Región

El vicepresidente y ministro de Política Territorial destacó su doble objetivo: crear empleo, ofreciendo una alternativa a quienes han perdido la prestación

Manuel Chaves considera acertado el Plan de Choque contra el Desempleo propuesto por Barreda

El presidente Barreda ha detallado que, en el acuerdo alcanzado ayer con sindicatos y empresarios, se ha decidido incrementar la partida inicial prevista hasta los 50 millones de euros y abrir a las empresas la posibilidad de contratar a estos trabajadores con las mismas ayudas que ayuntamientos, diputaciones y organismos del Gobierno autonómico.

La Comarca

07/05/2009

(Última actualización: 07/05/2009 12:00)

Imprimir

El vicepresidente tercero y ministro de Política Territorial, Manuel Chaves, aseguró hoy en Toledo que el Plan de Choque contra el Desempleo propuesto por el presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, “es una buena medida porque cubre dos objetivos: uno crear empleo y dos, cubrir una situación de necesidad de un trabajador que se encuentra sin prestaciones”.

Chaves hacía estas declaraciones tras el encuentro mantenido en la sede de la Presidencia regional con José María Barreda, quien le ha informado del acuerdo definitivo alcanzado ayer con empresarios y sindicatos de la región para su inmediata puesta en marcha.

En este sentido, el vicepresidente tercero y ministro de Política Territorial aseguró que los planteamientos del Plan “son válidos y yo creo que, si tratamos de ponernos de acuerdo todas las Comunidades Autónomas en buscar medidas de esta naturaleza, es un plan a tener en cuenta, a valorar, porque puede ser perfectamente válido”.

El presidente Barreda detalló que el acuerdo contempla aumentar la partida inicialmente prevista de 30 a 50 millones de euros para que las personas que se van a acoger al Plan puedan acceder a una oportunidad directa de empleo durante 6 meses (180 días), que les permitirá, además de trabajar y tener un salario por ello, volver a contar con un nuevo período de prestación por desempleo, en caso de no encontrar un empleo durante este tiempo.

Estos trabajadores cobrarán el salario mínimo interprofesional (624 euros), realizando el 70 por ciento de la jornada de trabajo. El 30 por ciento restante estará dirigido a la realización de acciones de orientación, recualificación o formación a través del Servicio Público de Empleo de Castilla-La Mancha.

Los trabajadores serán contratados a través de ayuntamientos, diputaciones, organismos de la Junta de Comunidades y, en determinados supuestos, las propias empresas en las mismas condiciones que las instituciones públicas.

Barreda insistió en que el procedimiento para su contratación será muy ágil, que se ha preferido optar por un Plan de Empleo que por una prolongación de un subsidio para facilitar su incorporación al mercado de trabajo, y que su entrada en vigor será inmediata al estar de acuerdo las instituciones implicadas, así como los agentes sociales.