Región

El presidente autonómico visitó el stand institucional en FITUR, que concentra en sus 2.820 metros cuadrados la oferta turística de Castilla-La Mancha

Barreda: "Castilla-La Mancha es una tierra que aún tiene más futuro que pasado y con mucho que ofrecer"

Tras la presentación de la Ruta Turística Escenarios de Película ‘Amanece que no es poco’, el presidente Barreda recorrió las instalaciones del stand institucional de la Comunidad Autónoma en FITUR, acompañado por el cineasta albaceteño José Luis Cuerda; el presidente de las Cortes regionales, Francisco Pardo; la consejera de Cultura, Turismo y Artesanía, María Soledad Herrero; el embajador de Japón en España, Motohide Yoshikawa; los alcaldes de la Comarca albaceteña de la Sierra del Segura; y la alcaldesa de Albacete, Carmen Oliver.

La Comarca

29/01/2009

(Última actualización: 30/01/2009 13:00)

Imprimir

El presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, argumentó, en el marco de la presentación de la Ruta Escenarios de Película ‘Amanece que no es poco’, que acogió en la tarde de ayer el stand institucional de la Región en FITUR, que Castilla-La Mancha es una tierra que, a pesar de tener un valioso pasado, aún tiene más futuro que pasado y que posee una riqueza paisajística, gastronómica y cultural de gran valor.

Algo que se puede comprobar en el pabellón regional instalado en la vigésimo novena edición de FITUR, que en sus 2.820 metros cuadrados de superficie concentra la oferta turística de la Comunidad Autónoma.

La innovación, las nuevas tecnologías y el diseño son las tres claves que definen el stand de Castilla-La Mancha, donde el turismo se concibe como un aspecto importante para el progreso y desarrollo de la Región, basado siempre en la calidad y la sostenibilidad.

Tras la presentación de la Ruta Turística Escenarios de Película ‘Amanece que no es poco’, el presidente Barreda recorrió las instalaciones del stand institucional, acompañado por el cineasta albaceteño José Luis Cuerda; el presidente de las Cortes regionales, Francisco Pardo; la consejera de Cultura, Turismo y Artesanía, María Soledad Herrero; el embajador de Japón en España, Motohide Yoshikawa; los alcaldes de la Comarca Albaceteña de la Sierra del Segura; y la alcaldesa de Albacete, Carmen Oliver.

Precisamente, la visita del presidente Barreda comenzó en el stand de Albacete, donde el presidente de la Asociación de Empresarios de Cuchillería y Afines, Juan Andrés Barbero, le hizo entrega de una navaja, un obsequio que José María Barreda recibió observando la tradición de entregar una moneda a cambio de la pieza artesana.

III Centenario de la Feria de Albacete

En este stand, José María Barreda y Carmen Oliver se fotografiaron con ‘Albit’, la mascota que representa la conmemoración del III Centenario de la Feria de Albacete, con objeto de difundir y promocionar el distintivo de esta celebración, que cumplirá 300 años en 2010 y que el pasado año fue declarada de Interés Turístico Internacional.

Asimismo, se recreó una de las escenas emblemáticas de la película que filmó hace 20 años José Luis Cuerda, ‘Amanece que no es poco’. En concreto, aquella en que la actriz Pastora Vega regaba al hombre que tenía plantado en su huerto y que interpretaba Fernando Valverde, y que forma parte del imaginario del cine español.

A continuación, el presidente castellano-manchego visitó el pabellón de Toledo, donde pudo comprobar como varios artesanos alfareros trabajaban la cerámica, para proseguir con el de Ciudad Real, donde tras intercambiar impresiones con las personas que trabajan en este stand, se interesó por conocer las publicaciones con las que se oferta el turismo de esta provincia.

El siguiente pabellón que vistió la comitiva fue el de Cuenca, donde varias artesanas trabajaban el centenario arte del encaje de bolillos y en el que el presidente autonómico mostró su agrado por la belleza estética del cartel con el que esta provincia promocionará su Semana Santa de 2009, celebración que está distinguida como de Interés Turístico Internacional.

Por último, el presidente regional visitó los stands de Guadalajara y los dos que se han ubicado para potenciar la oferta turística de las dos ciudades Patrimonio de la Humanidad de la Región, Toledo y Cuenca.

Al término del recorrido, el presidente Barreda expresó su satisfacción por la calidad e idoneidad de las imágenes, de dimensiones gigantes, escogidas como señas de identidad de cada uno de los cinco pabellones provinciales: Una instantánea de Alcalá del Júcar, para el de Albacete; una fotografía de Santa María Melque, en el caso de Toledo; Cabañeros, para ilustrar el stand de Ciudad Real; otra de Cuenca capital; y, por último, una imagen de Albentiego, para identificar a la provincia de Guadalajara y la belleza de su ‘Ruta del Románico’.

Por último, José María Barreda se retrató con la treintena de integrantes del Instituto de Promoción Turística de Castilla-La Mancha que hasta el próximo 1 de febrero trabajarán en FITUR para difundir la oferta turística de la Comunidad Autónoma en este evento, que acoge el Recinto Ferial del IFEMA de Madrid, un gesto que los trabajadores agradecieron con un clamoroso aplauso.