Región

La crisis está condicionando el comportamiento de los consumidores y de las entidades financieras

UCE aconseja revisar las condiciones de la hipoteca ante la bajada de los tipos de interés

La Comarca

03/03/2009

(Última actualización: 03/03/2009 13:00)

Imprimir

El Euribor, índice de referencia de las hipotecas, está teniendo importantes bajadas en los últimos meses lo que supone un alivio para muchos ciudadanos, especialmente a aquellos que tienen que revisar su cuota en los próximos meses. Hay que señalar que la crisis está condicionando el comportamiento de los consumidores y de las entidades financieras. Se han incrementado los índices de morosidad y esto ha motivado que los bancos y cajas de ahorro hayan endurecido las condiciones de concesión de préstamos y créditos. Frente a esta situación, la Unión de Consumidores de Castilla-La Mancha-UCE recomienda estudiar la situaciones financieras particulares, eligiendo las condiciones hipotecarias más ventajosas.

Durante los meses de septiembre y octubre el Euribor superó el 5%, en la actualidad hemos cerrado febrero con un índice mensual en torno al 2,135 %. Este descenso repercutirán a la baja en las cuotas que abonan las familias; en concreto, una hipoteca media de 150.000 euros a un plazo de amortización de 25 años, la cuota mensual puede pasar de unos 820 euros al mes a 643, lo que implica un ahorro de unos 177 euros mensuales y de 2.124 euros al año.

El usuario de servicios financieros debe saber que existen varias fórmulas para cambiar las condiciones de un préstamo con la entidad que lo concedió. Esto se conoce como novación y exige el acuerdo entre el banco y el cliente, por tanto no se puede formular de manera unilateral. Se trata de renegociar el crédito hipotecario con la entidad que lo concedió, con la finalidad de reducir el tipo de interés cuando éste resulte muy elevado en relación con el interés que se aplica a los créditos concedidos en la actualidad.

Otro mecanismo de cambio es la subrogación, que consiste en negociar condiciones hipotecarías más ventajosas con otra entidad financiera, y es una buena solución cuando el banco o caja de ahorros con los que tenemos contratada la hipoteca se niega a mejorar las condiciones. La primera entidad cobra anticipadamente lo que se le debe y desaparece de la relación crediticia, por otro lado la entidad subrogante se beneficiará de las garantías hipotecarías del crédito anterior y se erige en el nuevo acreededor prestatario bajo las nuevas y más beneficiosas condiciones crediticias estipuladas.

La competitividad de las entidades financieras, por acaparar el mayor número de clientes y aumentar sus cuotas de beneficios, ha desarrollado lo que se conoce como el derecho de enervación. Esta medida consiste en conceder a una entidad de crédito con la que se tiene subscrito un préstamo un plazo de 15 días naturales para manifestar su voluntad de modificar las condiciones hipotecarias en el sentido de igualar o mejorar la oferta formulada por la entidad que pretendía subrogarse. De esta forma la novación se antepone a la subrogación, que no es sino un detonante para mejorar las condiciones de crédito. Además, estas medidas sirven para aliviar la economía familiar. También hay que tener en cuenta que la subrogación y novación están exentas en la modalidad gradual del impuesto de actos jurídicos documentados, y desde el punto de vista notarial, los aranceles notariales aplicables serán los propios de los documentos sin cuantías.

Hay que señalar que la combinación entre el tipo de interés y el plazo del pago debe acoplarse a las posibilidades reales de la persona que solicita un préstamo. Alargar el plazo en exceso supone pagar intereses durante mas años, pero estrecharlo demasiado puede conllevar una carga demasiado pesada.