En un acto celebrado esta mañana en Ciudad Real

CAJA RURAL DE CIUDAD REAL ENTREGA LA ESPIGA DE ORO A TRES EMPRESARIOS DE LA PROVINCIA

Moisés Argudo (Frimancha), Aurelio Espinosa (Electrozemper) y Fernando Arroyo (Proener), han recibido la Espiga de Oro 2008 de Caja Rural de Ciudad Real

La Comarca

16/12/2008

(Última actualización: 17/12/2008 12:00)

Imprimir

Los empresarios de la provincia, Moisés Argudo (Frimancha), Aurelio Espinosa (Electrozemper) y Fernando Arroyo (Proener), han recibido la Espiga de Oro 2008 de Caja Rural de Ciudad Real de manos del presidente de la entidad, Luis Díaz Zarco, en un acto que ha reunido a cerca de 400 empresarios e instituciones.

La Espiga de Oro es la máxima distinción que otorga Caja Rural de Ciudad Real, en reconocimiento a la labor de aquellas personas que contribuyen de un modo significativo al desarrollo de la región y, por lo tanto, el proceso de elección nunca es sencillo, agregó Díaz Zarco.

Esta distinción ya fue otorgada con anterioridad a José Bono y José Mª Barreda, como presidentes de la Comunidad de Castilla-La Mancha por su contribución al desarrollo socioeconómico de la región. A Nemesio de Lara, por el apoyo a la comercialización FENAVIN y España Original y a Ernesto Martínez Ataz por el acercamiento que de modo constante ha buscado durante todo su mandato entre la universidad y el mundo empresarial y la proyección de la UCLM en el mundo.

Este año, añadió el presidente de la entidad, “hemos seleccionado a tres personas que para el Consejo Rector de Caja Rural y para mí representan al sector empresarial de Ciudad Real. También hemos querido reconocer en estos tres hombres de empresa a todos ustedes, que al igual que nuestros premiados, viven con ilusión y esfuerzo sus proyectos empresariales en unos momentos de especial dificultad por la crisis económica que atraviesa nuestro país. Hoy más que nunca hay que animar y apoyar con acciones concretas al empresario, pues representa uno de los principales ejes de creación de valor y estabilidad de la sociedad en la que vivimos”.

Los tres premiados con su trayectoria profesional y su proyección a nivel nacional e internacional, simbolizan unos valores y un modelo de superación constante que han conseguido situar el nombre de Ciudad Real en el mundo, y por ello, son merecedores de dicho reconocimiento.

Luis Díaz Zarco ha resaltado que “la diversidad de los sectores empresariales que representan pone de manifiesto que la clave del éxito consiste esencialmente en hacer las cosas mejor que los demás, encontrar el valor distintivo de la empresa, trabajar duro, apoyarse en la formación personal y la investigación profesional para desarrollar el trabajo diario, y, sobre todo, en poner la ilusión y la vida en lo que se hace”.

A continuación el máximo mandatario de la Caja pasó a describir a cada uno de los premiados y sus empresas destacando la importante labor que han llevado a cabo por el desarrollo de esta provincia y región.

Díaz Zarco, por otra parte, ha señalado que “queremos poner en valor el esfuerzo y el entusiasmo como una forma de vida. Nuevas situaciones requieren nuevas soluciones y en los momentos de crisis, la única forma de superar la adversidad es trabajar más, mejor y hacerlo todos juntos. Tenemos un gran futuro en nuestra provincia y en nuestra región que hemos de conquistar entre todos”.

En este sentido ha dicho que “el mensaje más importante que hoy quiero transmitiros es que en este camino que tenemos por delante para superar la coyuntura económica que atravesamos, ninguno de los empresarios de nuestra provincia debe sentirse sólo. Los momentos de crisis también son momentos de grandes oportunidades, y estoy seguro que de esta situación saldremos fortalecidos en la medida en que seamos capaces de apoyarnos unos en otros y caminar juntos”.

Por último, puso a disposición de los empresarios “una Caja Rural sólida con liquidez para apoyaros en vuestros proyectos, con un equipo de profesionales altamente capacitados y que saben que su principal misión es asesoraros y caminar a vuestro lado. Son conscientes de que al apoyaros conseguís además del legítimo beneficio empresarial, el desarrollo y la prosperidad de nuestra región. Sé que juntos superaremos esta etapa de incertidumbre no es la primera ni la última que viviremos”.

Así finalizó destacando que “probablemente tendremos que buscar nuevas soluciones. En esta vida hace mucho más el que quiere que el que puede. Caja Rural quiere y puede. Queridos empresarios y amigos, queremos que sepáis que seguiremos empujando con vosotros, sople el viento a favor o en contra. Somos la Banca de aquí, ¡la única de aquí! La Caja cercana a vuestros proyectos, a vuestras inquietudes… inquietudes que queremos compartir y solucionar con vosotros en la medida que sean viables”.

A continuación cada uno de los premiados agradeció el galardón recibido y resaltaron la cercanía y profesionalidad que siempre han tenido por parte de Caja Rural de Ciudad Real.

Cerró el acto, el director general, Miguel Angel Calama, quien expuso la situación económica actual tanto a nivel mundial como nacional además de dar a conocer la solvencia y las buenas cifras que ofrece Caja Rural de Ciudad Real frente a otras entidades en diferentes parámetros.

También habló sobre el origen y consecuencias de esta crisis pero manifestó que Caja Rural sigue trabajando como lo ha hecho hasta ahora y que siempre estarán junto al empresario que tenga un proyecto que suponga desarrollo socioeconómico para la provincia.