En el Congreso de los Diputados

JOSÉ MARÍA BARREDA: “SOMOS ESPAÑOLES A FUER DE SER CASTELLANO-MANCHEGOS”

Destacó las garantías previstas en el nuevo Estatuto de Autonomía para hacer efectivo el mandato constitucional de igualdad entre todos los españoles, la aceleración de la convergencia de la región con otras autonomías y la prevalencia del principio de suficiencia para garantizar el ejercicio de las competencias transferidas.

La Comarca

14/10/2008

(Última actualización: 14/10/2008 12:00)

Imprimir

El presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, proclamó que si tenemos Estatuto es porque tenemos una Constitución que abrió el camino a una nueva forma de organización política del Estado, llamado precisamente de las Autonomías. “Somos la parte de un todo, pero yo tengo que defender la parte que me corresponde. Y lo hago con pasión, pero con lealtad a la Constitución. Y trato de hacerlo siempre de forma razonable y razonada”, dijo, y agregó que “puedo decir con comodidad que soy español a fuer de ser castellano-manchego”

José María Barreda, durante el debate para la toma en consideración del nuevo Estatuto de Autonomía de Castilla-La Mancha, evocó el cambio experimentado por la región desde que hace 28 años se aprobó el primer Estatuto y subrayó que se ha avanzado mucho, precisamente por haber hecho un buen uso de la autonomía que nos ha hecho estar ahora en España con más derechos, más recursos y más posibilidades.

Así, explicó que la región ha sabido aprovechar la trilogía de democracia en España, autonomía en Castilla-La Mancha e integración en Europa, utilizándola como acelerador histórico para ganar tiempo al tiempo, sin perder un minuto en cuestiones esencialistas ni en la búsqueda de identidades diferenciadas.

El presidente de Castilla-La Mancha aseguró que nunca excitará desde su región sentimientos contra ninguna otra comunidad autónoma ni ofenderá a ninguna nacionalidad, pero subrayó que tampoco está dispuesto a apoyar sus reivindicaciones en el agravio ni en la envidia de los vecinos.

En cuanto al apartado de financiación que recoge el texto del nuevo Estatuto, José María Barreda destacó las garantías previstas para hacer efectivo el mandato constitucional de igualdad entre todos los españoles y significó la Disposición que señala que la inversión anual del Estado en infraestructuras debe ser, al menos, equivalente al porcentaje medio que resulte de considerar la población, la participación relativa del producto interior bruto y el porcentaje de la extensión territorial de la Comunidad en relación al Estado.

Del mismo modo para acelerar la convergencia, recordó otra Disposición establece que el Estado invierta adicionalmente el uno por ciento del PIB regional y apeló a la prevalencia del principio de suficiencia para garantizar los recursos que permitan el correcto ejercicio de todas las competencias transferidas.