MEDIO CENTENAR DE ESCOLARES ALMODOVAREÑOS DE EDUCACIÓN PRIMARIA HA DISFRUTADO DEL ARTE JAPONÉS DE CONTAR HISTORIAS

La Comarca

17/10/2008

(Última actualización: 18/10/2008 12:00)

Imprimir

Alrededor de 50 niños almodovareños han participado esta mañana en una sesión de cuentacuentos que, bajo el lema ‘Cuentos a la manera japonesa’, les ha permitido conocer las peripecias de un joven llamado Taro a través del ‘kamishibai’, el arte japonés de contar historias.

Este viaje fantástico por la vida de Taro, dirigido a alumnos y alumnas de primero de Primaria, ha corrido a cargo de Alex Torregrosa, un joven ‘clown’ y ‘gaito kamishibaiya’ apelativo bajo el que se conoce a los amantes del arte del ‘kamishibai’. La experiencia ha tenido lugar esta mañana en el Centro Cultural Casa de la Marquesa gracias a una colaboración con los centros educativos de Primaria de Almodóvar del Campo.

‘Las edades de Taro’ han sido narradas para deleite los oídos de los pequeños almodovareños del mismo modo en que se contaban historias en los templos budistas de Japón en el siglo XII.

Alex Torregrosa, miembro del grupo ‘Paraguasteatro’ así como de IKAJA ‘The International Kamishibai Association of Japan’, adoptó la personalidad de Taro, un joven que tras vivir algún tiempo con su maestro emprende un viaje que le llevará por muy diversos e interesantes lugares.

De este modo, Taro relató con cuentos el acontecer de su propia vida mostrando a sus ávidos oyentes cómo de cada lugar obtiene una enseñanza que poco a poco van conformando su mejor legado.

Los pequeños espectadores disfrutaron con tres historias de las aventuras de este peculiar joven que tiene que enfrentarse a espíritus malvados del bosque y otros grandes contratiempos que logra superar gracias a las enseñanzas de su maestro.

Los niños avanzaron poco a poco en el conocimiento de este personaje, al que pudieron aproximarse un poco más a través de ilustraciones, unas láminas tintadas con grandes dibujos que fueron pasando por el pequeño escenario de madera, un kamishibai ambientado con los sonidos orientales de la época y con buenos efectos especiales.

‘El gato sol’, una historia sobre la igualdad que se viene contando en Asia desde hace generaciones, y ‘El soldadito de plomo’ fueron otras de las historias mágicas contadas mediante la fabulosa técnica del ‘kamishibai’.