiares y amigos íntimos. Los cubiertos suelen costar una media de 40 euros, lo que implica que para una invitación de 35 personas, el precio medio del banquete costará unos 1.400 euros. Esta cantidad se incrementará en función del tipo de restaurante que elijamos y el número de personas que asistan, pudiendo fácilmente alcanzar los 2.000 euros, por eso siempre es conveniente preguntar si existe un menú especial para niños cuyo precio es más reducido pues en muchos casos los establecimientos de hostelería ofrecen estas opciones. Hay que tener en cuenta que el precio del banquete y el número de invitados es la variable que más condiciona el coste final de la comunión.

Respecto a los gastos complementarios como reportajes fotográficos hay diversas opciones. Muchas familias han decidido hacer ellas mismas el reportaje, con la finalidad de reducir gastos, utilizando para ello sus cámaras personales. No obstante, si no se tiene cámara digital hay que recordar que su adquisición tiene un coste que varía entre los 129 y los 300 euros, en función de la sofisticación tecnológica que tenga el artículo elegido. Si finalmente la familia decide contratar un reportaje profesional en video para la ceremonia y el banqueta hay que saber que el precio puede superar los 250 euros. En relación con los recordatorios los modelos son muy variados y los estudios fotográficos suelen realizar diferentes ofertas, por lo que es conveniente preguntar en varios establecimientos y comparar precios. Lo más habitual es adquirir veinticinco recordatorios por un precio medio de 70 euros.

Del análisis de los datos aportados se estima que este año en Castilla-La Mancha el gasto medio en la celebración de la primera comunión oscila en 2.100 euros. No obstante, frente a estas cifras se debe señalar que habrá familias con dificultades económicas cuyo coste sea algo menor, y otras que puedan superar esta cifra en función de las variables analizadas. Hay que destacar que un exceso en el gasto de organización en la celebración de la comunión no será amortizado por los regalos que recibe el niño, pues realmente la comunión no es una boda. En la actualidad los regalos suelen ser productos tecnológicos de precios elevados como MP3 o MP4, teléfonos móviles de última generación, consolas portátiles o videoconsolas, entre otros. Por ello, para afrontar estas situaciones UCE aconseja:

-Ajustar los gastos al presupuesto doméstico, calculando las posibilidades económicas de la unidad familiar.

-No dejarse influir por los reclamos publicitarios ni por los excesos consumistas que rodean cada vez más a esta celebración.

-Comparar las diferentes ofertas de trajes y complementos para optar por aquellas que más se adapten a sus circunstancias socioeconómicas, buscando la mejor relación calidad/precio.

-Elaborar una lista de prioridades, pues un gasto excesivo y desproporcionado puede desequilibrar su economía.

-Guardar siempre facturas de todos los gastos realizados, necesarias para poder plantear una reclamación.

-Evitar recurrir a las empresas de créditos rápidos para organizar la comunión, pues aunque parezca una solución rápida y momentánea, en el fondo supone un agravamiento de la situación de endeudamiento puesto que se cobran intereses por encima del 20% TAE.

-Reservar el banquete con antelación, y siempre pedir un presupuesto previo por escrito, indicando precio por persona y el menú detallado. La previsión en la organización es fundamental para conseguir obtener un precio más económico en los costes finales.